23 de enero de 2020
23.01.2020

Piden 4 años de cárcel para la conductora que mató al niño Dereck en Santa Cruz

La acusada iba bajo los efectos de las drogas, conducía a alta velocidad y se saltó un semáforo en rojo, un stop y dos ceda el paso antes de atropellar a dos niños, de los que uno de 4 años no sobrevivió

23.01.2020 | 13:00
Manifestación en el mismo punto en el que se produjo el atropello pidiendo más seguridad y justicia por la muerte de Dereck.

La Fiscalía pide cuatro años de cárcel para la joven de 31 años que atropelló el 24 de octubre de 2017 a dos niños en un semáforo del barrio chicharrero de García Escámez, falleciendo posteriormente uno de ellos de 4 años como consecuencia de las graves heridas y sufriendo heridas de consideración el otro, de 6 años.

Según el escrito de acusación, al que ha tenido acceso EL DÍA, aquel día por la mañana la joven circuló "a velocidad manifiestamente inadecuada y poniendo en riesgo la seguridad del tráfico y de los usuarios de las vías públicas" desde que salió de su casa, en la capital tinerfeña.

Se saltó un stop, dos ceda el paso y cuando llegó a la Carretera General de El Rosario, a la altura del barrio de García Escámez, se saltó además un semáforo en rojo con un paso de peatones por el que a esa hora, pasdas las 8:00 de la mañana, pasaban bastantes niños que iban a un colegio cercano.

Fue en ese momento cuando atropelló a los dos niños, ambos hermanos, que iban al colegio de García Escámez acompañados de su padre y de otra hermana de 11 años.

No solo esto. Tal como aparece en el escrito de la Fiscalía, y queda probado por las pruebas efectuadas, la conductora no solo condujo a más velocidad de la permitida y se saltó todas las señales de tráfico que se encontró por el camino, sino que iba bajo los efectos de las drogas.

El Ministerio Público considera que la acusada cometió un delito de homicidio por imprudencia grave, otro delito de lesión por imprudencia grave, así como otro de conducción temeraria.

Además de los cuatro años de cárcel, la Fiscalía pide la prohibición de conducir vehículos a motor durante cinco años.

La Fiscalía añade que la conductora cometió todas estas infracciones, que costaron la vida a un niño de 4 años (Derek) y graves heridas a un hermano de 6 años (Evans), y condujo de forma temeraria aún siendo plenamente consciente de que discurría por zonas de colegios, "lo que la acusada conocía por transitarlas a diario.

En su camino, obligó a varios conductores a hacer maniobras repentinas para evitar colisiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook