Día del Periodista 50% DTO. eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Lenovo se acostumbra al bombo de los buenos

El cuadro isleño ha sido cabeza de serie en cinco de sus últimas presencias en Copa del Rey

Huertas penetra ante la defensa de Urtasun en el Lenovo-Betis. Andrés Gutiérrez

Lo que antes significaba un premio en mayúsculas es ahora casi una rutina. Y es que estar en la Copa del Rey se ha convertido en costumbre. Tanto que el Canarias mira a otras metas, como la de llegar a la cita del KO con la condición de cabeza de serie. Así ha sucedido en cinco ocasiones estos últimos siete años.

Hace casi nueve años -se cumplirán el jueves- el CB Canarias lograba, después de más de cinco lustros, su clasificación para la Copa del Rey. Un pasaporte sufrido, que llegó en la última jornada de la primera vuelta, y con favores de terceros, toda vez que el Estudiantes derrotó al Gipuzkoa, otro de los candidatos a la octava plaza. Fue unas horas después de que el equipo lagunero cayera en casa contra el Manresa (78-83) cuando parecía que lo tenía todo a favor.

Aquella presencia en la cita celebrada en Málaga fue una fiesta para el canarismo. Aunque a ella, tras la marcha de Sekulic a Turquía, llegaron los de Alejandro Martínez con la bandera de rendición en la mano. Una sensación de inferioridad que se confirmó cuando el Barça dio a los laguneros, en el partido de cuartos, un revolcón sin precedentes: 104-60. Luego, el Canarias tuvo que ver desde el sillón las copas de Las Palmas (2015) y Coruña (2016).

Pero en 2017 los aurinegros volvieron a la carga en Vitoria. Y lo hicieron a lo grande, ya que los de Txus Vidorreta se metieron en la cita de los ocho mejores como terceros en el ecuador de la fase regular. Supuso el inicio de lo que ya son dos constantes para el conjunto lagunero: estar siempre en el torneo copero, y hacerlo, de forma habitual, con su nombre en el bombo de los buenos, el de los cabezas de serie.

De hecho, en estos siete años, a la cita anual de mediados de febrero no han fallado nunca solo un reducido grupo de cuatro clubes: el Real Madrid, el Barça, el Valencia, y el Lenovo. Baskonia no pasó el corte en el torneo de Málaga 2020, y clubes como Unicaja, Joventut y Gran Canaria acumulan más faltas en este periodo.

Esa tercera plaza con la que llegó a la cita alavesa no pudo repetirla un año después en Gran Canaria, aunque aquello no fue óbice para que los laguneros (séptimos en el corte) tumbaran al Valencia en cuartos y jugaran su primera semifinal copera. Ya en 2019, el Canarias se presentó como cuarto en el torneo celebrado en el WiZink Center de Madrid, lo que le llevó a un cruce con el Unicaja resuelto de manera satisfactoria para volverse a meter entre los cuatro mejores del torneo.

La misma posición de privilegio usó el Canarias como tarjeta de presentación en la Copa del Rey de Málaga 2020. Sin embargo, esa ventaja y un sorteo sobre el papel amable, no le sirvieron a los aurinegros, que cayeron en un polémico final contra el Andorra. Se desquitó a lo grande el ya denominado Lenovo un año después. Lo hizo con su mejor primera vuelta que ha firmado hasta la fecha, con 14 victorias y solo cuatro derrotas. Balance que dio a los de Vidorreta la tercera plaza y una eliminatoria de cuartos en la que se las vio con el Burgos. Tras un cruce placentero, los tinerfeños se quedaron con la miel en los labios, tras caer contra el Real Madrid, de jugar su primera final.

La 21/22 fue una temporada algo irregular en el arranque, lo que hizo que el Lenovo no amarrara su presencia copera hasta la última jornada, cuando los canaristas ganaron a domicilio al Burgos. Pese a entrar como octavo, al cuadro isleño le sonrió la suerte en el sorteo, evitó a Real Madrid, Barça y Valencia, y acabó dando cumplida cuenta del Joventut para jugar sus cuartas semis en cinco ediciones. De nuevo el Madrid sería el verdugo.

Ahora, el Canarias volverá a estar en el bombo de los buenos. Una presencia que ya es costumbre. Un hueco ganado a pulso en la pugna por ser cabeza de serie más exigente en todos aquellos cursos en los que la competición ha tenido 18 equipos. Solo en dos ocasiones el cuarto clasificado llegó al ecuador de la fase regular con 13 victorias. Y con matices importantes. Lo hizo en la 01/02 el TAU Vitoria, al que le hubiera valido con 12 porque el Unicaja no le habría superado al tener un peor average; y el Real Madrid en la 15/16, si bien los blancos hubieran mantenido dicha condición incluso con dos victorias menos. Esta vez el Lenovo sí ha tenido que irse hasta esa cifra para consolidarse como uno de los equipos punteros de cara a la Copa.

Será, pues, la quinta ocasión en siete años que el Canarias llega al torneo del KO en el bombo de los grandes. En este lapso de tiempo solo lo han hecho otros siete conjuntos. El Madrid y el Barça son los únicos que pueden presumir de ser fijos con esta etiqueta. En cantidad, el siguiente en aparecer es el Lenovo Tenerife. Por delante incluso de Valencia y Baskonia, con tres antecedentes cada uno.

Compartir el artículo

stats