Entrevista

Jesús Navarro: "La presidencia y la dirección general de 'Carmencita' tienen que seguir en la familia"

El director general de la empresa Jesús Navarro S. A. define el alma de la marca de especias con dos palabras clave: diferencia y liderazgo

Jesús Navarro Alberola, director general de la compañía.

Jesús Navarro Alberola, director general de la compañía. / FERNANDO BUSTAMANTE

José Luis Zaragozá

Hace cien años, en su Novelda natal, se comerciaba con especias, sobre todo azafrán, que se traía desde la Mancha y luego se exportaba a Asia y África. Este espíritu comercial surgió de la necesidad de un pueblo sin recursos naturales. El objetivo de 'Carmencita' "ha sido -según cuenta Jesús Navarro, director general de Jesús Navarro S. A. (marca 'Carmencita')-, hacer lo que otros ya estaban haciendo, pero mejorado y sobre todo, diferente". Después de tres generaciones define el alma de la marca con dos palabras clave: diferencia y liderazgo.

¿Por qué tan pocas empresas aguantan cien años en España?

El gran problema de esta vida es prolongar cualquier proyecto, sea personal, matrimonial, social o empresarial. El tiempo hace que se diluyan las cosas importantes que a veces terminan por no calificarse así. Además, llegan las desganas y faltas de ilusión con las generaciones que son distintas a las anterior, con aires diferentes y que no siempre son complementarias con las precedentes, las que han dado lugar al nacimiento de la propia empresa. Las políticas, los gobiernos, en fin, las trayectorias de los países también cambian. Pues eso le pasa también a las empresas. Por regla general, y según constatan datos estadísticos, el 90% de las empresas familiares mueren a la tercera generación. Es en la superación de los errores y en el aprendizaje de las lecciones que dejan los fracasos donde reside en gran parte el éxito de una marca.

Entonces, ¿cuáles son las claves del éxito de ‘Carmencita’?

Carmencita lo ha conseguido porque lo que damos es amor. Mi abuelo, de una familia de ocho hermanos, pasó hambre pero infundió el amor a toda la familia en aquella Novelda de principios del siglo pasado, donde las tres materias primas que ayudaron a industrializar la comarca: azafrán (de Albacete), mármol (Pinoso) y uva (de otros pueblos del Vinalopó), procedían de fuera. Todo depende del amor. Mi abuela era la que servía el café con leche a los trabajadores de aquella pequeña empresa. Eso también era responsabilidad social corporativa, que tanto se habla ahora. La abuela sirviendo el café. El amor es lo que nos dio mi tía a los tres socios, que son los tres primos, hermanos de tres familias. Nos decía: «¡quereos como hermanos, aunque seáis primos!». El amor diluye los problemas y los éxitos los celebramos los tres. No hay envidias. El amor durante toda la trayectoria de cien años de ‘Carmencita’ está ahí y no existe ningún problema de familia que metamos en la empresa.

¿Cómo afronta la compañía la sucesión familiar?

Estamos en la etapa de la transición de la tercera a la cuarta generación. Queremos profesionalizar área por área: exportación, calidad, compras y otras. Pero la cúpula, lo que es el consejo y la dirección ejecutiva de la cúpula, sea la presidencia o la dirección general, nuestra idea es que permanezca en la familia. Conocemos empresas que han puesto en presidencia o dirección general a ejecutivo que solamente se ha preocupado por acelerarla, de vender más, de tener un sueldo variable más elevado. A veces han llevado esa compañía a la ruina después de pasar el tiempo. Algunos hijos de la tercera generación ya están trabajando en la empresa, aunque no tenemos definido quién nos va a sustituir. En cualquier caso, sí tenemos claro que la presidencia y la dirección general deben seguir en manos de la familia.

Lo que empezó con unas bolsitas de azafrán se ha convertido ahora en más de 700 referencias de productos. ¿Qué planes de futuro tienen?

