Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Javier Castañeda García

Avances en la identidad PAS

Tal vez no haya que ser PAS para sentir algo al conocer que tras el fallecimiento de Isabel II el apicultor responsable de sus abejas fue, colmena por colmena, avisándoles con las siguientes palabras: «El ama ha muerto, pero no se vayan. Su amo será un buen amo con ustedes» («The mistress is dead, but don’t you go. Your master will be a good master to you»). Una tradición y un misterio que parece asociar a las abejas con el alma humana, presente tanto en Europa como en América y que aún no se sabe explicar, pero que cobra sentido y conecta con el momento climático vulnerable que atraviesa nuestro planeta.

Pero la investigación con las personas altamente sensibles (PAS) continúa y justo este año 2022 se han publicado varios estudios donde se amplían los conocimientos acumulados, desde que la psicóloga Elaine Aron publicó en 1997 su estudio sobre la población hipersensible. Entre las nuevas aportaciones están las de una mayor conexión de estas personas con la naturaleza o de una mayor sensibilidad por los animales. También se ha confirmado más PAS entre mujeres que hombres en un riguroso trabajo noruego. Y un estudio con adolescentes alemanes PAS detectó telómeros más cortos.

La mayor conexión con la naturaleza de las personas altamente sensibles se ha encontrado en un estudio entre universidades de Irlanda, Italia y Reino Unido donde a un grupo de PAS se les preguntó su nivel de acuerdo con frases como: –A menudo me siento como en una unidad con el mundo natural que me rodea./Pienso en el mundo natural como una comunidad a la que pertenezco./Reconozco y aprecio cierta inteligencia en los otros organismos vivos./etc.). Los resultados mostraron una mayor conexión con la naturaleza en esas personas hipersensibles. Los mismos investigadores midieron la actitud hacia los animales con frases como: –Es moralmente incorrecto cazar animales salvajes como deporte./A veces me enfado de ver animales salvajes enjaulados en los zoológicos./etc.). Los resultados también mostraron una mayor sensibilidad al bienestar animal en las PAS.

El contacto con la naturaleza beneficia a la inmensa mayoría de la población como demuestran infinidad de trabajos. Se sabe que pasar solo dos horas a la semana en el medio natural mejora el estado físico, el cognitivo y el bienestar general. Hasta mirar la naturaleza en realidad virtual puede disminuir la ansiedad humana. Luego, ampliar las plantas y árboles de nuestros hábitats diarios… tendría su efecto saludable.

La biodiversidad está enviando señales de alarma continuamente. El bienestar de las especies y del planeta necesita de una mayor sensibilidad desde todo el espectro político. Hasta las mascotas parecen repetirnos con su lenguaje no verbal la misma pregunta: ¿cómo siguen y siguen ustedes celebrando sus fiestas con cañonazos como en la guerra?

Con ayuda profesional o sin ella, los niños y hombres PAS pueden aprender a aceptar y amar su propia hipersensibilidad y darla a respetar ante los demás, aunque se estén dando pasos positivos en Occidente con las nuevas masculinidades. Y blindar por ley la diversidad humana en convivencia frente al resurgimiento de ideologías radicales que insultan y berrean por la vuelta a algunas trampas del pasado. Para más información de las PAS, https://pasespana.org/

Compartir el artículo

stats