Nace Tabaiba, la primera ‘app’ de citas canaria para ligar o hacer amigos “a fuego lento”

La herramienta huye de la filosofía de Tinder y busca crear vínculos “profundos”

Su creador cree que las aficiones, como el senderismo o el yoga, unen más que una cerveza

Gorka Magaña, joven vasco creador de la app canaria Tabaiba

Gorka Magaña, joven vasco creador de la app canaria Tabaiba / María Pisaca

La inmediatez que exige la era digital y que se extiende a todos los ámbitos de la vida –desde lo personal, hasta el trabajo o las relaciones– impide crear conexiones reales y profundas. Las pantallas ganan terreno en el día a día y a través de ellas se intenta solucionar todo. Hacer la compra es sustituido por unos cuantos clics con los que meter los productos en la cesta virtual del supermercado más cercano y el café con el que ponerse al día con un amigo es reemplazado por una llamada o, incluso, por unos cuantos wasaps. Se ahorra tiempo con el móvil y a la vez no hay tiempo para nada. Tampoco para el amor. En medio de esta realidad nace la aplicación móvil Tabaiba, hecha en Canarias para romper con las prisas y cocinar, «a fuego lento», vínculos con personas que buscan compartir más que una cerveza

La aplicación ha sido ideada por Gorka Magaña, un joven vasco de 31 años que lleva un año y medio viviendo en el municipio tinerfeño de La Orotava. Antes de su llegada a Canarias llevaba nueve años instalado en Madrid, donde se dedicaba al desarrollo de productos digitales para empresas privadas. «Sentía que esa ciudad ya no era mi lugar y que aquella no era la vida que quería tener. Quería volar, hacer cosas que me llenaran, vivir en Latinoamérica», rememora Magaña. Al final, no cruzó el charco pero encontró en el Archipiélago una población que le ha acogido y por la que siente «un profundo amor»

Una vez en las Islas, y tras haber pasado por una ruptura, el vasco intentó conocer a personas con las que compartir aficiones. Probó con dos de las aplicaciones de citas más populares en la actualidad, Tinder y Bumble. Sin embargo, sintió que estas no eran para él. «Me resultó frustrante. Yo estaba en un momento de desarrollo personal en el que había cuestiones que me parecían importantes y veía que en esas apps no se ponían sobre la mesa», relata tras haber quedado con varias personas y encontrarse sin temas de conversación ni nada que compartir.

Relaciones más allá de lo superficial

Tras hablar con varios amigos, Magaña se dio cuenta de que todos compartían la sensación de que las relaciones virtuales se estaban creando solo desde «la atracción» y la «superficialidad». Las personas estaban dispuestas a difundir sus fotografías pero no a describirse o ser honestos expresando qué tipo de vínculo buscaban. Fue entonces cuando al vasco se le pasó por la cabeza idear una herramienta donde lo visual estuviera presente pero no fuera «lo principal». 

«En Tabaiba no basta con poner una foto, hay que estar dispuesto a abrirse y compartir una biografía honesta»

Para diferenciarse de otras apps, el joven planificó un cuestionario previo al acceso a la comunidad virtual. De esa forma, Magaña recababa información que permitiera saber cómo es cada usuario y qué es lo que busca. Entre los filtros que hay que seleccionar antes de unirse a la aplicación hay uno importantísimo para evitar perder el tiempo a quienes buscan relaciones duraderas: la persona debe informar si está de paso en el lugar –como un turista– o si permanecerá en la zona por una larga temporada. Especialmente en lugares como Canarias, este filtro es importante, ya que las personas no suelen poner la misma energía en conocer a alguien que estará en las Islas durante una semana que en una que planea residir por mucho tiempo.

Tabaiba, un vocablo guanche fácil de recordar y pronunciar

Con esta filosofía de cocinar relaciones «a fuego lento» nació, hace menos de dos meses, Tabaiba. La elección del nombre, un vocablo guanche, responde al deseo que tenía Magaña de que la app mantenga su identidad canaria y de dar las gracias a las personas que ha conocido en la tierra brindándoles una herramienta útil que puedan incorporar a sus vidas. «De Tabaiba me gusta no solo su significado, que es el nombre de una familia de plantas preciosas, sino la sonoridad de la palabra», asegura.

«Quería conservar la identidad isleña tanto en el nombre como en el logo, que representa a un volcán y al mar»

Además, hizo distintas pruebas de márquetin en las que participaron personas de distintos países y llegó a la conclusión de que Tabaiba es una palabra «bella, que permanece en la memoria y que es fácil de pronunciar incluso por personas de lenguas extranjeras». El logo de Tabaiba tiene también mucho de canario: una de sus finas líneas es un volcán y la otra, el mar. Estas dos formas invertidas representan un corazón. 

Acceso por invitación o adquisición de un pase

Web de Tabaiba.me, una aplicación donde conocer a personas con tus mismas aficiones

Web de Tabaiba.me, una aplicación donde conocer a personas "conscientes" / María Pisaca

Aunque Tabaiba es todavía «un bebé», en estos dos meses de trayectoria no ha parado de crecer. La idea era que en esta primera fase de funcionamiento solo estuviera activa para personas que residen en Tenerife. Pero ha sido imposible frenar la penetración de la app, que ya se ha expandido a Madrid y Barcelona. En la isla de Gran Canaria también han comenzado a usarla, aunque todavía es un movimiento reducido. 

El objetivo de Magaña no es que Tabaiba crezca y se convierta en una herramienta de uso masivo, como ocurre con Tinder, sino que sea utilizada solo por las personas que vibren con su filosofía. Es decir, «la app llegará a todas las latitudes pero seguirá enfocada a quienes buscan relaciones conscientes».

Para sumarse a la búsqueda del amor –o de la amistad– a través de la app basta con entrar en la web Tabaiba.me y adquirir un pase. Por ahora se están haciendo pruebas con su precio –que ronda los diez euros–, así que la tarifa podría variar en las próximas semanas. También se puede acceder a la herramienta de forma gratuita si se es invitado por un amigo, que es la forma mayoritaria de entrada y que garantiza «un cribado»

El joven desarrollador es, irónicamente, reacio a la tecnología. Por ello, la aplicación solo tiene sentido como herramienta que conecte a las personas en la vida real. Su diseño lleva a los usuarios a mantener conversaciones que acaben en un encuentro. En el futuro, Gorka Magaña cree que Tabaiba será mucho más que algo virtual; un movimiento a través del que se organicen eventos para quienes estén dispuestos a conocer y dejarse conocer

Un palabra aborigen, sencilla de recordar y pronunciar. Tabaiba es el vocablo con el que Gorka Magaña, un joven vasco afincado en las Islas, se lanza a emprender con una aplicación móvil que aspira a diferenciarse de Tinder por su forma de dar valor a la esencia de las personas frente al atractivo de su físico.