Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Gobierno acepta la actualización de la tarifa de agua propuesta en Santa Cruz de Tenerife

La Comisión de Precios del Ejecutivo canario da el visto bueno al incremento del recibo, pero en un 2,5%, a diferencia del 7,9% planteado por el Consistorio chicharrero

Instalaciones de Emmasa. Andrés Gutiérrez

La Comisión de Precios del Gobierno canario ha dado el visto bueno a la actualización de la tarifa del agua en la capital chicharrera, propuesta por el Ayuntamiento y por Emmasa (Empresa Mixta de Aguas de Santa Cruz de Tenerife). Eso sí, en el informe emitido por el organismo autonómico –formado, principalmente, por técnicos del Ejecutivo y por economistas–, y que ahora debe ser aprobado definitivamente por la Consejería de Industria y Comercio, se establece que el incremento debe ser del 2,5%, en lugar del 7,9% planteado por el Consistorio.

Según la Comisión de Precios del Gobierno de Canarias, la actualización del recibo del agua en Santa Cruz de Tenerife con una subida del 2,5% es «suficiente para garantizar el equilibrio económico y la autofinanciación de la empresa» que gestiona este servicio. De esta manera, el Ejecutivo canario da la razón al Ayuntamiento chicharrero en cuanto a la necesidad de actualizar el precio del agua en el municipio, aunque rechaza el porcentaje propuesto.

Al respecto, el concejal de Servicios Públicos en la capital tinerfeña, Carlos Tarife, del PP, ha manifestado que para el Ayuntamiento de Santa Cruz es una buena noticia que la Comisión de Precios del Gobierno canario «haya aceptado la necesidad de actualizar la tarifa del agua, pues llevaba ya muchos años congelada». En relación al porcentaje que debe aplicarse para el incremento, Tarife apunta que el Consistorio chicharrero no cuenta aún con el informe oficial para poder realizar valoraciones. «Una vez que lo tengamos, nos pronunciaremos y estudiaremos si debemos presentar alegaciones», añade el concejal.

El Ayuntamiento de Santa Cruz no planteaba una actualización del recibo del agua desde 2016, después de que la Comisión de Control del Ejecutivo, en aquel entonces, rechazase la propuesta, que, en este caso, incluía un incremento del 1,6%.

En julio de este año, el Consistorio informaba de que, tras meses de negociación, se había alcanzado un acuerdo con Sacyr, socio mayoritario de Emmasa. Éste incluye, por parte de Sacyr, una inversión de 8,2 millones para alcanzar el «vertido cero» en la costa de la capital antes de 2025, «completando la red de depuración de aguas residuales»; una inversión de unos 30 millones hasta 2031 en un plan de infraestructuras para mejorar el ciclo integral del agua, y la devolución del canon «cobrado a Emmasa por parte de Sacyr», de 38 millones. Por su parte, el Ayuntamiento se compromete a actualizar, en función del IPC (Índice de Precios de Consumo) y tras 10 años congeladas, las tarifas del agua, «para hacer frente al incremento de los costes, sobre todo el relacionado con la electricidad».

Compartir el artículo

stats