Economía elude a los cabildos y extiende el bono anti cuesta de enero

El Ejecutivo activa la medida para incentivar el consumo en todas las islas, Gran Canaria incluida

La herramienta estará disponible a principios de año 

Un hombre realiza compras navideñas en un comercio de la capital grancanaria.

Un hombre realiza compras navideñas en un comercio de la capital grancanaria. / José Carlos Guerra

Andrea Saavedra

Andrea Saavedra

El Gobierno de Canarias se ha propuesto extender el «éxito» de los bonos de consumo a todo el Archipiélago. La responsabilidad de activar esta herramienta ya no recaerá en los cabildos, como hasta ahora, sino que será el propio Ejecutivo junto con las Cámaras de Comercio los que gestionen el mecanismo de descuentos para que llegue a todos los rincones del Archipiélago. Y así evitar las posibles desigualdades que se puedan generar entre los comercios de las islas como consecuencia del rechazo que presentan algunas corporaciones insulares hacia la iniciativa. Concretamente, el Cabildo de Gran Canaria, que se ha negado a activar los bonos de consumo a pesar de la «buena acogida» que la medida ha tenido en el resto de islas.

«Respetamos las iniciativas que se han puesto en marcha por parte de cabildos y ayuntamientos, pero entendemos que el Gobierno tenía que apostar por los bonos porque han tenido un éxito aplastante», afirma el director general de Comercio y Consumo, David Mille.

El proyecto, que se llevará a cabo a través de las cuatro Cámaras de Comercio, cuenta con una partida de 2,5 millones de euros y nace con el objetivo de acabar con la «estacionalidad de las compras en el comercio de proximidad». La iniciativa fomenta el consumo en comercios locales, ya que las familias pueden comprar los productos con importantes descuentos, ya que es la administración la que poner una parte de gasto. «Es una estrategia para tener un periodo de incentivación y dinamización más largo que pueda extenderse más allá de la campaña de Navidad e incluso llegue al Carnaval», aclara Mille.

El objetivo es acabar con la estacionalidad de las compras y fomentar el gasto más allá de la Navidad

Desde el Ejecutivo autonómico remarcan que el bono se plantea como «una ayuda al comercio, no a los consumidores» y precisan que se activará junto a las cámaras para «subrayar el apoyo al tejido productivo canario» y darle un ámbito regional. El mecanismo, según Mille, ha sido un «completo éxito» en Tenerife, Fuerteventura, Lanzarote y en La Palma y ahora la idea es «reproducir la experiencia» a nivel autonómico.

Ya en diciembre de 2021 el Ejecutivo autonómico aprobó una partida de 3,6 millones del plan reactiva para dinamizar el comercio y los distribuyó entre islas según la cantidad de población. Pero en ese momento fueron los cabildos los que decidieron cómo utilizar ese dinero. En Gran Canaria, al contrario que en el resto, no se apostó por los bonos de consumo. «La explicación que nos dieron era que preferían reactivar el sector desde otro punto de vista», aclara Mille.

Perjuicio

Los comerciantes de Gran Canaria aplauden la medida puesta en marcha por el Gobierno regional y consideran que no haberla tenido hasta ahora ha sido un «perjuicio» para el sector. «Nosotros no pedimos más que nadie, pero tampoco menos», apunta el presidente de la Federación de Comercio de Las Palmas (Fedeco ) –integrada en la Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme)–, Raju Daswani, quien confía en que el resultado sea el mismo que en el resto de islas. «Nos trasladan que todo son ventajas, el impacto es buenísimo», apunta.

Los bonos de consumo podrán adquirirse a través de una plataforma digital que activarán las cámaras de comercio y podrán canjearse en todos los locales que se apunten a la iniciativa. Sin importar isla o municipio. «Todavía no hemos aclarado límites y condiciones, pero la idea es adaptarlo a las condiciones de cada zona y que los beneficios se repartan entre todos los comercios», aclara Mille.

El director general de Comercio y Consumo del Gobierno canario asegura que se está trabajando a «contrarreloj» para tener la plataforma lista antes del 31 de diciembre para que todo empiece a funcionar a principios de 2024. «Con esta iniciativa ganan todos: administraciones, consumidores, comerciantes y visitantes», afirma Mille, quien asegura que el mecanismo permitirá una mejora en la percepción de las zonas comerciales. «Se produce un efecto arrastre en el índice de optimismo de consumidores y comerciantes», aclara.

[object Object]

¿Qué es un bono consumo?

Un mecanismo puesto en marcha por las administraciones que permite incentivar el consumo en los comercios locales a través de descuentos para los compradores.

¿Cómo funciona?

Las personas consumidoras pueden adquirir sus bonos a través de una plataforma digital que activará la Cámara de Comercio. Para adquirirlos, deberán abonar la mitad del importe del bono. La otra mitad la pondrá el Gobierno canario. Una vez adquiridos, podrán acudir a los establecimientos adheridos a la iniciativa y canjearlos al hacer sus compras.

¿Los bonos serán iguales en todas las islas?

Sí, la propuesta del Ejecutivo canario es hacer un bono genérico que sirva para canjear en cualquier local que se haya sumado a la iniciativa sin importan en qué isla esté ubicado.

¿Hay un límite de bonos por consumidor y por establecimiento?

Sí, el Gobierno todavía no ha establecido las condiciones finales, pero existirá un límite de bonos por persona y otro para los establecimientos para evitar que las compras se concentren en una zona y repartir los beneficios.