eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelta al cole y turismo hacen de Canarias un bastión generador de empleo

Canarias gana 16.786 afiliados en octubre, y la cuarta parte de los afectados por

ERTE vuelven a sus puestos | 5.242 isleños abandonan las listas del desempleo

Vuelta al cole y turismo hacen de Canarias un bastión generador de empleo

El Archipiélago se situó en octubre como la segunda comunidad autónoma que más empleo creó de todo el Estado. El volumen total de afiliados avanzó un 2,1% (16.876 cotizantes), muy por encima de la media estatal del 0,8%. El inicio del curso escolar y la recuperación del turismo fueron los grandes responsables de una mejoría que propició el mayor descenso del paro (-2,45%) de España. Además, a los 5.242 isleños que lograron abandonar las listas del desempleo se unieron los 6.925 trabajadores afectados por expedientes de regulación de empleo (ERTE) que volvieron a sus puestos; casi la cuarta parte de los que había al arrancar el mes.

Solo La Rioja (-2,3%) impidió a las Islas disfrutar de mayor protagonismo en un décimo mes del año en el que por vez primera desde 1975 el número de parados descendió en España (-0,02% y 734 desempleados menos). El país acumula ocho caídas consecutivas del desempleo en su carrera por recuperar los niveles anteriores al estallido de la pandemia.

Con todo, las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) aún contabilizan 3,25 millones de españoles –208.316 de ellos en Canarias– que ansían una oportunidad laboral, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo. Es la cifra menor desde los 3,24 millones que había en febrero de 2020, dos semanas antes de decretarse el primer estado de alarma. Igual ocurre en las Islas, donde ya solo hay 479 desempleados más que en aquel momento y ya está cerca también –faltan 3.776– el volumen de cotizantes dados de alta.

En ese avance de cara a recuperar los datos prepandemia incidió el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, que los contextualizó en el momento del inicio de una temporada alta turística que permite ser «optimista». Si nada se tuerce, el Archipiélago puede haber retornado a los valores precoronavirus antes de que finalice este año. «Las personas que han conseguido empleo y vuelven al mercado laboral» centraron la atención del jefe del Ejecutivo.

Vuelta al cole y turismo hacen de las Islas un bastión generador de empleo

Vuelta al cole y turismo hacen de las Islas un bastión generador de empleo Julio Gutiérrez J.

Dos velocidades

Ahora bien, mientras en la comunidad autónoma aún se batalla por sacudirse la distorsión generada por la pandemia, en todo el Estado ya hay 440.361 trabajadores más que antes de decretarse el primer estado de alarma. En opinión de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), estos datos «vuelven a poner de manifiesto el mayor impacto que ha venido sufriendo la actividad económica y el empleo de las Islas desde el inicio de la crisis sanitaria».

La rama de la educación fue la más sólida en creación de empleo a lo largo de octubre. Al finalizar el mes registró 6.424 afiliados más que en septiembre. Del mismo modo, fue de las que más empleo destruyó al inicio del verano, cuando el curso 2020/2021 tocó a su fin.

La volatilidad de las contrataciones fue precisamente el problema sobre el que fijó su atención el secretario de Organización y Comunicación de UGT-Canarias, Héctor Fajardo, para quien resulta necesario el «compromiso» por parte de la clase empresarial de incrementar el porcentaje de contratos indefinidos. Solo uno de cada diez de los 67.573 rubricados en octubre en el Archipiélago –25.884 más (62,09%) que en el mismo mes del año pasado–, no tenía fecha de caducidad determinada.

El otro pilar sobre el que se asentó la mejoría del mercado laboral canario fue la hostelería. Mientras otras comunidades autónomas padecieron ya de forma clara el final del verano –el paro creció un 5,38% en Baleares, por ejemplo– el Archipiélago, siempre que la evolución de la contagiosidad lo permita, se adentra en su momento dorado de cada año. La llegada de los primeros visitantes que huyen de las frías temperaturas que hasta la primavera se instalan en el continente propició el alta de 5.115 trabajadores en este ámbito.

No obstante, en el sector hostelero se echa en falta aún a 13.191 empleados en comparación con febrero de 2020. Esa diferencia revela el número de pequeñas empresas –bares y restaurantes, sobre todo– que no han podido aguantar el estrés al que el parón ha sometido a la mayor parte de los negocios. También denota el temor a una recaída; no son pocos los que optan por esperar una consolidación del dinamismo de la economía antes de devolver a sus compañías a la velocidad de crucero que traían antes del covid.

Sin embargo, CEOE-Tenerife se mostró más ambiciosa y descartó que baste retornar al momento en que el coronavirus detuvo las máquinas. La patronal de la provincia occidental instó a «recuperar las cifras macroeconómicas de los años anteriores a la crisis de 2008». Con los datos conocidos ayer en la mano y sin contar a quienes continúan en ERTE, «Canarias tiene 71.057 desempleados más (51,76%) que en 2007», explicó el colectivo empresarial.

Todos los sectores contribuyeron a la reducción del número de desempleados en el Archipiélago, con los servicios (-5.489) a la cabeza. A continuación se situaron, por este orden, construcción (-271), agricultura (-154) e industria (-117). En cambio, como es habitual cuando mejora la perspectiva de encontrar trabajo, creció el grupo de quienes buscan su primer empleo (789).

El volcán se hace notar

La erupción volcánica de La Palma ya se deja notar en las cifras de paro registrado dadas a conocer ayer por el Ministerio de Trabajo que dirige Yolanda Díaz. Todas las islas, incluida la afectada por los sucesos de Cumbre Vieja, mejoran los registros de desempleo que tenían hace doce meses. Lo hacen de manera desigual, con mejor rendimiento de las que están más expuestas al comportamiento de la actividad turística; las que más perdieron al declararse la pandemia. Sin embargo, La Palma queda muy descolgada, con solo un 6% menos de parados que hace un año. Una cifra que contrasta con el 37,8% de Fuerteventura, el 33,4% que se anota Lanzarote o el 28,1% de La Gomera, según datos revelados ayer por el Observatorio Canario de Empleo (Obecan). No a tanta distancia, pero también lejos, quedan Tenerife (-20,3%) y Gran Canaria (-17,6%). En el ámbito de la contratación tampoco sale bien parada la isla bonita. En este caso, mientras el resto logra mejorar sus registros de octubre de 2020, La Palma los empeora (-12,58%). Este comportamiento contrasta con el avance del 180,63% de Lanzarote o el 128,56% de Fuerteventura. De manera también intensa pero más mesurada aumentaron los contratos en La Gomera (81,17%), Tenerife (63,87%) y Gran Canaria (48,15%) y con timidez, teniendo en cuenta el terreno por recuperar, lo hicieron en El Hierro (7,24%). Además, aunque situados en el noreste y alejados del foco de la erupción, los limítrofes, entre sí, Barlovento (5,73%) y San Andrés y Sauces (2,40%) son los dos únicos municipios del total de 88 con que cuenta la comunidad autónoma en los que el número de parados es ahora más elevado que hace un año.

G. H.

Compartir el artículo

stats