Vamos a prolongar el centenario de ‘Carmencita’ hasta el año 2026, que es cuando se cumplen cien años desde que se creó la marca. La nueva fábrica, en la que actualmente estamos al 70 % de nuestro nivel de producción previsto, se inaugurará en 2024 y requiere una inversión de unos 22 millones de euros. Será la planta más grande de Europa de especias y la más moderna.

Casi 2.000 empresarios, impulsados desde AVE, ‘tomaron’ esta semana pasada Madrid para reivindicar el corredor mediterráneo.

El corredor mediterráneo es una infraestructura clave para la economía de todo este arco de España y eso, por cierto, también podría enlazar con una reivindicación muy nuestra, que es la puesta en marcha del llamado puerto seco de Novelda, es decir una estación intermodal para el transporte y la logística de mercancías de esta parte de Alicante. Los empresarios necesitamos el corredor mediterráneo, esa opción a la carretera por cuestiones medioambientales y de recorte de costes logísticos importantes. Nos integrará más en Europa.

¿Qué inversiones contempla la empresa para los próximos años?

Ya tenemos una plantilla con 500 trabajadores. Somos como la ‘Ford’ de Novelda. Donde hemos levantado la fábrica, que tiene unos 35.000 metros, hemos comprado terreno alrededor para otros negocios posibles mirando el futuro; por ejemplo, la cuestión de mejorar el tratamiento de las especies. También apostamos por la diversificación de productos. Ahí está el nuevo refresco que hemos lanzado al mercado el pasado mes de octubre: ‘Mano de santo’. Es un refresco multivitamínico. Ayuda a combatir resacas y cansancios. Es una mezcla de vitaminas de nopal, que es un cactus mexicano de ácido tartárico. No tiene cafeína.

¿Crecerá la empresa en el exterior? ¿En qué mercados?

Entre ‘Carmencita’ y la marca ‘Hacendado’, que comercializa Mercadona, logramos casi el 80% del mercado español. Por tanto, para crecer tenemos que salir al exterior. No queda otra. Ya estamos en 80 países del mundo. Por ejemplo, en México, donde somos la marca número dos, así como en Chile. Acabamos de constituir una empresa para comercializar ‘Carmencita’ en Florida (EE UU). En el mundo anglosajón está teniendo éxito la venta del ‘set de la paella’. Las exportaciones representan ya el 15 % de nuestra cifra de negocio, que alcanza los 100 millones de euros. Ese porcentaje podría crecer.

¿Le preocupa la entrada de fondos de inversión en el sector de la alimentación?

Va en aumento porque es un sector rentable con márgenes de crecimiento y genera beneficios. Desde hace tiempo tenemos muchas ofertas. Estudiamos dossiers de empresas que nos quieren comprar. No lo contemplamos.

"El secreto para que una empresa familiar dure 100 años depende del amor entre sus dirigentes"

¿Qué eslabón de la cadena alimentaria es culpable de los precios que soportan los consumidores?

No hay márgenes gratuitos ni falsos en la alimentación. No se nos puede acusar de ser causantes de la subida de precios. ‘Carmencita’ optó por ser diferente, ser diferente en calidad. A veces lo caro es barato. ‘Carmencita’ puede valer más que otra marca, pero a la hora del consumo, la repercusión por cada plato, por cada paella que hagas, es más barata. Son márgenes que hemos tenido que aplicar por el incremento brutal de los costes, sobre todo de la logística y la energía.

¿Cómo será la inflación en el sector alimentario?

Los precios de la alimentación se van a moderar en 2024 aunque eso también dependerá de factores externos: sobre todo de las guerras en Ucrania y la de Israel en Gaza. Yo creo que debe de parar esta locura, ¿no? La relación futura entre China y Estados Unidos, que también nos afecta, es clave para nosotros. En China compramos, por ejemplo, el ajo. El primer producto nuestro es el ajo deshidratado. Lo compramos en este país y nos afecta cualquier movimiento político.

