Ramis le pide a Shashoua que "ponga de su parte"

El entrenador del Tenerife incluye al jugador londinense en la convocatoria para el partido contra el Sporting, pero aclara que "es difícil que está para 90 minutos"

Luis Miguel Ramis.

Luis Miguel Ramis. / Andrés Gutiérrez

Julio Ruiz

Julio Ruiz

Luis Miguel Ramis no considera a Samuel Shashoua un caso perdido, ni mucho menos. Asegura que seguirá «ayudando» al londinense para que se acerque al nivel con el que –sobre todo en la primera vuelta de la temporada pasada—, se convirtió en uno de los futbolistas más desequilibrantes de la plantilla. Eso sí, este viernes le pidió públicamente algo que, seguramente, ya le ha transmitido en privado, que ponga «de su parte». Fue un llamamiento contra la falta de continuidad de un jugador que solo ha disputado dos partidos enteros esta temporada, el de Copa ante el Pontevedra y, el 14 de enero, el de Liga contra la Ponferradina.

La suya está siendo una campaña incómoda, puede que no tan diferente a las anteriores. Comenzó el presente ejercicio con el lastre de la pubalgia que arrastró del curso anterior y que le obligó a pasar por el quirófano en septiembre después de que no prosperaran los tratamientos conservadores. Así se le esfumó casi toda la primera vuelta. Volvió a tiempo para tener minutos como suplente en los últimos partidos de noviembre y de todo diciembre, y para tener protagonismo en la eliminatoria copera de Pasarón. Tras las vacaciones de invierno dio un paso más y fue titular en los encuentros con la Ponferradina y el Cartagena, pero no llegó mucho más lejos. Después de actuar como reserva en El Sardinero, el 27 de enero, volvió a parar, esta vez por unas molestias musculares. Fue el motivo por el que se quedó sin entrar en las convocatorias de los partidos con el Albacete, Granada y Mirandés. Y también el que generó dudas sobre su presencia en la lista que anunció este viernes Ramis con vistas a la visita al Sporting. Finalmente, Sam viajó a Gijón, pero lo hizo casi más por las circunstancias que por haber alcanzado un estado físico óptimo. Tal como explicó el técnico, las bajas de los atacantes Elady Zorrilla, Waldo Rubio y Mo Dauda hicieron que tuviera que apurar al máximo los pocos recursos que le habían quedado. Uno de ellos era un Shashoua que, al parecer, no está todavía a su verdadero nivel. «Esta semana entrenó con relativa continuidad», explicó el técnico antes de admitir que las sanciones y la lesión de Dauda aconsejaron que fuera indispensable «la ayuda y predisposición de todos», incluyendo al mediapunta inglés, que se unió al grupo «con la posibilidad de participar, aunque lleva un tiempo sin jugar y es difícil que soporte los 90 minutos», dijo Ramis.

Profundizando más en este asunto, el entrenador compartió su convencimiento de que, «emocionalmente», Shashoua «no estará bien». Dicho esto, aseguró que casi ha agotado todas las posibles soluciones. «Yo puedo llegar hasta donde puedo, y al club le consta que lo he intentado y que sigo ayudando a Sam y a los demás, sin distinciones, aunque luego te centres un pelín más en el jugador que pasa por un momento peor», argumentó el tarraconense.

En esa línea, Ramis invitó a Samuel a «poner e su parte» para terminar con su intermitente trayectoria. «Yo le he tirado la pelota y ahora la tiene en su tejado», señaló el entrenador. «Y le voy a seguir ayudando, pero necesito respuestas, porque si todo lo que hago es hacer preguntas y no recibo respuestas, no puedo hacer una valoración. Es algo que debe partir de él y ojalá lo consiga. Pero voy a ayudar, como siempre», insistió.

En un segundo plano queda el futuro profesional del futbolista. Shashoua tiene contrato con el Tenerife hasta el 30 de junio y el calendario avanza sin que se haya cerrado una renovación en la que ya han pensado tanto los dirigentes como el futbolista. Se trata de una negociación en la que Ramis no tiene «nada que ver», tal como advirtió este viernes. Eso sí, ya le ha trasladado a sus superiores lo que piensa de la posible continuidad del jugador. «Una situación como la suya no es la mejor; lo ideal es que esté jugando y lo haga a un gran nivel, y no está siendo el caso», dijo sobre la influencia en la renovación del estado actual de Sam.