Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramis: «Estamos en la pelea, pero va a costar mucho»

Luis Miguel Ramis, feliz por el segundo puesto, insiste en que aún no han conseguido «nada»

Luis Miguel Ramis, antes del partido de ayer. María Pisaca

Después del victorioso partido de ayer, el entrenador del Tenerife, centró ayer sus esfuerzos en recordar que su equipo «aún no ha conseguido nada». Luis Miguel Ramis subrayó que van «a defender la segunda plaza» y que uno de los objetivos para este fin de semana era amarrarse a ella, conscientes de que un triunfo podía servir para meter presión al Eibar, que juega hoy, lunes. Con todo, exteriorizó suma prudencia y remarcó en varias oportunidades que «queda mucho camino por recorrer».

«Intentaremos defender esa posición, pero desde la tranquilidad y la naturalidad. A día de hoy, la clasificación dice lo que dice, pero queda mucho por delante», reiteró. Respecto al partido en sí, se deshizo en elogios hacia la atrevida propuesta de la Real Sociedad B y puso el acento en la gran dificultad que entrañaba este encuentro.

«Ellos nos han llegado con mucha velocidad y en la primera mitad con centros peligrosos, con muchos jugadores de por medio. Y Juan Soriano ha estado acertado y solvente», dijo al preguntársele por la actuación primorosa de su cancerbero. «Para ganar un partido de estos, tiene que darse un conjunto de muchas cosas, entre ellas que el portero nos dé seguridad. Y así ha sido», celebró.

Dicho todo lo cual, también hubo margen para que ponderara la importancia de los hombres que salieron en la segunda mitad. «Han salido a hacer lo que se les ha pedido. Entendíamos que el partido podía derivar en situaciones que beneficiaran a ambos jugadores y considero muy importante la labor de Aitor Sanz en ese doble pivote con Larrea, porque en la zona en la que ellos buscaban continuamente filtrar pases teníamos que ser muy fuertes», explicó. En cuanto a Apeh, comentó que «podía hacer daño» en el momento en que se ha incorporado al juego; y expuso que ha sido él quien ha cambiado su posición en el grupo «con su perseverancia, su insistencia, su actitud y hasta su silencio».

El último mensaje de Ramis fue para el público. «La afición nos ayuda muchísimo y todas las semanas. Siempre es especial jugar en casa. Desde que la gente ha podido entrar de nuevo a los campos, el ambiente aquí es extraordinario. Me alegro de que se hayan ido contentos porque, más allá del resultado, ven a un equipo con mucho sentimiento y que se deja el alma. Nosotros lo valoramos mucho y creo que la gente también. Así que ojalá podamos enganchar a más aficionados aún», cerró.

Desde la acera del cuadro técnico, respondió que seguirán «enviando mensajes positivos, pero muy conscientes de la dificultad de la semana que vienen», recalcó. Lo próximo será la Copa del Rey, a la que dan la importancia que tiene. «Cuando uno se pone la camiseta del Tenerife, hay que defenderla y sudarla; y eso es lo que hacen todos los jugadores sin excepción. Esto no va a ser menos el jueves. Intentaremos a superar la eliminatoria. Iremos con toda la humildad porque no nos colocamos ni por encima ni por debajo de nadie», finalizó. Además, reveló Ramis que la ausencia de Shashoua se decidió el mismo día del partido, porque no tenía buenas sensaciones y había futbolistas que podían reemplazarle.

La satisfacción del técnico visitante

La Real Sociedad B sigue en puestos de descenso pero su entrenador, Xabi Alonso, tenía motivos para la satisfacción y la esperanza por la actuación de los suyos en el Rodríguez López. Según reveló el propio técnico, al finalizar el partido les dijo a sus jugadores que «así sí se puede perder». Asimismo, negó que hayan equivocado el plan de partido al tomar el protagonismo y la posesión del balón, por momentos de forma muy ostensible. Alonso remarcó que el Tenerife «es un grandísimo equipo y está haciendo las cosas bien durante toda la temporada». Ante la dificultad que entrañaba el envite, se mostró feliz con el comportamiento de los suyos y remarcó cuál fue la gran diferencia. Mientras la Real B no fue capaz de materializar sus ocasiones, el representativo sí aprovechó las suyas para marcar dos veces.

Compartir el artículo

stats