El Granada, con pasado reciente en Primera, la amenaza del máximo goleador de Segunda, Uzuni, y el impulso añadido del reciente 5-0 al Sporting, no tiene pinta de ser el mejor aliado para que el Tenerife rompa la serie de cuatro empates y consiga el tercer triunfo del curso. Pero esta categoría de segundas, terceras y cuartas oportunidades, es especialista en hacer que nada sea como parece, en que la práctica iguale fuerzas que, sobre el papel, se intuyen alejadas.

Para el Tenerife es una oportunidad. El teórico triunfo se premiará con tres puntos, como cualquier otro, pero se supone que no es lo mismo derrotar al Granada que, por ejemplo, al Racing o al Málaga, que ya cayeron en el Heliodoro. El depósito de confianza crecería un poco más. Y el Tenerife es de esos equipos que, incluso en campañas irregulares, sacan lo mejor en los retos más exigentes. Además, puede que a Ramis no le falte razón cuando dice que los blanquiazules están más cerca de ganar que de no hacerlo. Con algún error caro atrás y menos pegada de la conveniente, no han dejado de ser competitivos. Sobra decir que les ayudaría ir con ventaja en el marcador, y es que han estado poco por delante: no más de 110 minutos –en cuatro partidos– de los 900 de Liga transcurridos.

La cuestión es que el Tenerife no gana desde el 19 de septiembre, cuando se deshizo del Málaga. A partir de ahí, un empate tras otro, un saldo de 4 puntos de 12 que no le ha permitido despegar. Y, como aspirante a luchar por el ascenso, lo que necesita es eso, cambiar igualadas por triunfos y la zona baja de la tabla por la alta.

Se supone que el técnico lo intentará con un puñado de novedades. El miércoles, en el 0-0 con el Cartagena en casa, introdujo siete. Había que dosificar esfuerzos. Ese día descansaron de inicio titulares como Mellot, Nacho, Aitor y Gallego. Lo más probable es que los cuatro formen parte del once. Y también que Dauda esté entre los elegidos. El ghanés tuvo minutos ante el Cartagena, después de un mes sin jugar por una lesión, y está preparado para poner al servicio del colectivo su velocidad y su verticalidad, ingredientes esenciales para un Tenerife que pierde al extremo Waldo por una rotura muscular –se une a las bajas de Samuel Shashoua y Álex Corredera– y que, por ahora, no ha encontrado en Appiah al jugador desequilibrante que le está haciendo falta.

La fase ofensiva no está siendo el punto fuerte del Tenerife, y estaba resultando un problema para el Granada hasta que se destapó con el 5-0 al Sporting. Venía de tres jornadas seguidas sin marcar. Si bien arrancó la Liga con fuerza, con tres victorias enlazadas, el equipo de Aitor Karanka entró en un tramo de altos y bajos. Perdió en Andorra y en Eibar, se repuso en Los Cármenes venciendo al Mirandés y continuó con un 2 de 9 antes de la contundente goleada del pasado jueves. Menos regularidad de la esperada para un equipo de su potencial, aunque está más que visto que a los clubes procedentes de Primera les cuesta cogerle el pulso a esta categoría. La conquista del Heliodoro le daría estabilidad ante un Tenerife que también la busca, conviviendo con la dificultad y la necesidad.

Signo claramente local. El Granada solo ganó un partido de los diecinueve que jugó en la Isla ante el Tenerife. Fue en mayo de 1957, en una Liga en la que el club andaluz logró ascender a Primera. El balance es de doce victorias locales, ese único triunfo visitante y seis empates;cuatro de ellos, en los cuatro últimos precedentes.

Elady, 64 días después. Está previsto que Elady Zorrilla vuelva a una lista de convocados. Después de entrar en la correspondiente a la primera jornada, sufrió una lesión muscular.

Uzuni y Callejón, estrellas. Myrto Uzuni encabeza la clasificación de goleadores de Segunda División con ocho tantos. El club fichó al extremo albanés en enero de 2022 tras pagar unos 3 millones de euros al Ferencváros. Con dos dianas está Callejón, internacional absoluto y ex del Real Madrid, Espanyol, Nápoles y Fiorentina.

Cuándo y dónde. El Tenerife-Granada de la undécima jornada de Segunda División se jugará este domingo en el Heliodoro Rodríguez López, a las 20:00 horas. Será dirigido por el árbitro valenciano Saúl Ais Reig.