Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fútbol
Sergio Batista Presidente de la UD Granadilla Tenerife Egatesa

«Lo del sorteo del calendario puede ser un caos para el club»

Sergio Batista Andrés Gutiérrez Taberne

La hoja de ruta de la Primera División Femenina todavía no tiene negro sobre blanco. El orden de emparejamientos del curso 22/23 debió haberse definido ayer, pero la intención de la Real Federación Española (RFEF) y la de la Liga Profesional de Fútbol Femenino (LPFF) de encargarse –cada una por separado– de este sorteo obligó a la intermediación –en modo de suspensión preventiva– por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD). Una situación inaudita, que genera perplejidad en los implicados y a la vez genera una paupérrima imagen de cara al exterior de una modalidad que lejos de acercarse al tan cacareado profesionalismo se codea con los modos de un torneo de andar por casa. Uno de los afectados, la UDG Tenerife Egatesa presidida por Sergio Batista.

Más allá de quien tenga o no la razón, no parece muy serio, al menos de cara al exterior, el aplazamiento del sorteo...

Es evidente que de cara a los aficionados y a la gente normal de la calle la situación es, cuanto menos, extraña. No se entiende y deja mucho que desear.

¿Quién lleva la razón o es el culpable?

No se trata de buscar culpable, sino, por el bien del fútbol, intentar dar con una solución y un entente cordial para acabar con esta guerra que perjudica a todos y especial a los clubes modestos que llevamos tantos años trabajando por el fútbol femenino. Legalmente parece que la razón es de la LPFF, aunque la RFEF querrá hacer valer también sus derechos. Pero con independencia de que cada uno defienda sus derechos, lo cierto es que el sorteo tiene que celebrarse, y al Granadilla, como club, le da igual que se haga en la Federación, en el CSD, o en el Congreso de los Diputados. Lo importante es que se haga ya, porque además nosotros tenemos el hándicap añadido al resto de equipos de tener que viajar cada 15 días a la Península, y no podemos improvisar. Este retraso nos crea una cantidad de complicaciones enormes.

En su caso la situación parece aún más delicada con la presencia del filial en Primera RFEF...

Siempre hemos pedido que se atiendan ciertas peculiaridades, como el de ser un equipo isleño, el no jugar el mismo fin de semana que el CD Tenerife en casa y, sobre todo, que nuestros dos clubes no coincidan en casa o fuera. Y si ahora los sorteos no los hace el mismo estamento igual nos encontramos con un problema gordo. Tener que desplazar a 60 personas a la vez a la península sería un caos para nosotros. O se tiene en cuenta o el perjuicio que se puede causar es tremendo.

¿Cree que el fútbol femenino es otra de las víctimas de la guerra que existe desde hace tiempo entre los dos principales estamentos del balompié nacional?

Parece que sí, que estamos en una continuación de esas batallas. Y eso es algo que no beneficia para nada al fútbol. Hay que lograr el consenso en lugar de buscar culpables, o vencedores y vencidos. Hay que pararse a pensar para ver cómo llegamos a un acuerdo, porque si en este tipo de cosas básicas, como es la confección de un calendario, estamos así, imagínense cuando haya que abordar otros temas más importantes como las cuotas de los arbitrajes, el número de descensos, la cantidad de equipos que descienden, el tope de extracomunitarias...

Mañana [por hoy] se llevará a cabo una asamblea extraordinaria de la LPFF. ¿Puede ser clave? ¿Tiene idea de cuándo se podría desbloquear el asunto?

La asamblea solo servirá para definir las posturas de una de las partes, la integrada por los 16 clubes de la competición. Repito, como miembros de la LPFF, nos da exactamente igual cómo lo hagan. Se ve que este es un tema complejo del que no se puede opinar alegremente, y yo quiero ser respetuoso con todas las partes, pero pido cordura y que se tome una decisión para que no nos cojan a los clubes en medio. Si no hay acuerdo el CSD tendrá que pronunciarse, pero espero que no se demore mucho porque apenas queda poco más de un mes para empezar la liga.

Hablaba ahora de los posibles implicados en el descenso y del número de extracomunitarias. ¿Qué sucede exactamente?

Teóricamente es algo que está definido, con 16 equipos las tres próximas temporadas, por lo que no puede haber más de dos descensos cada año. Pero al parecer la RFEF propuso que bajaran cinco equipos, al igual que habla de limitar las plantillas a dos extracomunitarias, cuando los equipos ya tienen prácticamente configuradas las plantillas. No estamos en contra de que estas cosas se regulen, pero todo debe tener un periodo de adaptación, no llevarlo a cabo de la noche a la mañana. Por ejemplo, si firmas ahora tres sudamericanas para varios años, puedes encontrarte con que esos contratos no te sirven.

De 3.300 a 23.000 euros de arbritraje

A la espera de que se solucione la composición del calendario del ejercicio 22/23, otro de los aspectos que trae en garganta a Sergio Batista es el del aumento de las tarifas arbitrales, tanto para la Primera División como para la Primera RFEF. «Hace dos años pagamos 1.300 euros cada vez que jugábamos en casa, el año pasado 3.300, y ahora quieren cobrar 23.000. No hay justificación», argumenta el presidente de la UDG Tenerife Egatesa en relación a su principal plantilla.El desequilibrio parece también manifiesto con su filial. «En la Primera RFEF se quiere cobrar 2.900 cuando la mayoría de los clubes no llegan a 500 euros de recaudación en cada partido, y nosotras incluso menos porque al ser filiales el abono sirve para los dos clubes. ¿Con esa tarifa arbitral, y una taquilla de 100 euros cuando juguemos en El Médano, cómo subsistimos? No cuadra dentro del sentido común», se cuestiona el directivo isleño.El aumento, sobre el papel, debería ser consecuencia del paso al profesionalismo que experimentará en España el fútbol femenino de élite. Por ahora, para Sergio Batista está todo muy en el aire. «Nadie ha dicho lo que vamos a recibir. ¿Dónde está ese dinero? ¿Quién lo va a dar y cómo se repartirá? Si ya empiezan con obligaciones cuando no tienes recursos... Siempre he dicho que debe haber una transitoriedad, y que la escalera se sube peldaño a peldaño, pero de la noche a la mañana subir de 3.300 a 23.000 me parece excesivo», comenta el directivo isleño en este sentido.

Compartir el artículo

stats