Entrevista

Unai Sordo: "Cuando la patronal tiene que poner dinero de su bolsillo no llega a acuerdos"

Salario mínimo y reforma de las pensiones son las dos principales carpetas que Gobierno, patronal y sindicatos tienen encima de la mesa para cerrar antes de acabar el año. Sobre el primero, el secretario general de CCOO, Unai Sordo, avisa al Ejecutivo -en el que intuye divisiones internas otra vez sobre esta cuestión- que o sube como las pensiones, un 8,5% hasta los 1.085 euros, o que con su firma no cuenten. Sobre la segunda, no es optimista. "Claramente insuficiente" y a un ritmo "extremadamente lento", así define la negociación sobre pensiones.

Entrevista a Unai Sordo, secretario general de CCOO

Para ver este vídeo suscríbete a El Día o inicia sesión si ya eres suscriptor

Suscríbete

¿Ya eres premium? Inicia tu sesión aquí

EPC

Gabriel Ubieto

¿Ahora mismo si la última propuesta en pensiones fuera al Congreso cuántos votos favorables sacaría?

No lo se, pero estoy convencido de que no saldría delante. Primero porque tiene un elemento que no está solucionado políticamente, que es el incremento del periodo de calculo de la base reguladora. Y porque el resto de las medidas son todavía insuficientes. Por ejemplo, en materia de pensiones mínimas, en lagunas de cotización o en compromisos de dejar como estructural el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI). Sin esos elementos acuerdo sindical no va a haber, pero es que políticamente esta muy lejos también de concitar una mayoría.

¿Cree que llegan antes del 31 de diciembre? 

Lo veo muy complicado. La reforma de las pensiones incluye piezas muy interrelacionadas entre ellas y si tocas una influyes en el resto. Por la dificultad en la negociación y la poca agilidad que está mostrando el Ministerio, creo que es muy difícil. Aunque tampoco pasa gran cosa [si no se cierra antes del 31 de diciembre]. Hay una cierta obsesión y la mayoría de cosas que están encima de la mesa tardarían en entrar en vigor unos cuantos años. Es absurdo quererlo cerrarlo sí o sí en siete días.

La recepción de 10.000 millones de euros de fondos europeos dependen de ello, según el Gobierno

La liberación de los recursos es posterior, nadie que no crea en el hombre del saco puede pensar que por hacer una reforma cuatro días después de Reyes no se van a liberar recursos para la cuarta economía de la zona euro. Europa lo que nos está diciendo es que las reformas de pensiones que se hagan tienen que ser sostenibles.    

Unai Sordo.

Unai Sordo. / David Castro

El incremento de bases de cotización del 30% les parece insuficiente. Ustedes parten del destope, ¿una subida del 50% la verían suficiente?

Un aumento hasta el 50% sería relevante. Quedarse en el 30%, como está planteando el Gobierno, no es suficiente para amortiguar la presión demográfica cuando se jubile la generación del ‘baby boom’. Pero también es una cuestión de sentido común, no es comprensible que alguien que gana 1.200 euros cotice por todo su salario y alguien que gana más de 40.000 euros no. Y va a ser un incremento de costes para las empresas que están en disposición de pagar mayores salarios, no va a suponer un problema económico. Además nadie cuestiona que se tengan que incrementar también las pensiones máximas.  

"Si logramos pactar la reforma de pensiones, el próximo Gobierno que quiera recortarlas se meterá en un lío"

¿Subir las bases máximas ahora garantiza evitar futuros recortes de pensiones?

Si fuéramos capaces de cerrar un segundo paquete de reformas que garantice ingresos suficientes a largo plazo, avalado por una mayoría parlamentaria, socialmente y por la Comisión Europea, creo que un Gobierno que quiera recortar las pensiones se va a meter en un lío. Aunque no hay que engañarse con soluciones mágicas, esto no es solo cuestión de subir las bases y tenemos que asumir que durante los próximos 25 años el Gobierno va a tener que inyectar dinero vía Presupuestos Generales del Estado. La pregunta que debemos hacernos es: ¿Qué porcentaje del PIB queremos gastarnos en pensiones y cómo lo financiamos?

