Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pesca

La UE vigilará la actividad pirata en el golfo de Guinea para proteger a la flota pesquera

El Servicio Europeo de Acción Exterior recomienda extender hasta 2024 el proyecto piloto de patrullaje iniciado el pasado año

Formación en la Escuela Náutico-Pesquera de Ribeira por parte de la Armada.

La flota atunera integrada en la asociación Opagac lanzó un SOS a mediados de mes ante el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, el español Josep Borrell. La industria reclamaba un “despliegue urgente” de militares comunitarios en el Golfo de Guinea para frenar la escalada de los actos de piratería en una zona conocida por ser la que concentra el 95% de los secuestros en el mar de todo el mundo.

En la zona faenan 14 de sus atuneros, llenos de marineros gallegos, pero no son los únicos. En la zona también hay, por ejemplo, palangreros. Al igual que sucede en el área de Somalia, con la misión Atalanta, la flota de altura pide ser protegida. Y parece que sus peticiones serán atendidas. Al menos así lo entiende el Servicio Europeo de Acción Exterior, que en su informe al Comité Político y de Seguridad de la UE sobre la situación en el área recomienda prorrogar el proyecto piloto de patrullaje en la zona hasta 2024 dado que “sigue siendo especialmente peligroso para la gente de mar”.

El informe recoge la evaluación de la iniciativa Presencia Marítima Coordinada (CMP, en inglés), iniciada en enero del pasado año para aumentar la seguridad en la zona, lo que aseguró la presencia continua de al menos una embarcación de guerra comunitaria para disuadir y detener a los piratas. De hecho, llegaron a coincidir hasta cuatro buques desplegados, con una coordinación en todo el año que califican de “excelente”.

En el documento de la UE, adelantado por el medio belga centrado en temas comunitarios euobserver, el Servicio Europeo de Acción Exterior recuerda que los países participantes fueron España, Dinamarca, Francia, Italia y Portugal. De igual forma, insiste que el riesgo sigue siendo alto, “desde Togo a Gabón, con Nigeria como el centro de gravedad”, contando solo este último con la fuerza naval suficiente para ejercer vigilancia. Entre los riesgos localizados enumeran la existencia no solo de piratería, también de pesca ilegal, terrorismo y tráfico de drogas.

Por estos motivos, el informe incluye que los mismos estados miembro que participaron en el CMP han propuesto un despliegue ya para este año, en el que España estará presente durante siete meses y medio, Francia once, Italia ocho, Dinamarca cuatro y Portugal tres y medio. Eso sí, concluyen necesario extender el CMP “por dos años más a partir de enero 2022”, es decir, hasta 2024.

Formación

La continua amenaza de los piratas, tanto en el golfo de Guinea como en Somalia, hace necesario que las tripulaciones reciban formación para saber cómo actuar en caso de ataque. Esta semana, instructores del Tercio Norte de Infantería Marina de Ferrol formaron a alumnos de la Escuela Oficial Náutico-Pesquera de Ribeira, dependiente de la Consellería do Mar.

El curso de Formación Básica en Protección Marítima, al que acudieron un total de 40 alumnos, fue tutorado por miembros de la Armada con experiencia en actuaciones llevadas a cabo en las aguas de Somalia. El objetivo es incrementar la protección marítima mediante la toma de conciencia y mantenimiento de las condiciones fijadas en los planes de seguridad, reconocer los riesgos y amenazas, comprender las necesidades de mantener la vigilancia a bordo, realizar inspecciones periódicas y utilizar los equipos y sistemas de protección adecuados.

Compartir el artículo

stats