Unidas Podemos

La candidata de Podemos en Asturias se encierra en la sede para forzar que la dirección mantenga la lista

La candidatura autonómica morada en el aire a tres días para inscribirla | La candidata anuncia que no firmará aceptando encabezarla si la dirección mantiene la exclusión del sancionado Jorge Fernández Iglesias

La candidata de Podemos Asturias se encierra junto a una decena de afines en la sede del partido en Gijón

Agencia Atlas

M. Castro

La candidatura de Podemos a las próximas elecciones autonómicas está en el aire a tan sólo tres días para que se cierre el plazo para inscribirla, el próximo lunes a las doce de la noche. La cabeza de cartel elegida por las bases, Covadonga Tomé, señaló ayer a este diario que no está dispuesta a firmar el escrito en el que tiene que aceptar que el partido la inscriba para concurrir bajo sus siglas a las elecciones, a menos de que se mantenga la lista tal cual fue votada por los militantes, incluyendo como número cuatro a Jorge Fernández Iglesias. Esto último es de facto imposible, después de que este militante haya sido sancionado por los órganos disciplinarios de Podemos con dos años sin poder ejercer cargos públicos. El órdago pone a Podemos Asturias al borde de una ruptura definitiva, tras meses de convulsiones internas.

En la noche de ayer Tomé junto a varios de sus afines, y al diputado autonómico Daniel Ripa –expulsado de Podemos– inició un encierro en la sede gijonesa de la formación morada, donde horas antes la dirección del partido se había ratificado en la exclusión de Fernández Iglesias de la candidatura.

Los acontecimientos comenzaron a las cuatro y media de la tarde, cuando Tomé junto al número dos de la candidatura, Xune Elipe y a José Manuel Lago mantuvieron una reunión con el coordinador en funciones de Podemos AsturiasRafael Palacios, la integrante del Consejo de Coordinación, Ana Taboada y la secretaria de organización, Olaya Suárez.

La reunión acabó hacia las seis con las posturas enfrentadas, con Tomé exigiendo la inclusión en la lista de Jorge Fernández y la dirección de Podemos, negándose e indicando que tras Tomé, Xune Elipe y Laura Tuero, correría la lista. El siguiente en la misma es Rafael Palacios, pero si encabeza la candidatura a la Alcaldía de Langreo, el puesto pasaría a ocuparlo Ana Taboada.

Tras esa reunión, los miembros de la dirección mantuvieron una por su cuenta. También Tomé y quienes le acompañaron mantuvieron otra a la que se sumaron más militantes de este sector como el propio Fernández Iglesias, y el exdirigente de Podemos en Asturias, Daniel Ripa.

Tras iniciar el encierro, Covadonga Tomé señaló que habían llegado a la reunión con la dirección autonómica "con la intención de salir pudiendo comunicar cuál era la lista definitiva, que como no puede ser de otra manera, debía ser la que votaron los militantes", "no puede haber ningún otro número cuatro; el elegido por los militantes fue Jorge, el que tiene mucho que aportar en esta candidatura es Jorge y, desde luego, en mi caso y en el de mis compañeros de candidatura, muy por encima de los intereses por tener una u otra ocupación en la política están los intereses por ser leales a las personas que trabajan por Asturias, que quieren trabajar por Asturias y firmes en nuestras convicciones de que las sanciones se tienen que terminar y el cuatro tiene que ser Jorge sin ninguna duda".

Jorge Fernández señaló que "lo que no se puede avalar es que cuando haya alguien que piensa diferente, la solución sea expulsar y lo que pedimos es que se respete lo que la gente democráticamente eligió". En palabras de Tomé "no se puede continuar con esta política de cuando tú discrepas yo te sanciono y te quito de en medio". Desde la dirección de Podemos se optó ayer por guardar silencio.

[object Object]

M. P.

Daniel Ripa ha renunciado por encima de sus posibilidades. Eso opinan los servicios jurídicos de la Junta cuando evalúan la petición que el diputado de Podemos registró este martes en la cámara para tratar de rehusar tanto la indemnización por cese que podría corresponderle al terminar la legislatura como a los salarios que debería percibir tras las elecciones del 28 de mayo. Respecto a la primera petición, los letrados recuerdan al parlamentario que la cesantía ha quedado recogida en la reciente reforma del reglamento de la Junta "como una mera posibilidad" y que aún no se ha implantado, por lo que su renuncia no procede. Tampoco la de los sueldos que tiene asignados por su pertenencia a la Diputación Permanente, en la que por cierto están encuadrados los 45 parlamentarios. El informe jurídico precisa que "las retribuciones de los diputados no se perciben ni se dejan de percibir a demanda". Recuerda que la petición no tiene precedentes, ni siquiera cuando el propio Ripa estuvo en disposición de pedirla al acabar la legislatura anterior, y le da una opción. Si quiere dejar de cobrar "tiene la posibilidad de renunciar" a su nombramiento como miembro suplente de la Diputación Permanente.