La otra pata de la reforma es ampliar de 25 a 28 años el periodo de computo, ¿es un recorte de pensión?

Tal como lo plantea Escrivá, prácticamente el efecto sobre el conjunto es neutro. Hay pensiones que se verán un poco perjudicadas ahora mismo y otras un poco beneficiadas en un futuro. Nos parece innecesaria, sobre todo con las medidas claramente insuficientes que hay para cubrir lagunas de cotización. Y si el efecto global es neutro tampoco se si es necesario de cara a Europa. Ahora mismo no cuenta con aval político y nosotros sin eso no vamos a entrar.

"Parte de los empresarios de este país piensan que pueden hacer y deshacer a su antojo"

¿Se considera traicionado por el refuerzo de la Inspección de Trabajo pactado entre el Gobierno y EH Bildu? 

No, ahí hay una sobreactuación enorme y evidente de la CEOE. Aunque es verdad que el Gobierno debiera haber hablado esto con los agentes sociales. También es cierto que esto no es la recuperación de la autorización administrativa de los eres, nos parece insuficiente aunque la compartimos. Que alguien monte en cólera porque la Inspección simplemente coteje que las causas que alega una empresa para despedir son ciertas muestra que parte de los empresarios piensan que pueden hacer y deshacer a su antojo. 

¿Por qué sobreactúa la patronal?

Cuando nos convoquen para hablar del aumento del salario mínimo lo sabremos. Espero que no sea una coartada para no participar. 

Entrevista a Unai Sordo , secretario general de CCOO.

Entrevista a Unai Sordo , secretario general de CCOO. / David Castro

Si la patronal se desmarca sería su tercer 'no' consecutivo a una revisión del SMI. Que podría sumarse a un ‘no’ en pensiones y al Estatuto del Becario. ¿Cómo hemos pasado del idilio del diálogo social a ese escenario? 

Ruido político y tensión había antes y ahora. Hay que reconocer que entonces CEOE logró aislarse, ir por su propia senda y llegar a acuerdos muy relevantes. Dicho esto, eran acuerdos que versaban sobre como se repartían los recursos públicos para salvar empresas y empleo. Ahora estamos hablando de repartir los costes de la inflación entre márgenes empresariales, salarios y recursos públicos. Y CEOE se borra porque quiere salir de esta crisis como lleva haciendo siempre: devaluando salarios. Cuando la patronal tiene que poner dinero directamente de su bolsillo no llega a acuerdos.   

¿Cree que están pensando más en las elecciones del 2023?

Puede ser una de las variables. 

"Va a ser complicado convencer al Gobierno para endurecer el despido"

¿Y ustedes? ¿Le reclamarán al Gobierno endurecer el despido? 

Sí, aunque intuyo que va a ser complicado convencerlos.

¿Cree que las reformas que han pactado con el PSOE y Unidas Podemos las perderán si gana el PP el año que viene?

Si gana el PP y gobierna con Vox evidentemente sí. En ese esquema existe un riesgo de desandar los derechos laborales, sociales y civiles que España ha recorrido desde el 1978. Lo estamos viendo en Castilla y León. Pero yo no me adelantaría a los acontecimiento porque queda mucho partido.

¿Le ve alguna posibilidad a retomar con la patronal el acuerdo salarial el año que viene? 

Posibilidades hay, pero no va a ser sencillo. Vamos a ir con una propuesta flexible. Tiene que haber referencia a los precios, pero se pueden poner más elementos. Como vincularlo a los resultados económicos que tengan las empresas y los sectores, siempre que sea objetivamente comprobable.  Y al Gobierno vamos a reclamarle con furor la modificación de la ley de contratos públicos, para poder volver repercutir a precios los salarios que negociamos en los convenios colectivos. En sectores precarios y muy feminizados las empresas argumentan que no pueden revalorizar salarios porque no les deja la administración para la que trabajan. Y como el sector público está licitando al precio más bajo, las empresas van con ofertas temerarias que apenas dan para cubrir los convenios y cuando ese convenio se mejora no pueden pagarlo.