La patronal CEOE criticó el pacto de investidura para formar el Gobierno de Pedro Sánchez. ¿Contempla algunos riesgos, como la desigualdad o la infrafinanciación de algunos territorios de España?

Mi opinión, muy personal sobre la amnistía y ya que tengo una fe renovada, cristiana, es que se puede conseguir el perdón, la reconciliación. Se perdona al pecador, no el pecado. Se puede perdonar a la persona que lo ha cometido. Entonces aquí se puede perdonar a los 400 personas que metieron la pata en el 2017. Yo estoy a favor de la amnistía. Y lo digo así de claro. Y tengo claro que la soberanía y el poder supremo de una democracia reside en el pueblo y la representación máxima, en el Congreso de los Diputados. Entonces, el que tenga mayoría ahí tiene que gobernar.

¿Se deteriora la imagen 'España' en el exterior?

La imagen de España no se va a deteriorar en el exterior, ni la de las empresas ni la de la economía en general. Yo creo que, en este momento, sí que está afectada por el gran ruido que hay, pero sinceramente mi opinión es que en un año se diluirá esa situación de ruido. ¿Habrá más concordia en Cataluña? Esperemos que no se refuercen las fuerzas independentistas; porque claro, lo que no se puede hacer es que el delito este quede impune. Si a esas personas que ahora se les da la amnistía vuelven a repetir un referéndum ilegal el peso de la ley caerá sobre ellas. Por eso estoy a favor de la amnistía, porque sé que no volverán a hacerlo.

¿Piensa que las empresas fugadas de Cataluña tras el 'procés' volverán a su territorio?

La amnistía hará que el clima de paz y concordia en Cataluña se acelere y se diluya esta locura independentista que no lleva a ningún sitio. Yo creo que las empresas van a estar muy vigilantes de esa expectativa y de ese cambio de actitud de la sociedad catalana. Confío y así debería de ser, por el bien de Cataluña y el bien de España, que las empresas vuelvan a su origen. Yo creo que en un plazo de un año o dos y veremos un goteo de empresas que volverá.

¿Dónde se cocina la mejor paella del mundo?

Mi padre fue el creador del producto que llamamos ‘Paellero’. Tenemos ese condimento que es el número uno en ventas y en rentabilidad. ¿Por qué? Porque es una mezcla de ocho especias que permiten que la típico plato valenciano siempre salga igual de color. Cuando venimos a vender hace treinta años en Valencia no nos pegaban de milagro en las tiendas. Eran muy puristas y no confiaban en nuestro producto. Sin embargo, eso puristas, que nos tiraban a la cara el ‘Paellero’, ahora lo usan más que nadie. Y es curioso que el primer mercado de venta de este producto es en la Comunitat Valenciana, cuna de la paella. Por algo será. Las paellas que se cocinan con ‘Paellador’ son las mejores del mundo.

Empresario y profesor

Jesús Navarro Alberola (Novelda, 1959) es director general de Jesús Navarro, S.A., líder del mercado de especias y edulcorantes gracias a la marca Carmencita . Es una empresa proveedora de Mercadona. El timonel de esta saga familiar en tránsito hacia la cuarta generación ha sido consejero de la Caja del Mediterráneo (CAM) y de la Bolsa de València. También es asesor de la reforma del estatuto valenciano y autor del estudio ‘La reforma del Estatuto Valenciano bajo el punto de vista empresarial’. Asegura que tiene dotes para la docencia y por eso imparte clases como profesor en la escuela de negocios EDEM y es ponente habitual en conferencias de estrategias empresariales, además de articulista de opinión en medios de comunicación. Hombre viajero y gran lector, también ha ganado un premio ‘Goya’, en 2016, a la mejor película con el documental solidario ‘Sueños de Sal’. Además, es vicepresidente de la Cámara de Comercio de Alicante. ‘Carmencita’ está en la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) desde sus orígenes y en colaboración con la Universidad de Alicante ha creado una cátedra de estudios del sabor gastronómico como centro de reflexión, debate e investigación.