Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Museo Rodin de Santa Cruz albergará un original de 'El Beso' y una réplica de 'La Puerta del Infierno'

Las primeras obras llegarán en el último trimestre de 2022 | El Parque Viera y Clavijo copiará el concepto de la instalación de París, incluyendo esculturas en el jardín

Un momento de la visita al Museo Rodin de París.

El Museo Rodin de Santa Cruz de Tenerife, que se ubicará en el Parque Viera y Clavijo, albergará la última copia original de El Beso, una de las principales obras maestras del escultor francés; una réplica de El Pensador, y una réplica de La Puerta del Infierno (cuya copia original supone un coste de unos 25 millones de euros). Así lo destacó este lunes el alcalde, José Manuel Bermúdez (CC), en la rueda de prensa convocada para explicar los detalles del acuerdo establecido con el Museo Rodin de París, en el que también participa el Cabildo. La previsión es que el Museo Rodin de Santa Cruz, que se convertirá en la tercera instalación del mundo dedicada en exclusiva al padre de la escultura moderna, abra sus puertas en 2024, una vez finalizada la rehabilitación del Parque Viera y Clavijo, aunque las primeras esculturas podrían llegar en el último trimestre de 2022.

Bermúdez explicó que el Ayuntamiento comprará varias obras, algunas de ellas originales, para que formen parte del patrimonio municipal. "Debemos tener en cuenta que, por ejemplo, nuestro museo será el único del mundo, fuera de París, que tenga una réplica de La Puerta del Infierno", resaltó. Con respecto a la inversión que se llevará a cabo para la adquisición de obras y puesta en marcha del museo, el edil de Hacienda, Juan José Martínez (CC), indicó que aún éste se está cerrando, "pues todavía no se ha establecido el número exacto de obras que se comprarán y cuántas serán originales". Eso sí, añadió, "la inversión se podrá realizar en unos ocho años y esta se recuperará a través de la autofinanciación del museo".

Asimismo, y según explicó el alcalde, gracias al acuerdo establecido con el Museo de Rodin de París, Santa Cruz de Tenerife también podrá albergar esculturas originales "durante un tiempo determinado y mediante el sistema de préstamo", y podrá formar parte de la red de exposiciones y actividades que se realizan en la instalación de la capital francesa. "Por ejemplo, ahora mismo está en marcha una exposición Picasso-Rodin, que podríamos traer. Y el Museo de París alberga otras numerosas acciones, como desfiles de moda de grandes firmas internacionales, que también se podrían llevar a cabo aquí", resaltó Bermúdez.

El regidor aseguró que esta es una oportunidad única para Santa Cruz, pues no solo situará a la capital chicharrera en el foco de la cultura a nivel internacional, mejorando "significativamente" la oferta existente en la ciudad, sino que, además, "impulsará la economía, generando nuevas oportunidades de trabajo e inversión", e incrementará el número de visitantes, "aumentando también el tiempo que permanecen en la ciudad y su gasto medio". La previsión, según destacó Bermúdez, es que la implantación de la sede internacional del Museo Rodin de París en Santa Cruz de Tenerife genere un impacto económico anual en la ciudad de entre 61,4 millones de euros, "en el escenario más conservador", y 158,8 millones, "en el más optimista".

"Estamos hablando de un impacto económico muy superior al de, por ejemplo, el Carnaval, y con una generación de empleo directo e indirecto aún por concretar, pero muy importante", manifestó a EL DÍA el edil Juan José Manrtínez. El alcalde puso el ejemplo de algunas ciudades españolas que han apostado por la cultura, como Málaga, que cuenta con casi 40 museos y donde el número de turistas ha aumentado un 54%, y Bilbao, donde el Guggenheim genera un impacto económico al año de 490 millones de euros.

Con respecto a la ubicación del museo, el regidor chicharrero indicó que el Consistorio chicharrero pretende replicar el concepto del Museo Rodin de París en el Parque Viera y Clavijo, el cual en la actualidad presenta un avanzado estado de deterioro y de abandono. Este emblemático espacio será rehabilitado por un importe superior a los 10 millones de euros, fruto de un convenio firmado entre el Ayuntamiento de Santa Cruz y el Gobierno de Canarias. De la redacción del proyecto, que estará listo antes de que finalice el año, para poder iniciar las obras en 2022, se está encargando el arquitecto Fernando Menis, quien señaló que la adaptación arquitectónica no será complicada, pues su intencón es crear espacios multifuncionales, respetando la historia del edificio.

Con respecto a los jardines, y según explicó la edil de Cultura, Gladis de León (CC), el Parque Viera y Clavijo se dividirá en dos áreas, una de acceso público "abierto" y otra cerrada, destinada al museo, "en la que también habrá esculturas". En este sentido, el arquitecto del proyecto de rehabilitación del Viera y Clavijo comentó que la idea es facilitar la movilidad dentro del parque, facilitando los accesos al mismo, y eliminado parte del muro que lo rodea.

De León aprovecho para destacar que la cultura canaria, en especial, sus artistas, también podrá beneficiarse de la marca Rodin "a la hora de vehicular sus proyectos a través del Museo Rodin de Santa Cruz de Tenerife". En este sentido, y entre otras zonas, se habilitará el tejado del Parque Viera y Clavijo para crear un "particular espacio de exposicoines a aire libre, con vistas directas al mar Atlántico". "Asimismo, indicó, "la relación de Santa Cruz de Tenerife con los movimientos artísticos ha llevado a impulsar en la ciudad, alentado por colectivos sociales y culturales, un futuro Centro Internacional de Escultura Moderna y Contemporánea, también en el Viera y Clavijo, que permita albergar de manera permanente un lugar en el que no sólo contemplar piezas de arte de este género, sino introducir un espacio en el que interpretar dichos movimientos artísticos y contribuir a su difusión".

Por su parte, el vicepresidente del Cabildo y responsable de Cultura, Enrique Arriaga (Cs), que esta iniciativa es "un perfecto ejemplo de colaboración entre las administraciones, consiguiendo poner a Tenerife en el más alto nivel cultural y logrando que un espacio abandonado se encuentra en un museo internacional".

El presidente del Colegio de Arquitectos de la provincia, Argeo Semán Díaz, insistió en que esta es una oportunidad única "tanto para la ciudad, por la repercusión internacional que tiene", como para el propio edificio abandonado del Parque Viera y Clavijo. "Y para nosotros también es una oportunidad, para seguir disfrutando del patrimonio cultural", dijo. En este sentido, el alcalde anunció que el Ayuntamiento firmará un nuevo convenio con el Colegio de Arquitectos que permita "seguir trayendo nuevas obras para exponerlas en la calle".

Compartir el artículo

stats