Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

Ya son once las asociaciones dedicadas a defender a los afectados por el volcán

La creación de un nuevo colectivo, esta vez vinculado al camino Pampillo de Todoque, sigue generando mayor dispersión entre las personas perjudicadas por la erupción

Campanario de la iglesia de Todoque. E. D.

Mientras que aún quedan por resolver muchas de las cuestiones que las personas afectadas por el volcán de Tajogaite siguen reclamando, continúa creciendo el número de asociaciones para defender sus intereses, con la recientemente creada plataforma ciudadana Pampillo-Todoque. Esta nueva entidad reclama los derechos de los vecinos que residían en el camino de Pampillo, en el barrio de Todoque, una oportunidad para «renacer de sus cenizas» en el mismo lugar donde tenían sus raíces, «en algunos casos desde hace generaciones». Se suma a las primeros colectivos que se crearon con motivo de la erupción volcánica: la Asociación Plataforma de Afectados por la Erupción del Volcán Cumbre Vieja 2021, la Asociación Tierra Bonita y la Asociación Volcán Cumbre Vieja, así como las de vecinos de Las Manchas, La Bombilla, La Laguna, Todoque y El Remo, que han reclamado su independencia en defensa de los intereses de los afectados.

En una segunda fase surgió la Iniciativa Ciudadana en Defensa de los Afectados, que pretendía aglutinar a todas las asociaciones, que en cierto modo logró con la creación de una plataforma que llegó a convocar una manifestación por las calles de Los Llanos de Aridane, pero que semanas después se disolvió por desacuerdos entre sus integrantes.

La presentación del nuevo trazado de la carretera de la costa y sus afecciones en expropiaciones provocó que surgiera, hace poco más de un mes, otra asociación de afectados, a la que ahora se suma el undécimo grupo de vecinos: la plataforma ciudadana Pampillo-Todoque. Estas personas solicitan la posibilidad de rehacer sus vidas y sus hogares en el mismo entorno del que esta catástrofe volcánica les obligó a salir, y de donde no quieren ser doblemente expulsados «por la fuerza de la naturaleza y también por decisiones de instituciones públicas», reclaman.

Una de sus primeras peticiones es la de reconstruir el antiguo Camino Pampillo por el trazado antiguo, respetando las propiedades de los vecinos, recordando que el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, «prometió después del fin de la erupción que el Ejecutivo no tenía intención de proteger el campo de coladas de lava». A propósito, inciden en que «el suelo sigue siendo propiedad de quien lo tenía», añadiendo que «lo último que pensamos es en proteger; lo que importa es dar opciones de arraigo a quienes aquí vivían y generar oportunidades para la agricultura o infraestructuras».

Otro de los propósitos de la plataforma es poder acceder a la zona del Camino del Pampillo con expertos elegidos por los propietarios para elaborar informes independientes sobre las características y el estado del nuevo territorio. Este grupo de personas subraya la importancia de una gestión «ética» de todo el proceso de recuperación social y económica de La Palma, es decir, «que se cuente con las familias damnificadas, no solo desde la perspectiva económica, sino también desde el vínculo emocional que mantienen con este espacio del Valle».

La plataforma ciudadana Pampillo-Todoque llama, en este sentido, a reflexionar sobre el hecho de que «volver a habitar el nuevo paisaje no es destruirlo, sino más bien lo contrario, realzarlo, devolverle la vida».

Otro de los grupos de afectados, los de la carretera de la costa, convoca este viernes una manifestación para reivindicar su descontento. Se celebrará en la plaza San Miguel de Tazacorte, a las 19:00 horas, contra el polémico trazado de la carretera de la costa y bajo el lema «¡Que no nos quiten lo poco que nos dejó el volcán!», los vecinos reclaman más visibilidad y una mayor participación a través de una mesa de negociación.

Compartir el artículo

stats