Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación

Alicia podrá estudiar inglés

Educación garantiza la plaza en la Escuela de Idiomas de Puerto de la Cruz de una joven con discapacidad que denunció que tendría que renunciar al no poder entrar a clase

Una persona en silla de ruedas en una calle de Tenerife. Andrés Gutiérrez

Alicia Vargas vio estos días peligrar su deseo de hacerse con un certificado de Inglés. Su discapacidad motora provocó que la Escuela de Idiomas de Puerto de la Cruz denegara su solicitud de plaza al no estar adaptada. Sin embargo, la presión social y la reorganización de los grupos desde la Dirección General de Centro de la Consejería de Educación permitirán que la joven tinerfeña inicie en septiembre sus estudios.

Alicia Vargas es una joven tinerfeña de 28 años y con un 81% de discapacidad. Tras cuatro años de estudios universitarios, quería ingresar el próximo curso en la Escuela Oficial de Idiomas (EOI) de Puerto de la Cruz para obtener el certificado B1 de Inglés y así terminar el Trabajo Fin de Grado y las prácticas y obtener el título universitario. Sin embargo, tras haber sido admitida su preinscripción, el centro portuense le denegó una plaza ya que no estaba provisto de las infraestructuras necesarias para recibir a una persona con movilidad reducida. Después de que Radio Club Tenerife diera a conocer su historia, la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias intervino para que se modifiquen las aulas y la joven pueda ir a clase el próximo curso.

Alicia Vargas cambió de domicilio hace un año y tras superar la mayor parte de la carrera de Historia del Arte, decidió solicitar plaza en la Escuela Oficial de Idiomas de Puerto de la Cruz para el próximo curso, la que le quedaba más cerca de su nuevo hogar. «Solicité plaza a través de la página web y mi preinscripción fue aceptada en tan solo dos días. Fue entonces cuando informé que tenía un 81% de discapacidad porque eso supone además la exención del pago de las tasas; me preguntaron qué tipo de discapacidad tenía y cuando les expliqué que era de movilidad me contestaron que el centro no disponía de ascensor», relata la joven quien añade que, cuando recibió esta respuesta por correo electrónico, «me quedé bloqueada» y fue en ese momento cuando decidió recurrir a las redes sociales para denunciar su situación.

Con el apoyo de la Asociación Queremos Movernos y tras mostrar su caso en los medios de comunicación, la Dirección General de Centros e Infraestructura Educativa del Gobierno de Canarias se puso en contacto con la joven para mostrarle su apoyo y reorganizar las clases, de tal modo que la joven recibirá docencia, a partir del próximo curso, en la planta baja del edificio, lo que facilitará su acceso. La Consejería de Educación reconoce que el inmueble que acoge la EOI de Puerto de la Cruz no es una infraestructura accesible y sus características arquitectónicas no permiten adaptarlo, como se hace con otras infraestructuras públicas antiguas, a no ser que el edificio permanezca cerrado durante el tiempo en el que se prolongue la intervención, en detrimento del servicio que se da al actual alumnado del centro.

La Dirección General de Centros decide modificar los grupos para impartir clase en la planta baja

decoration

Dado que Vargas no cuenta con la posibilidad de poder trasladarse hasta La Orotava, donde la EOI sí se encuentra adaptada para recibir a alumnado con movilidad reducida, la Consejería ha optado por reordenar los grupos y que la clase a la que va a asistir Vargas se ubique en la planta baja del edificio. Educación recuerda que este centro no solo acoge la EOI en horario de tarde sino que además en horario de mañana se imparte otro tipo de titulaciones de Formación Profesional, por lo que solo ha sido necesario reordenar los horarios para dar con la esperada solución. 

Mientras tanto, la joven explica que su lucha estos días no solo se centraba en lograr una plaza para estudiar inglés el próximo curso sino que también quería advertir sobre la necesidad de adaptar los centros para que todas las personas que quieran puedan acceder a ellos. Además, recuerda que aunque no se trate de un nivel obligatorio, la formación en idiomas es cada vez más importante, y para ella se ha hecho indispensable para lograr su título universitario. En este sentido, la presidenta de Queremos Movernos, Ana Mengibar, recuerda la obligación de que los centros sean totalmente accesibles para no limitar la educación.

Compartir el artículo

stats