Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Energía

La subida récord de la luz provoca la huida de 450.000 clientes de la tarifa regulada en seis meses

Los usuarios pasaron al mercado libre en busca de aligerar el coste del recibo de la electricidad

Poste de electricidad.

La escalada de precios de la electricidad en el mercado mayorista que se inició en el mes de junio de 2021 ha impulsado la huida de al menos 450.000 clientes de la tarifa regulada de la electricidad en los últimos seis meses que buscaron refugio en el mercado libre, según los datos que las grandes compañías eléctricas recogen en sus cuentas anuales.

Entre junio y diciembre, la comercializadora regulada de Endesa perdió 169.000 clientes con contratos en la denominada tarifa de Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC); la de Iberdrola, unos 217.000 (esta cifra incluye también los usuarios de gas natural, por lo que en el caso de la luz se estima que serán alrededor de 200.000), y la de Naturgy cedió 90.000 usuarios del llamado mercado regulado.

Por otra parte, Repsol no desagrega el número total de clientes entre luz y gas, pero sí reconoce que tiene un 5% menos de PVPC (datos también de clientes de luz y gas), mientras que la presencia de las otras tres comercializadoras (CLH, Totalenergies y Teramelcor en Melilla) es residual frente al conjunto.

Los pequeños consumidores de electricidad (menos de 10 kilovatios de potencia contratada), por lo general hogares y algunas pymes, pueden elegir entre contratar tarifas de luz reguladas -que ofrecen las grandes eléctricas como Iberdrola, Endesa y Naturgy y cuyo importe depende de la evolución del precio de la electricidad en el mercado mayorista- y las ofertas del mercado libre –cuya cuantía fijan libremente las compañías y que suele tener precios estables-.

La tarifa regulada --es la única en la que los consumidores vulnerables pueden pedir la ayuda del bono social-- ha sido tradicionalmente más barata que la del mercado libre. Esta última suele tomar como referencia el precio de la tarifa PVPC y añade un margen, por lo que aunque se trata de un precio más estable pero también más caro. Pero el año pasado, de forma excepcional debido a un mercado eléctrico completamente desbocado marcando máximos históricos, los clientes con tarifa regulada pagaron de media un 20% más, mientras los del mercado libre se beneficiaron en su mayoría de unos precios artificialmente reducidos porque teóricamente no interiorizaron el alza del mercado y, además, se vieron beneficiados por la rebaja de impuestos y cargos del Gobierno.

Esto provocó una fuga de clientes, alentada, además, por el ruido generado alrededor de las nuevas tarifas horarias que entraron en vigor en el mes de junio y sonoras campañas publicitarias de las grandes compañías con el ofrecimiento de 'precios estables'. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no proporciona datos oficiales del mercado minorista de la electricidad desde el mes de septiembre de 2021, cuando dio las últimas cifras correspondientes al mes de mayo de ese año, justo antes de la escalada de precios y de los cambios en la factura. Entonces contabilizaba 10,5 millones de clientes en la tarifa PVPC. Con los datos de las grandes compañías se puede estimar que a finales de 2021 el número de clientes del mercado regulado descendió al entorno de los 10 millones.

Trasvase en vertical

La sangría del mercado regulado viene de lejos. Con los datos oficiales de la CNMC en la mano del mes de mayo de 2021, en los últimos tres años la base de clientes del mercado libre ha aumentado en un millón de usuarios (hasta los 16,2 millones de consumidores), mientras el mercado regulado ha perdido 600.000 usuarios (10,5 millones de clientes).

Según apunta el superegulador en sucesivos informes sobre cambios de comercialización, la mayoría de clientes que abandonan la tarifa regulada lo hace para contratar una tarifa libre, pero en una filial del mismo grupo empresarial. En concreto, durante 2020 un total de 660.000 consumidores abandonaron la tarifa regulada, pero casi el 60% de ellos lo hizo para contratar una tarifa libre dentro del mismo grupo.

Los usuarios del mercado liberalizado son mucho más rentables para las cuentas de resultados de las empresas. Por eso, tras el alza de los precios de los últimos meses ha sido una de las principales objetivos de las grandes compañías: atraer a los usuarios regulados hacia su filial del mercado libre con la excusa de un precio más barato y más estable. 

Compartir el artículo

stats