20 de mayo de 2019
20.05.2019

El PP se cita con la historia de Puerto de la Cruz

Los populares afrontan el 26M con el reto de superar, por primera vez, a un PSOE que espera crecer y ganar

20.05.2019 | 04:59
Lope Afonso (PP).

ACP quiere propiciar un gobierno de izquierdas y CC llega lastrada por la división interna

El Partido Popular tiene una cita con la historia de Puerto de la Cruz el próximo 26M. Por primera vez, los populares aspiran a ganar en las urnas al PSOE para convertirse en el partido más votado en la ciudad. El actual alcalde, Lope Afonso (PP), tiene su principal rival en el PSOE que lidera Marco González Mesa, que también espera crecer, con la ayuda de la ola socialista nacional, para recuperar una ciudad tradicionalmente del PSOE. La Asamblea Ciudadana Portuense (ACP), beneficiada por la desaparición de alternativas como Se Puede Ganar, EB, ANC o XTF-NC, quiere ser clave para propiciar un gobierno de izquierdas en el municipio, mientras que Coalición Canaria, que viene de un mal resultado en 2015, repite con Sandra Rodríguez para iniciar la remontada, pese a que llegan con el lastre de la división interna. Cs, NC y CDPDC pelearán por entrar en la corporación y convertirse en llave de gobierno si nadie alcanza la mayoría absoluta.

El PSOE ganó las elecciones de 2015 con el 30,82% de los votos (4.449) y logró siete ediles, los mismos que el PP, que fue segunda fuerza con el 28,91% de los votos (4.173). Muy por detrás apareció CC, en sus primeras elecciones sin Marcos Brito, cuando lograron 4 ediles gracias al 16,22% de los votos. La ACP que vuelve a liderar David Hernández recibió el 15,25% de los votos (2.202) y obtuvo tres concejales. De los seis partidos que no lograron representación sólo repiten Ciudadanos de Puerto de la Cruz (CDPDC), con Sergio García de candidato, y Nueva Canarias (NC), que apuesta por Francisco Torres para mejorar sus malos resultados de 2015. Se Puede Ganar, un partido vinculado a Podemos, obtuvo 308 votos que podrían ir a parar a la ACP, lo que los situaría a la altura electoral de la CC de 2015.

El único partido nuevo en los comicios del 26M será Ciudadanos (Cs), que se estrena con Aglaé Arbelo como candidata y con el reto de obtener representación. La marea naranja ya se dejó notar en las dos últimas elecciones generales y Cs va al alza, para preocupación del PP: en 2016 cosecharon 1.371 votos, el 9,24%, y el 28A subieron hasta los 1.925, el 12,4%. Si la candidata local es capaz de conservar una parte importante de esos votos de las generales, entrará en la corporación local.

Tras un mandato con Lope Afonso en la Alcaldía (PP), en pacto con CC, los populares esperan crecer, pese al mal momento que atraviesa el partido a escala nacional. En 2015, el PP recibió 4.173 votos en las locales, y un año después crecieron hasta los 5.434 votos para imponerse en las generales con el 36,61% de los apoyos. El PSOE, en coalición con NC, fue segunda fuerza con 4.199 votos (el 28,29%). Hace menos de un mes, en las generales del 28A, el PP se desplomó al pasar de 5.434 a 2.680 votos (17,27%), y el PSOE se disparó de 4.199 a 5.295 votos (34,12%).

En las elecciones generales, CC también duplicó el número de votos. En 2016 recibió sólo 1.001 (6,74%) y el 28A alcanzó los 2.181 (14,05%). Unid@s Podemos, el partido más afín a la ACP, pasó de 2.421 votos en 2016 (16,31%) a 1.962 (12,64%).

Pese a que la evolución de las dos últimas generales habla de una tendencia al alza de PSOE, CC y Cs, y de un bajón del PP y de la izquierda alternativa (UP y ACP), las claves locales y el factor personal tendrán en Puerto de la Cruz muchísimo peso. La principal incógnita está en Coalición Canaria, un partido que no ha terminado de cerrar las heridas de abril de 2018, cuando la exalcaldesa Sandra Rodríguez se impuso en las primarias a Juan Carlos Marrero por 104 votos frente a 91. CC llega dividida al 26M, con una candidatura en la que no repiten tres de los cuatro concejales. En ese contexto interno, con la desmovilización de parte de la militancia nacionalista, mantener los resultados actuales sería un éxito para Rodríguez. Crecer afianzaría su liderazgo.

En el PP confían en que el vecino portuense se aísle del contexto nacional y valore la gestión municipal del equipo de Lope Afonso. Y los socialistas esperan crecer desde la oposición ejercida por un Marco González, que ya no es un recién llegado, y también con la ayuda del triunfo de Pedro Sánchez. Sólo 276 votos separaron al PSOE del PP en las locales de 2015. El 26M se prevé también ajustado en la pelea por la victoria.

Puerto de la Cruz fue el municipio con más abstención del Norte en las locales de 2015: un 37,05% de votantes se quedaron en casa. La actual corporación es reflejo de los votos del 62,95%. 14.668 portuenses decidieron hace cuatro años la corporación que regiría los destinos de los 8.633 que no votaron. Los abstencionistas podrían modificar ahora el panorama político en la ciudad. En las últimas generales, la abstención se redujo al 28,83%, un dato que de repetirse el 26M añadiría casi 2.000 votos más a las urnas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook