Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ERUPCIÓN EN LA PALMA

La sismicidad a altas profundidades en La Palma se reduce hasta casi desaparecer

La Palma registra solo un terremoto a más de 20 kilómetros de la superficie en 20 horas

Casa de Las Manchas bajo la que se abrió una boca de donde el volcán emanó lava. I LOVE THE WORLD

Después de tres días en los que se registraron hasta 888 terremotos, la sismicidad en La Palma tuvo ayer un importante descenso en el número de temblores, sobre todo a profundidades superiores a los 20 kilómetros al registrarse sólo un sismo durante las primeras 20 horas del día. La desaparición de este último parámetro en el volcán submarino de Tagoro en El Hierro supuso la antesala del cese de la erupción. El científico y portavoz del Instituto Geográfico Nacional (IGN), Stavros Meletlidis, reseñó que si bien es un «avance» que se reduzca los temblores, añadió que hay que «esperar varios días» para confirmar si este fenómeno también será el anuncio del principio del fin de la erupción de Cumbre Vieja. «Sería una buena noticia» que se consolide esa disminución, dijo.

Los nuevos datos del Catastro apuntan a que hay 1.562 viviendas destrozadas, 14 más que antes de ayer. De estas, 1.250 son de uso residencial (8 más) y 174 agrícolas, con 5 más.

De los 88 seísmos registrados hasta las ocho de la tarde de ayer, el único que tuvo lugar a más de 20 kilómetros de profundidad se produjo a las 06.23 horas con una magnitud de 2,8 mbLg y a 23,9 kilómetros, según publicó el IGN en su página web desde la que informa a tiempo real de todos los terremotos que se producen en España. Meletlidis, preguntado en la rueda de prensa diaria sobre las posibles similitudes entre el proceso eruptivo herreño de 2011 y el de la isla bonita, afirmó que «comparar dos procesos eruptivos siempre es un reto». «En La Palma», añadió, «quizás tendríamos que esperar unos cuantos días más para confirmar si se produce esa ausencia de sismicidad y si se corrobora con otros parámetros como la sismicidad intermedia y sobre todo por la deformación», que, según el informé científico del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), mantiene una «estabilidad sin tendencia definida en las estaciones más cercanas al centro eruptivo, y ligera tendencia a la deflación en las más alejadas».

A la espera de esa ratificación, el volcán de La Palma continúa emanando lava desde el cono secundario, formado el pasado fin de semana al noreste del principal. El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, dio ayer una «buena noticia»: el material «se mueve sobre terreno ya hollado», por el centro de la gran plataforma de magma solidificado que se ha creado entre La Laguna y Las Manchas. El ya denominado frente número 12, que se había derramado al norte y que se dirigía hacia La Laguna, ya no «preocupa tanto» porque «está prácticamente sin fuerza», afirmó el director técnico de la emergencia, quien mostró un deseo: «Que esta colada finalmente pierda velocidad y gane en viscosidad, y que definitivamente se pare» para que termine de una vez la destrucción de viviendas.

En la actualidad, una de las principales preocupaciones es la emisión de gases que se está produciendo tanto desde los dos conos como desde las coladas. En este segundo caso, Meletlidis explicó que hay zonas donde se acumulan hasta 30 metros de material que sigue desprendiendo gases. Esta situación ha motivado que los vecinos de barrios como Las Manchas o La Bombilla apenas hayan podido acudir a sus viviendas para retirar enseres o las cenizas que se amontona en las cubiertas durante las últimas cuatro semanas. Y es que los técnicos han detectado la presencia de monóxido de carbono al sur del volcán, un gas que sólo es detectable mediante aparatos específicos y que su inhalación puede provocar la muerte por asfixia en cuestión de segundos.

La última semana ha sido la más activa en sismicidad de todo el proceso eruptivo. Se han registrado 1.242. El martes se produjo el récord con 376 y el miércoles se localizaron otros 335.

Ayer, el Pevolca se vio obligado a paralizar el paso de los vecinos a Puerto Naos durante la mañana y por un corto periodo de tiempo debido a la contaminación en el ambiente, aunque posteriormente se volvió a permitir el acceso a la zona de exclusión sur. Al norte del valle de Aridane, la calidad del aire continúa siendo buena durante prácticamente toda la semana gracias a los vientos alisios, predominantes en la Isla, que están trasladando el penacho de cenizas y gases hacia el suroeste de la Isla.

Los datos registrados tanto de dióxido de azufre (SO2) como de las partículas menores de 10 micras, las denominadas PM10 que están relacionadas con la presencia de cenizas, se mantienen entre niveles buenos y razonablemente buenos en todas las estaciones.

De cara a este fin de semana, Morcuende ha señalado durante estos días que existe la posibilidad de que se produzca un episodio de calima a partir de mañana, que conllevaría el aumento de las PM10 debido al polvo sahariano que empeoraría la calidad del aire. Este fenómeno no sería exclusivo de La Palma, sino que también se haría extensible al resto del Archipiélago.

La superficie sepultada por el volcán asciende ya a 1.146 hectáreas después de que durante la jornada del pasado miércoles se incrementó en otras dos más.

Fuerte actividad estromboliana en el volcán de La Palma. @involcan

Las coladas alcanzan una anchura de hasta 3.350 metros en el punto situado más al oeste, entre la fajana del norte, situada en la zona de La Costa, y la del sur en Las Hoyas.

Compartir el artículo

stats