Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cine

La pinocha une el campo con la capital

Una performance en TEA marca el inicio de la agenda de la Semana del Cine Rural en Santa Cruz

22

Performance en TEA del Festival La Pinochera Andrés Gutiérrez

La pinocha, ese material de origen natural que durante décadas fue sinónimo de trabajo y subsistencia, protagonizó una performance este martes en TEA de la mano del Festival La Pinochera. 

La capital tinerfeña se reencontró con su pasado más rural gracias a la segunda edición de la Semana de Cine Rural y Ecológico de Canarias, que ofreció una performance en TEA Tenerife Espacio de las Artes. La sala de arte contemporáneo es, de hecho, la sede en la ciudad de este encuentro cultural con base principal en el municipio de El Rosario.

Desde temprano, los viandantes y estudiantes que circulan a diario en torno al emblemático edificio ideado por Herzog & De Meuron se vieron sorprendidos por la presencia de una buena cantidad de pinocha –trasladada directamente desde los montes de La Esperanza– que fue descargada junto al centro de arte. Junto a ella, un antiguo Austin Morris también llamó la atención. 

La pinocha, esos restos de hojarasca de pinar que tantos usos tuvo en el pasado no tan lejano de los tinerfeños, fue la protagonista de una performance junto a varias familias de La Esperanza, que acudieron a la cita «para poner en valor lo que se hacía antiguamente con la pinocha, que se bajaba desde el monte para ser empleada como cama para el ganado, entre otros usos», explicó la directora artística del proyecto La Pinochera, Irene Sanfiel. El resultado de esta actividad, una instalación artística, estará expuesto en la Sala A de TEA durante toda la semana.

La primera edición tuvo lugar antes de la pandemia y ahora los organizadores del certamen se reafirman aún más en su propósito original. «Queremos centrarnos en lo que verdaderamente importa: la gente que trabaja con los alimentos que consumimos, la vida en el campo y todos esos recursos que necesitamos para vivir y a los que muchas veces no les damos mucha importancia».

El medio audiovisual es el formato elegido por los gestores de La Pinochera para «visibilizar la realidad del territorio en Canarias y en concreto de la vida rural de las gentes que cuidan el territorio desde el campo, la gente que está trabajando con los alimentos que consumimos desde una perspectiva sostenible y ecológica».

El programa del festival, que arrancó hace dos meses con actividades formativas en los centros escolares de El Rosario, incluye más de 20 proyecciones, cuatro talleres de temática audiovisual y varias experiencias artísticas como la que se vivió ayer en TEA. Mientras, Beatriz Ballester realizará este miércoles otra performance con lana para abrir las proyecciones que tendrán lugar en TEA con motivo de la presentación del cortometraje [beeeeeeeeeeeeee ́ee], del que es protagonista. Paralelamente, en el Mercadillo Agrícola de El Rosario y los alrededores continuarán con talleres de cine y las proyecciones.

Una feria para concluir la programación

La II Semana de Cine Rural y Ecológico culminará este domingo con una feria con diferentes marcas de producción sostenible, intercambio de semillas, música en directo, microtalleres de improvisación y se podrán ver los resultados de los procesos de mediación en los colegios CEO Leoncio Rodríguez y CEIP San Isidro, junto a los resultados de los talleres. Mientras, este viernes se desarrollará el foro insular de iniciativas agroecológicas, ecosociales, culturales y artísticas en zonas rurales, la naturaleza y el campo, dinamizado por la Red el Cubo Verde y en el que participan siete proyectos canarios. También se presentará la edición de Culturarios, primera investigación nacional de esta índole que incluye al territorio canario en este marco. Y el sábado y domingo, destacan el taller de Fisquito Cine que enseña cómo rodar una película en 24 horas y las rutas teatralizadas por el PFAE Rosatur en el bosque del Adelantado. Todas las actividades son gratuitas y de libre participación, incluyendo los talleres, previa inscripción en www.lapinochera.com.

Compartir el artículo

stats