Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Govern catalán

Junts hurga en los "incumplimientos" de ERC para orientar el voto en la consulta interna

"¿Quieres que Junts siga formando parte del Govern de Catalunya?", pregunta el partido a la militancia

Llegada de la ejecutiva de Junts a la sede del partido. David Zorrakino / EP

La militancia de Junts tendrá la última palabra sobre la ruptura del Govern. La ejecutiva del partido ha cerrado este lunes la fórmula con la que consultará a los 6.465 afiliados, entre el jueves y el viernes, si deben permanecer o abandonar el Consell Executiu. Y lo hará con una introducción a la pregunta en la que hurga en los "incumplimientos" de ERC antes de que voten sí, no o en blanco al interrogante "¿Quieres que Junts siga formando parte del Govern de Catalunya?".

El secretario general Jordi Turull ha comparecido en rueda de prensa para detallar la negociación con el 'president' Pere Aragonès a lo largo de las últimas horas y ha defendido que, pese a su voluntad de acuerdo, los republicanos se han cerrado a cualquier pacto que salvase la coalición.

"El congreso nacional del partido aprobó que se tendrá que consultar en las bases la posibilidad de continuar o no en el Govern. Hecha una auditoría del acuerdo de Govern entre Junts y ERC de 17 de mayo de 2021, se han constatado incumplimientos en elementos centrales. En este sentido, Junts ha formulado una serie de propuestas para garantizar el cumplimiento del acuerdo. Estas propuestas, hasta el momento, no han sido aceptadas por ERC", se introduce antes de la pregunta.

Después de un fin de semana frenético, ERC y Junts no han llegado cerrar un acuerdo para reconducir la crisis que vive el Govern. Los canales de comunicación entre el 'president' y Turull, estuvieron abiertos, con mayor o menor intensidad, durante el domingo, pero fue infructuoso. Junts anunció el jueves pasado que sometería a consideración de la militancia la permanencia o no en el Consell Executiu pero que, antes, intentaría conversar 'in extremis' sobre una serie de concreciones sobre las tres condiciones que a su juicio no cumplen con el pacto de gobierno, que no aclaró hasta la tarde siguiente: la restitución de Puigneró, que se cree un nuevo 'estado mayor' con el Consell per la República como 'sanedrín', que se acepte su alineación en la mesa de diálogo aunque no sea de 'consellers', y que haya coordinación en el Congreso. Unos puntos que, según fuentes de Palau, están puestas a medida para no ser aceptadas, ya que forman parte de las principales renuncias del partido si fueran aceptadas por Aragonès.

A última hora de la noche de ayer, la posconvergencia anuló una de sus exigencias, la restitución de Puigneró, ya que, según varias fuentes, el propio exvicepresidente quiso salirse de la ecuación y pidió a Turull que no se usara su nombre para negociar con ERC. De todas formas, desde Palau defienden que la propuesta les llegó vía 'WhatsApp', de forma genérica, y que mantenía la voluntad de que el ente parainstitucional de Carles Puigdemont fuera el mando de la dirección estratégica (algo inasumible para los republicanos y que ya protagonizó los choques para formar Govern en 2021), pero dejaban atrás la petición sobre Puigneró, algo que "no resuelve nada y que plantea muchas más dudas".

Compartir el artículo

stats