Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidad

Sanidad creará la jefatura de Urgencias en el HUC para acabar con la 'dedocracia'

El consejero, Blas Trujillo, considera que, de esta forma, se podrán solventar los problemas organizativos del hospital

Blas Trujillo, consejero de Sanidad. ED

La Consejería de Sanidad va a crear cuatro jefaturas en el Hospital Universitario de Canarias (HUC) entre las que se encuentra la de Urgencias, que hasta el momento se ha venido designando por decisión de la dirección del centro y sin pasar por un concurso público. De esta manera, pretende acabar con la designación de profesionales bajo el mandato directo del órgano responsable o de dirección, así como acabar con algunos problemas organizativos del centro hospitalario. Además de la jefatura de Urgencias, también se sacarán a concurso “a la mayor brevedad” las plazas de jefe de oftalmología, neumología y oncología médica 

Blas Trujillo, consejero de Sanidad, tildó de “inaudito” el hecho de que un hospital como el HUC, de tercer nivel y referencia,  “no tenga creadas jefaturas de servicio”, dado que esta circunstancia no se da en ningún otro hospital de las Islas. “Las cosas hay que hacerlas bien para resolverlas de una vez”, sentenció, haciendo referencia al revuelo que ha causado el nuevo cese del urgenciólogo Guillermo Burillo, que ostentaba el cargo de coordinador de las Urgencias. Este cargo, hasta el momento, se venía designando como de confianza para la dirección y era designado bajo esta premisa por la dirección del hospital. Este es, de hecho, una de las consideraciones realizadas por la gerencia para volver a cesar al urgenciólogo, dado que considera que "si el nombramiento fue libre, también lo es el cese".

Cabe recordar que el Hospital Universitario de Canarias se integró en el Servicio Canario de la Salud (SCS) en el año 2009 y que, a día de hoy, arrastra algunas estructuras laborales que emanan de aquella época de independencia, como esta falta de regulación en algunas jefaturas o que se mantenga el régimen de personal laboral.

Además de la jefatura de Urgencias, también se sacarán a concurso las plazas de jefe de oftalmología, neumología y oncología médica

decoration

Esta medida es la forma de dar respuesta a la contienda que ha surgido en el HUC a raíz de los dos ceses continuos que han afectado a Burillo en menos de dos años y que tanto revuelo y malestar ha causado tanto dentro del SCS como a nivel nacional. Cabe recordar que, tras la primera ola de coronavirus, la gerencia del hospital decidió cesar al profesional en sus funciones de jefatura alegando un “cambio en la gestión interna” que, como confirmó la propia gerencia del centro, tenía relación con que su designación no tuvo convocatoria pública, era carácter temporal y no hubo concurrencia para ocupar el cargo.

Sin embargo, este primer cese no se motivó correctamente por escrito, por lo que, tras ser denunciado a instancias judiciales, un juez dirimió que el profesional no solo debía ser resarcido económicamente por los meses en los que no estuvo en activo, sino también tenía que ser readmitido de nuevo en su cargo. El HUC tardó cinco meses en hacer cumplir dicha resolución judicial y poco más de 72 horas en volver a cesar a Burillo, esta vez, con los motivos presentados por escrito. Con ello, confía se dé cumplimiento a lo exigido en la sentencia judicial. Desde que se produjera esta situación, son muchas las voces que se han vuelto a alzar en contra de esta decisión de la gerente, Mercedes Cueto, llegando incluso a denunciar la "persecución personal" hacia Burillo.

En este escenario, el papel de la Consejería es limitado. Como explicó Trujillo, a este cese cabe la posibilidad de hacer recurso, pero no es la Administración sanitaria la instancia a la que procede hacerlo. Por esta razón, Trujillo decidió no realizar ninguna valoración al respecto del cese de Burillo, pese a que los parlamentarios del grupo popular le instaran a ello en diversas ocasiones durante el transcurso del pleno parlamentario. No obstante, sí aseguró que confía en que el procedimiento final “se resuelva en los términos que la justicia considere ajustada a derecho”. 

Compartir el artículo

stats