Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un tinerfeño en el PSV Eindhoven

Después de ejercer como jefe de metodología en el Willem II, Javier Rabanal seguirá su carrera en Países Bajos ejerciendo de segundo entrenador de Ruud van Nistelrooy

Javier Rabanal, con el Willem II. E. D.

No hay muchos entrenadores tinerfeños de fútbol que estén desarrollando su profesión fuera de Canarias, y menos todavía en el extranjero. Y si se reduce la búsqueda a un lugar tan avanzado en la formación de jugadores como Países Bajos, aparece un único caso, el de Javier Rabanal, actual jefe de metodología de la cantera del Willem II y, en unos pocos meses, asistente de Ruud Van Nistelrooy en el segundo equipo del prestigioso PSV Eindhoven, dentro de la categoría que está justo por debajo de la principal, la Eredivisie, similar a LaLiga Smartabank, con clubes independientes y filiales mezclados en un grupo de veinte competidores.

Rabanal llegó a Países Bajos en el mes de julio de 2018. Un año y medio antes había decidido hacer las maletas y salir de Tenerife para probar suerte en China. Estaba colaborando con el Llamoro, pero no tenía la seguridad de que pudiera labrarse un futuro profesional en la Isla como entrenador. Y no había sido por no intentarlo. Inició su trayectoria en los banquillos en 1998 debutando en el Regla femenino. A continuación siguió su camino en el San Gerardo, el Laguna y el Esperanza, con el que logró un ascenso a Preferente. También ejerció de ayudante de Jaime de Paz, en el Candela y el Atlético Pinar, y de José Antonio Barrios, en Los Llanos, colaboró con Martín Marrero... Pero le tentaba la idea de cruzar fronteras, por lo que dejó su currículum en un agencia especializada y recibió una oferta procedente de China, donde la escuela española está muy valorada.

La aventura empezó en el invierno de 2017, en una academia de la ciudad de Changsha. Ahí empezó como monitor de niños de entre 5 y 14 años; y no tardó en convencer a sus superiores. Tanto, que firmó un contrato de cuatro años que no llegó a cumplir por la propuesta que le llegó desde el fútbol neerlandés;en concreto, del Willem II, un club con mucha tradición en el país. Su perfil encajaba con la necesidad de incorporar a un técnico para el fútbol base.

El director deportivo Joris Mathijsen –subcampeón en el Mundial que ganó España– había recibido buenas referencias del tinerfeño, de parte del catalán Eric Tellado, y empezaron unos contactos que se prolongaron durante tres meses, hasta que, finalmente, Rabanal firmó con el Willem II y, después de un año y medio en Changsha, se trasladó a Tilburgo.

Comenzó entrenando al equipo reserva, creado para que los profesionales con menor participación en la Eredivisie y los juveniles más prometedores, adquirieran rodaje en un competición alternativa. Además, asumió la responsabilidad de preparar al conjunto sub’19, incluido en una Liga juvenil nacional. Fue entonces cuando pudo conocer al que pronto será su jefe, un Ruud Van Nistelrooy que se estaba iniciando como técnico en el PSVsub’19 tras poner fin a una brillante carrera como delantero en clubes como PSV, Manchester United, Real Madrid, Hamburgo o Málaga, y ser internacional absoluto en 64 ocasiones.

Compartir el artículo

stats