Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unid@s Podemos denuncia las malas condiciones laborales del personal del PIRS

La concejala Lola Espinosa advierte que carecen del material para manipular residuos sanitarios

La consejera María José Belda y la concejala Lola Espinosa, en la reunión con el comité de empresa.

La concejala Lola Espinosa, de, grupo municipal de Unidas Podemos (Izquierda Unida-Podemos-Equo) en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, lamenta las condiciones laborales que sufre la plantilla de la empresa Ecatar Canarias SLU, perteneciente a la fundación Ataretaco, con la que tiene suscrito un convenio el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, y otras administraciones públicas, para la inserción laboral de personas en riesgo de exclusión social.

Desde las filas de Unid@s Podemos se explica que, tras varias ocasiones en los últimos meses con representantes del comité de empresa, «hemos comunicado la falta de material que garanticen la seguridad de los trabajadores antes la Inspección de Trabajo y la Consejería de Sanidad».

Los trabajadores deben asumir su jornada laboral «con pésimas condiciones a la hora de realizar la separación de los residuos de todo tipo que llegan al vertedero insular en Arico, donde incluso manipulan desechos de hospitales, algo que ha sorprendido a la edil, pues este tipo de residuos lo deben gestionar empresas autorizadas para ello».

El hallazgo de material sanitario sin el correspondiente tratamiento así como historiales médicos que vulneran la protección de datos puso en alerta a Lola Espinosa, después de que el comité de empresa le comunicara la situación en la que desarrollan su día a día.

La denuncia del comité

«Los trabajadores están expuestos a riesgo biológicos, a infecciones, de materiales de hospitales (sanitarios), desechos orgánicos, bolsas de sangre, fluidos corporales (excremento de todo tipo), restos de suturaciones así como de biopsias, jeringuillas con sangre, tubos de analíticas con sangre, bolsas de segregaciones corporales, mangueras de suero, sondas de orina, fluidos hospitalarios, material quirúrgico usado, sin ningún tipo de encapsulamiento, estando expuesto los trabajadores al contagio de enfermedades biológicas sin ningún tipo de protección como se han mostrado en las imágenes», hace constar en la denuncia presentada por el comité de empresa junto a un amplio reportaje fotográfico en el que se muestran el material abandonado y hasta expedientes médicos con las etiquetas de los pacientes.

La consejera María José Belda, de Sí Podemos, promueve una investigación sobre esta situación

«El Ayuntamiento de Santa Cruz y las demás instituciones, incluido el Cabildo, deben intervenir de inmediato para exigir que se subsanen estos incumplimientos en materia de prevención de riesgos laborales y de convenio colectivo, porque las administraciones públicas no pueden mirar para otro lado, ya que se trata además de trabajadoras y trabajadores que los servicios sociales públicos derivan a esta empresa», afirma la edil de Unidas Podemos.

Entre las deficiencias denunciadas por el comité de empresa destacan el incumplimiento del protocolo de higiene y distancia interpersonal frente al covid-19; extractores de aire, polvo y gases averiados, al igual que los ventiladores; falta de limpieza y desinsectación de las instalaciones; no se renueva ni limpia la ropa de trabajo; carencia de equipos de protección homologados (pese a los riesgos químicos y biológicos a que se expone este personal) e incumplimientos del convenio colectivo.

Pincharse con jeringuillas

Como consecuencia de esta situación, según denuncian los representantes de la plantilla, «muchos trabajadores y trabajadoras se pinchan con jeringuillas, cristales y sufren picadas de arañas y también sufren de hongos en la piel y virus estomacales». Y es que en determinadas zonas de trabajo proliferan ratas, arañas, guanos, cucarachas, moscas y palomas. Sobre este particular, la concejala de Unid@s Podemos aporta una de las fotografías que muestra a uno de los trabajadores con un guante recortado, que además no impide que se pinchen con las jeringuillas, como así ha ocurrido en más de una ocasión, siempre según el testimonio aportado por los trabajadores a la concejala de la oposición en Santa Cruz.

«Muchos trabajadores han sufrido golpes de calor, mareos y problemas de tensión porque no hay suficiente ventilación y la basura pasa por la cinta muy caliente, situación que se agrava en verano, pues los calores dentro de las fases de esta industria son fuertes», añaden los trabajadores.

En el caso de la prevención de contagios por el covid-19, el portavoz del comité de empresa de Ecatar Canarias SLU, perteneciente a la fundación Ataretaco, se queja de la ausencia de gel hidroalcohólico y jabón, el insuficiente espacio para respetar la distancia interpersonal, y el uso de mascarillas inadecuadas y sin la renovación que garantiza su eficacia.

El miércoles de la semana pasada se celebró en el Cabildo de Tenerife una reunión en la que participaron la concejala de Unid@s Podemos, Lola Espinosa, un representante del comité de empresa de Ecatar y María José Belda Díaz, portavoz del grupo de Sí Podemos en el Cabildo, administración competente sobre la gestión del Complejo Medioambiental de Arico.

Belda explica que «nos hemos comprometido a investigar y analizar toda la información que se nos ha trasladado en esta reunión, para hacer un estudio y seguimiento de esta problemática, trabajando de forma coordinada con el grupo municipal de Unidas Podemos para resolver esta preocupante situación que está afectando no solo a la plantilla, sino también, al adecuado funcionamiento de los servicios públicos». Desde Unid@s Podemos se anuncia el respaldo a los trabajadores en aras de conseguir el cumplimiento de las medidas de seguridad en su jornada laboral.

Compartir el artículo

stats