El bochorno dará una tregua a Canarias en los próximos días con un descenso de las temperaturas que se empezará a notar en la mañana de hoy. De ahí que la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias haya decidido poner fin a las alertas por temperaturas altas en el Archipiélago. Solo Gran Canaria permanecerá en situación de prealerta, que se decreta cuando no existe riesgo para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

El bochorno da una tregua y Canarias desactiva las alertas

El bochorno da una tregua y Canarias desactiva las alertas

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé que el mercurio marque hoy máximas de 23 a 26 grados en la provincia tinerfeña después de un fin de semana sofocante que dejó temperaturas superiores a los 41 grados, como la registrada el domingo en el aeropuerto Tenerife Sur (41,8), la sexta temperatura más alta en esta estación desde el año 1980. El calor extremo, no obstante, volverá a Canarias durante el próximo fin de semana, cuando se espera que vuelvan a subir los termómetros y en algunos casos muy por encima de los 30 grados.

Sin llegar a superar los 40 grados, el calor volvió a asfixiar ayer a los tinerfeños, con registros muy altos como los que se volvieron a dar en el aeropuerto Tenerife Sur. La máxima en la instalación aeroportuaria de la Isla fue de 35,3 grados al mediodía. Pero no fue la mayor de la Isla. La Laguna, el municipio del frío y la humedad, volvió a ser un horno como en otros episodios de bochorno y marcó la máxima de Tenerife con 35,7 grados a las 12:20 horas en Llano de los Loros. Mientras, la máxima en Santa Cruz de Tenerife fue de 31,7 grados a las 15:30 horas. Y en la vertiente norte de Tenerife, la máxima se dio en La Victoria de Acentejo, con 30,9 grados durante la madrugada del domingo al lunes.

Lo peor en la jornada de ayer volvió a darse en Gran Canaria, donde se localizó el único punto en el que los termómetros superaron los 40 grados. Fue en contreto en Agüimes, con una máxima de 40,1 grados a las 13:40 horas, la segunda cifra más alta de todo el país. La segunda máxima temperatura de todo el Archipiélago se dio en San Bartolomé de Tirajana, también en Gran Canaria, con 38,8 grados a las 20:00 horas.

La Agencia Estatal de Meteorología desactiva para hoy martes los avisos por altas temperaturas tras al menos una semana completa con los valores por encima de los 35 grados centígrados, lo que obligó a la Aemet a concatenar las advertencias amarillas y naranjas en los últimos siete días, especialmente en el interior y medianías del sur de Tenerife y Gran Canaria, donde se llegaron a rozar los 42 grados centígrados en el aeropuerto Tenerife Sur y Agüimes durante el pasado fin de semana. Esta tendencia, según la agencia estatal, se va romper a partir de hoy martes para iniciar un descenso de las temperaturas, que si bien continuarán en valores veraniegos, se espera que no lleguen a las máximas de los últimos días.

Así, durante la jornada de hoy martes habrá predominio de cielos nubosos o cubiertos en Tenerife, en especial en el nordeste, con baja probabilidad de lloviznas ocasionales y dispersas, especialmente de madrugada. En el resto, poco nuboso o despejado, con algún intervalo nuboso a primeras y últimas horas en zonas bajas del norte. Las temperaturas van en descenso, sin que se descarte que sea localmente notable en zonas de interior. Aún así, según la información de la Aemet, no se descarta que se alcancen localmente los 30 ºC en medianías del sur y oeste de Tenerife. El viento soplará del nordeste con intervalos de fuerte en la vertiente sudeste y en la punta noroeste, con brisas en las costas norte, sur y oeste. En cumbres centrales habrá viento del noroeste que aumentará a fuerte a lo largo de la tarde.