Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cita centenaria en Taganana

El pueblo de Anaga que tuvo ayuntamiento celebra esta noche 35 años de la recuperación del auto sacramental de los pastores

Fotografía del último acto sacramental de los pastores representado en Taganana sin incidencia del covid. E. D.

La parroquia de Las Nieves acoge hoy la representación del Nacimiento de Jesús, con casi tantos siglos de historia como tiene la fundación de la primera ermita que se construyó, en 1501. En los años setenta se rescataron los diálogos de los libros de la iglesia, que desde entonces se han retomado.

«Y pasó mucho tiempo. Los israelitas habían pecado y estaban por sus pecados en el destierro, fuera de su tierra, lejos del templo. Pensaban que a Dios ya no les importaban, pero el Señor no olvidaba ni un instante a su pueblo y por eso le enviaba a sus profetas. Para llamarles a la verdad, para invitarles a la conversión y recordarles que la promesa de Dios seguía en pie. Y llegaba el tiempo de su cumplimiento. Anunciaban al Mesías. Al libertador». Comienza así la narración de Luján González, referente del movimiento vecinal, el costumbrismo y la tradición de Anaga, para poner en situación a los vecinos y visitantes que se den cita esta noche, a las 23:00 horas, en la parroquia de Nuestra Señora de las Nieves, donde se recreará el auto sacramental de Taganana, en un entorno donde la humedad propia de estas fechas y el lugar recrea un paisaje más propio de un belén que de una calle comercial cargada de collares de luces.

La representación será una novedad precisamente para Silvestre Gorrín, párroco desde hace unos meses de la iglesia donde una veintena de vecinos ensayan desde hace días el auto sacramental centenario, «porque desde la primera misa que se dio aquí nunca se ha dejado de celebrar», explica Luján González. Otra cosa es que se diluyera con el paso de los años y se perdiera el segundo auto sacramental que se celebra coincidiendo con la Adoración de los Reyes Magos, el 5 de enero a las 21:30 horas, en un ambiente más familiar.

El dirigente de la Voz del Valle destaca la importancia del aniversario que se celebra esta noche: 35 años del rescate y el impulso del auto sacramental de los Reyes y, en particular, la recuperación de los diálogos que se retomaron a los libros parroquiales.

Así, esta noche, a las 23:00 horas, se apagarán las luces en el interior de la parroquia para dar paso a la representación del Nacimiento de Jesús, en el que participan vecinos de toda la vida del pueblo junto a asiduos de la parroquia para recibir el nacimiento de Jesús. A oscuras comenzará el relato que se alternará con la música para dar paso al anuncio del ángel Gabriel que le comunica a la Virgen María que dará a luz un niño al que llamará Jesús, la participación del posadero o el alumbramiento de la Virgen para seguir con el diálogo entre la estrella y los pastores que buscan dónde había nacido el Mesías, en medio de un ambiente íntimo y la presencia de las familias del pueblo. Junto a los vecinos habituales, muchos de los participantes en las cenas que se organicen en Taganana esta noche.

Samuel comenzó como niño Jesús y ha encarnado varios personajes; hoy actúa con sus hijos

decoration

Luján González hace un alto en la explicación para referirse a cómo era la celebración antes del covid, pues una vez finalizada la representación de la adoración de los pastores ante el Niño Jesús, con una duración de unos veinte minutos, se comenzaba la misa. A su término, la plaza era el punto de encuentro para disfrutar de un ambiente festivo amenizado por la Parranda Malvasía que interpretaba villancicos populares como Lo Divino, mientras los participantes en la ceremonia disfrutaban de un brindis servido por la propia parroquia, con vino dulce, pastas y productos propios de la fiesta navideña.

Junto a la quincena de personas que participan directamente en la representación, otras tres o cuatro que se encargan de la música y la iluminación. Todo el vestuario de los pastores corresponde con los trajes típicos y se respeta el ropaje habitual de san José y la Virgen María.

Entre los participantes del auto sacramental de los pastores, Samuel, un hijo de Taganana que no ha faltado a la cita. Comenzó como niño Jesús y con el paso de los años –y ya tiene 29– ha encargado al posadero y hasta a san José. De hecho, esta noche volverá a escena incluso con sus dos hijos, precisa Luján González.

Recuerda que fue también en 1987 cuando se recuperó el auto de los Reyes Magos, que a diferencia del de la adoración de los pastores, se dejó de representar. «La cita del 5 de enero es más íntima que la de esta noche, porque solo solemos ir los vecinos y hay menos gente de fuera, aunque siempre he dicho que no somos profesionales y lo hacemos con gusto y disfrute de todos».

Compartir el artículo

stats