50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol

Crece el boicot al Mundial de Catar

Hummel, última de las empresas que intenta desmarcarse del torneo por la falta de respeto a los derechos humanos

Figuasr de deporte y empresas rechazan verse asociadas a un país que no respeta los derechos humanos. EFE

Conforme se acerca el Mundial se unen más voces al boicot a Catar. No solo las de figuras del deporte sino también de empresas que no quieren verse asociadas a un país que no respeta los derechos humanos.

La última ha sido Hummel. La marca deportiva, que viste a la selección danesa, ha anunciado esta semana que borrará todos sus logos de las equipaciones que el conjunto escandinavo lucirá en el campeonato. “Queremos dejar un mensaje en contra de un país que no respeta los derechos humanos ni de los trabajadores migrantes que han construido los estadios de la competición”, sentenció Hummel al anunciarlo.

No ha sido la única compañía que se ha plantado. GLS, empresa de paquetería que patrocinaba a Bélgica desde 2011, ha renunciado a hacerlo en este Mundial. Otras marcas -como ING Belgium, Carrefour, la cervecera Jupiler y la chocolatera Côte d'Or- no han retirado su patrocinio a los 'diablos rojos', pero han comunicado que no enviarán delegaciones a Catar, renunciado a las entradas que la federación belga les daba. 

El gesto de Van Gaal

En Países Bajos el banco ING, la empresa de telecomunicaciones KPN, la cadena de supermercados Albert Heijn, la compañía estatal de lotería y Bitvavo, plataforma de compra y venta de criptomonedas, han retirado sus patrocinios para no ver sus nombres ligados a Catar.

El seleccionador ‘orange’, Louis van Gaal, se ha unido a la petición de Amnistía Internacional de crear un fondo de compensación de más de 400 millones de euros para las familias de los obreros muertos en la construcción de los estadios (6.500 según ‘The Guardian, 3 según los organizadores).

“Por supuesto, estoy apoyando los fondos de compensación y creo que eso debe suceder especialmente cuando consideras los miles de millones con los que la FIFA se beneficia del torneo”, asestó el extécnico azulgrana. "Si son tan inteligentes como para organizar la Copa del Mundo allí, deben soportar todo lo que viene después de esa decisión".

Brazaletes contra la discriminación

Los capitanes de Países Bajos y de siete selecciones mundialistas más (Inglaterra, Bélgica, Suiza, Gales, Francia, Dinamarca y Alemania) lucirán en Catar un brazalete "contra la discriminación y a favor de la diversidad", adornado con un corazón multicolor con la inscripción 'One Love'. “Debe estar ahí para todos los que se sienten discriminados y excluidos, en todas partes del mundo. Estoy orgulloso de enviar este mensaje junto con mis compañeros capitanes de otras naciones, porque cada voto cuenta”, dijo el capitán alemán Manuel Neuer.

Su seleccionador, Hans Flick, ha lamentado que se dispute el Mundial en un país en el que “hay violaciones de los derechos humanos” y “la situación es inaceptable para los homosexuales”. El código penal de Qatar condena con hasta siete años de prisión las relaciones homosexuales y fuera del matrimonio y las mujeres siguen bajo un sistema de tutela masculina.

Compartir el artículo

stats