Huelga en las cocinas del HUC por la falta de limpieza y sobrecarga laboral

Los trabajadores retomarán los paros de actividad el 17 y 27 de octubre

Tras varias reuniones, el comité no encuentra una respuesta satisfactoria por parte de Sanidad 

Falta de espacio en cocina y los carros que hace un año que no reciben la limpieza exhaustiva dos veces al día con agua jabonosa y donde son desplazadas a las unidades las bandejas de comida de los pacientes.

Falta de espacio en cocina y los carros que hace un año que no reciben la limpieza exhaustiva dos veces al día con agua jabonosa y donde son desplazadas a las unidades las bandejas de comida de los pacientes. / El Día

El personal de la cocina del Hospital Universitario de Canarias (HUC) está en pie de guerra. Las cocineras del centro han dicho basta a unas condiciones laborales que consideran abusivas y se han plantado ante lo que consideran una "dejación" de funciones de la Administración ya que, a su juicio, no están manteniendo las instalaciones en las condiciones óptimas para proporcionar el servicio. Tras reunirse con la Administración y al no obtener una respuesta satisfactoria, el personal ha decidido mantener su convocatoria de huelga para los días 17 y 27 de octubre. Una reivindicación que acompañarán con diversas concentraciones en el centro hospitalario. 

En un servicio que cada mes prepara más de 100.000 servicios de comida para cubrir a las necesidades básicas de los pacientes, la pulcritud y las condiciones de conservación brillan por su ausencia. Tal y como denuncia Intersincal Canaria, la falta de espacio y la escasez personal ha obligado a desistir de la limpieza, mientras que las obsoletas infraestructuras impiden conservar de forma adecuada los alimentos.

Así, los cuartos donde se almacenan los alimentos no se encuentran a la temperatura adecuada y, como "no hay personal ni espacio suficiente", los carros de dispensación–los que portan las bandejas con comida de los pacientes– llevan ya "un año sin limpiarse de manera exhaustiva". El mayor temor de los trabajadores es que esta situación pueda pasar factura a los pacientes. "Hay un importante riesgo de contaminación en los boles térmicos donde sirven platos de cuchara", explican desde Intersindical Canaria, que resalta debido a su deterioro acumulan más suciedad y bacterias en sus sucesivos usos. 

Esta situación se une a la escasez de medios humanos con los que cuenta el servicio. Según los cálculos del sindicato, el HUC cuenta con unos 90 trabajadores, 18 menos que el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria, que tiene un peso poblacional similar. Los trabajadores se dividen en turnos de mañana, tarde y noche, pero en los últimos meses la plantilla ha sido mucho menor de lo que se espera. "Las bajas, las vacaciones y los permisos han generado un déficit que en julio se habría manifestado en hasta 1.277 turnos sin cubrir", explican desde el sindicato.

Estado del menaje y, en concreto, los boles en los que se sirven caldos, purés y potajes.

Estado del menaje y, en concreto, los boles en los que se sirven caldos, purés y potajes. / El Día

Intersindical Canaria considera que el déficit tiene su origen en la falta de inversión que el servicio ha mantenido durante los últimos años. "Carecemos de temas tan básicos como son la uniformidad y el calzado adecuados", resaltan.

El conflicto, que comenzó en el mes de agosto, llevó a los trabajadores a comenzar una serie de protestas. Entre el 22 y el 29 de septiembre los afectados llevaron a cabo las que serían las dos primeras jornadas de huelga. "A pesar de los servicios mínimos abusivos impuestos, se produjeron importantes retrasos en la dispensación de las comidas a los pacientes", explica el sindicato, que resalta que esto sucedió porque "los trabajadores cumplieron estrictamente la jornada laboral legalmente establecida". Es decir, evitaron trabajar más de la cuenta.

El Comité de Huelga se reunió con la Administración el pasado 13 de septiembre y desde entonces no se ha acometido ninguna mejora. "El gobierno de Canarias y la Consejería de Sanidad, conocedores de esta situación sostenida en el tiempo, miran para otro lado", concretan los portavoces del sindicato. La actitud de la Administración, a ojos de los convocantes "denota la falta de preocupación por los pacientes, usuarios y trabajadores de este hospital de tercer nivel de la sanidad pública canaria que presta servicios asistenciales a toda la población del área norte de Tenerife y la isla de La Palma".

Intersindical Canaria relaciona esta dejación de funciones con el servicio público con el "hecho de poner al frente de la gestión de los centros sanitarios a personas no profesionalizadas ni versadas en la materia". El sindicato hace así alusión al actual gerente del HUC, Adasat Goya, pues carece de experiencia previa en el sector sanitario. En concreto Goya es licenciado en Economía por la Universidad de La Laguna y durante su trayectoria profesional ha desarrollado tareas como consejero delgado de Servicios Municipales en la empresa El Sauzal desde 2007. En el ámbito político, entre 2007 y 2023 ha ejercido como concejal de Economía y Hacienda, Policía, Protección Civil, Transportes y Empresa Municipal en el Ayuntamiento de El Sauzal. Ha sido Estibador de Puertos de Tenerife en Sestife CPE desde 2006 y fue coordinador de la Terminal de Contenedores de Tenerife.

"Nunca ha contado la consejería de sanidad con un presupuesto tan amplio y, al tiempo, nunca habían sido tantas las deficiencias", denuncia el sindicato.