Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cenas de diez para despedir el 2021

El Gobierno decide abrir la mano en las reuniones privadas de Nochevieja y Año Nuevo | Tenerife y Gran Canaria permanecen en nivel 3 pese al aumento de contagios

Varias personas caminan por el centro de Santa Cruz en plena ola de Ómicron

Despedir o dar la bienvenida al año será la única forma de reunirse con 10 personas en Tenerife, Gran Canaria y Fuerteventura. El Gobierno de Canarias ha abierto la mano, una vez más, para permitir que las reuniones en el ámbito privado puedan producirse con más personas durante los días 31 de diciembre y 1 de enero que lo que está estipulado en las restricciones de nivel 3.

El Gobierno flexibiliza esta medida de contención del virus incluso cuando la curva de contagios no para de crecer, y ya en el día de ayer rozaba los 5.000 casos diarios. Y es que, pese a que todos los indicadores  de incidencia acumulada en las islas se encuentran en niveles de riesgo muy altos, no ocurre lo mismo con los referentes a las hospitalizaciones. Así lo concretó el portavoz del Gobierno, Julio Pérez, quien admitió que, como el sistema de semáforo tiene más en cuenta la carga asistencial que los contagios, "los datos actuales avalan la necesidad de tomar ninguna medida". No obstante, afirmó que, teniendo en cuenta los datos de contagios que se han notificado en los últimos días, el Gobierno mantiene este asunto como "prioritario".

El Gobierno adoptó en el Consejo de Gobierno esta única medida, la de ampliar hasta 10 las personas que se pueden reunir en el ámbito privado, porque considera que "contribuirá a limitar la movilidad" al "facilitar los encuentros en espacios privados". Por el momento, el Ejecutivo autonómico no ha tomado ninguna decisión con respecto al límite de reunión del 5 de enero, que se mantendría en un máximo de 6 personas en estas islas. 

El Gobierno sí que procedió ayer a subir de nivel a las islas de Lanzarote y El Hierro que, a partir de ahora, tendrán que asumir las restricciones propias del semáforo amarillo o nivel 2, al igual que La Palma y La Gomera. Entre otras cosas, esto supone una reducción de los aforos interiores al 50% y exteriores 75%, limitar las reuniones a 8 personas y establecer el cierre de establecimientos a las 02:00 horas. Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife permanecerán en nivel 3 al menos una semana más.

De estas tres últimas islas, es la de Tenerife la situación que está evolucionando con peores indicadores. Además de ser la que acapara más contagios (el 56% de los casos diagnosticados durante esta semana), es también en la que más se está saturando el sistema sanitario debido a la incidencia de covid-19. Las UCI de los hospitales de las Islas cuentan un casi un 20% de pacientes covid hospitalizados (riesgo alto), mientras que ya ocupan el 10% de las camas convencionales (riesgo medio). En esta isla hay 213 personas hospitalizadas en camas convencionales (12 más que el día anterior) y 33 personas ocupando un espacio en la UCI (2 más que el día anterior). Hace justamente un año, el número de personas en UCI en Tenerife ascendía a 34 y en planta a 256.

La situación de Gran Canaria también está empeorando rápidamente, aunque con una expansión del virus menos . Sus casos se han duplicado en una semana, pasando a registrar 6.463 en 7 días, y sus hospitalizados han aumentado un 41% en dos semanas. A día de hoy cuenta con 32 personas en UCI (una menos que el día anterior) y 125 en planta (16 más que la jornada previa). Esto supone que su ocupación de camas críticas se encuentra en riesgo alto (16,7%), aunque la de camas convencionales continúa en riesgo bajo (5%).

A este respecto, Pérez destacó que, aunque parezca que la tasa media de hospitalización "no crece demasiado", este dato puede llevar a engaño, pues justamente donde crece es en las islas con mayor capacidad asistencial.

Canarias sigue pendiente de la ratificación judicial para imponer la limitación de movilidad nocturna durante tres noches señaladas en el calendario: Nochevieja, Año Nuevo y Reyes. El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) tiene 72 horas para contestar a la petición del Gobierno de Canarias y, de demorarse la resolución, podría entrar el vigor el mismo 31 de diciembre. La idea del Ejecutivo es imponer el toque de queda para este próximo fin de semana y la madrugada del 6 de enero a partir del horario estipulado de cierre de las actividades, es decir a las 02:00 horas en nivel 2 y a las 01:00 horas en nivel 3.  Con esta medida, una de las más restrictivas tomadas durante la sexta ola, el Gobierno quiere evitar que durante estos días se produzca una «afluencia masiva de personas» a distintos puntos que pudieran resultar susceptibles de encuentros masificados.

Cabe recordar que el pasado mes de julio, durante la quinta ola, el Ejecutivo trató de imponer esta restricción en algunos municipios de Tenerife. Sin embargo, el Tribunal Supremo denegó su petición al no concebirla «proporcional» para la incidencia en la que se quería implantar (100 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días vista) y porque la comunidad no ofreció en aquel momento datos sobre presión hospitalaria ni de otro tipo que justificaran la limitación de un derecho como es la libre circulación. 

Compartir el artículo

stats