Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Burgos CF - CD Tenerife: Comienza la cuenta atrás

El Tenerife entra en la recta final, de los últimos diez partidos, visitando al Burgos - Con las bajas de Aitor, Mario, Moore y Sipcic, y tras sumar 3 de los últimos 12 puntos, se enfrenta a uno de los mejores locales

Luis Miguel Ramis. CD Tenerife

Al Tenerife le faltan diez partidos para finalizar su recorrido por el calendario regular, empezando por el de hoy en El Plantío. Atrás quedan 32 que aprovechó para postularse como un candidato a competir por el ascenso. Solo en tres jornadas no pisó la zona de playoff, al inicio del curso, y ahí seguirá unas cuantas más –probablemente, hasta el cierre–, ya que su margen con el séptimo –9 puntos– le permite vivir sin agobios y su distancia con el segundo ha pasado a ser demasiado amplia –7–.

En lo segundo tuvieron mucho que ver los últimos resultados. El de Ramis no ha sido un equipo de malas rachas. Como mucho, un par de derrotas seguidas en tres momentos de la temporada. Su reacción, a modo de victoria, siempre fue inmediata. Sin ir muy lejos, lo hizo tras los dos tropiezos más recientes, con el Mirandés y el Valladolid: viajó a Gijón y ganó. Pero luego vivió una experiencia sin precedentes, la de volver a perder. Además, como ante el Valladolid, cayó siendo anfitrión de un rival directo, el Almería. Total, que el Tenerife se enfrentará al Burgos saliendo de su tramo menos productivo del curso: 3 puntos de 12.

Lejos de sentirse preocupados, en el vestuario blanquiazul siguen transmitiendo seguridad. Sus números como visitante son un aval. Y es que el Tenerife se ha plantado en el esprint final siendo el que más puntos ha sacado a domicilio (28). Solo perdió con el Almería, Las Palmas, Málaga y Mirandés.

El reto consiste en mantener esa tendencia en el campo de uno de los locales más fuertes. De hecho, el Burgos es el sexto en la clasificación casera. Ocho equipos salieron de El Plantío sin puntuar, cuatro empataron y tres lograron vencer –Eibar, Zaragoza y Oviedo–. Un balance más que suficiente para que la escuadra castellana tenga al alcance de la mano la meta de la permanencia. Pero le falta el arreón definitivo. Después de dos jornadas sin ganar, los de Julián Calero se toman los partidos seguidos en El Plantío ante el Tenerife y el Sporting como una oportunidad para adelantar la tarea.

Para el primero de esos dos encuentros se había añadido el aliciente del regreso a casa del burgalés Mario González, pero ese reencuentro no se producirá. El delantero del Tenerife faltará por el reciente fallecimiento de su padre.

Mario había enlazado dos jornadas siendo titular. Su lugar en el once podría quedar cubierto por Elady, que no jugó ante el Almería por la lesión que le provocó un golpe que sufrió en El Molinón.

Ramis también tendrá que buscarle un sustituto a Aitor Sanz, ausente hoy por la acumulación de cinco tarjetas amarillas. Todo indica que el elegido será Larrea.

Además, deberá cambiar a los titulares del partido anterior en los laterales. Moore, que jugó por la derecha, se incorporó a la selección de Estados Unidos y deja vacante un puesto que volverá a ser para Mellot, zurdo por un día ante el Almería. El relevo del francés será Carlos Pomares, tras superar el coronavirus. Álex Muñoz sigue sin ser una opción. Ya se ha perdido tres partidos y medio por una tendinitis en la rodilla izquierda.

En el Burgos, Calero recupera a Andy pero sigue sin poder convocar a Saúl Berjón ni a Grego Sierra.

Compartir el artículo

stats