Suscríbete eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sentir la isla en los huesos

El MUNA acoge, hasta el 3 de abril, la exposición ‘Piel de la isla’ de Facundo Fierro

20

Exposición 'Piel de la isla' del artista Facundo Fierro en el MUNA Andrés Gutiérrez

Para entender el paisaje hay que tratar de integrarse en él. Esto es lo que afirma el artista Facundo Fierro, quien ha inaugurado en el Museo de la Naturaleza y Arqueología (MUNA) de Santa Cruz de Tenerife la muestra Piel de la isla, en la que el pintor parte de la génesis del Archipiélago para analizar la evolución, el asentamiento y la aportación de los elementos naturales en la vida isleña con unos cuadros en los que el color y el amor por su tierra son los protagonistas. La exposición podrá visitarse hasta el próximo 3 de abril.

La consejera de Museos del Cabildo de Tenerife, Concepción Rivero, celebró que el MUNA cuente con esta acción del "experto paisajista" que muestra "su especial sentir con las Islas". Así, el creador realiza de esta manera "una llamada al entendimiento del isleño con su isla" puesto que este "parece haber olvidado el modo de interpretar su entorno de modo consecuente", explicó Fierro, quien expresó que existe "una genética especial que nos une, aunque no hayamos interpretado su lenguaje".

El propio autor reconoció que lleva mucho tiempo "sin desnudarse ante la Isla en la que me crié" pero celebró que "la condición de isleño es algo que, por mucho tiempo que pases fuera de tu tierra, te hace llevártela siempre contigo". Y eso es lo que ha hecho él a lo largo de su carrera y, como no podía ser de otra forma, también en esta exposición, en la que alerta que "la piel de la isla es joven y de vez en cuando nos avisa de que sigue viva", en referencia a la reciente erupción del volcán de La Palma, que también está presente en la muestra.

En esta muestra, como en toda su obra, Facundo Fierro reúne elementos de las diferentes Islas "porque quiero que cada una de las personas que visite la exposición vea reflejada su isla". Así, el artista ha trabajado durante años "buscando las huellas dactilares a través del paisaje". Se trata de piezas que ha realizado desde el año 2014 y hasta la actualidad.

Esta exposición se encuentra presidida por dos grandes obras. La primera de ellas es el retrato de un isleño "que no entiende que estemos pisoteando nuestras Islas". Pero Fierro no permanece ajeno a la erupción del volcán de La Palma: "La piel de la isla se ha visto sacudida por la erupción, que nos ha conmocionado a todos". Sin embargo, envió un mensaje positivo "porque este suceso es un canto a la vida" y por eso el artista afirmó que “ahora me gusta llamarla la Isla Viva, más que la Isla Bonita”. Así pues, la muestra se inicia con una pieza con la que el autor trata de identificarse con esos palmeros que lo han perdido todo.

De hecho, el artista tiene previsto la realización de un taller en La Palma durante el mes de marzo para realizar diferentes piezas que después se venderán para recaudar fondos para los afectados por la erupción volcánica. "Animo a los artistas canarios a que se unan a mí para crear muchas piezas que nos permitan ayudar a los damnificados”, expresó durante la inauguración.

Fierro realiza un viaje al fondo del mar en las primeras propuesta de la exposición, como una forma de narrar el inicio de la vida, a la que le siguen las imágenes del pino canario, "un símbolo de vida porque, aunque esté quemado, sus raíces se aferran a la vida". Ese mismo mensaje de vida también se tramite en las pinturas de las sabinas.

"La laurisilva es esa piel de la isla en la que brota la vida", resumió el artista ante los cuadros que muestran esta forma de vegetación. Es en esta ámbito en el que Fierro incluso experimenta con las tres dimensiones, pintando una palmera, "esa especie tan mutilada", que ha de mirarse a cierta distancia para mostrarse absolutamente real.

Fierro también se encargada de plasmar la parte volcánica de las Islas a través de los barrancos a su llegada al mar e incluso reinterpreta las leyendas aborígenes situando en un paisaje de la playa palmera de Los Cancajos a algunos menceyes del pasado canario. La muestra incluye también algunas de las creaciones que realizó durante el confinamiento como dos elementos de flora "que emergen de la escoria", como son el drago y el cardón. La muestra se completa con una proyección realizada por el cineasta palmero Jorge Lozano.

Facundo Fierro sabe que "una exposición no son solo cuadros colgados, sino que es un diálogo" por lo que es necesaria la respuesta de quien los está viendo. Es por eso que el artista anunció que permanecerá en la sala el máximo tiempo posible para atender a las personas que acudan a disfrutar de su propuesta.

Compartir el artículo

stats