Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carnaval 2022 | Concluye la preinscripción de grupos

El Carnaval de los concursos regresa con más grupos que antes de la pandemia

Preinscritas 94 formaciones, cinco más que en la última edición cuando se celebraron certámenes

La murga infantil Distraídos, que durante diez años revolucionó el concurso, regresa tras su baja en 2020.

El Carnaval de los concursos que servirá de transición a la nueva normalidad tras el covid no amilana a los grupos oficiales. Al cierre de la preinscripción habilitada durante una semana por Fiestas participarán cinco formaciones más que en la última con concursos. 

En números totales, noventa y cuatro colectivos han comunicado al Organismo Autónomo de Fiestas su deseo de participar en los actos la edición que se dedica a la ciencia ficción, lo que supone cinco más que en 2020, la última vez que se desarrollaron los certámenes antes de la incidencia del covid que obligó a desarrollar el pasado febrero una edición virtual, limitada a dos documentales, otros tantos concursos de las mejores actuaciones de murgas adultas y comparsas del siglo y la gala de las guardianas. Y el cómputo de grupos participantes de cara al próximo febrero será más elevado cuando los colectivos de los mayores formalicen su inscripción, con un total de 110 colectivos..

Cinco bajas

No saldrán, al menos a concursar, la comparsa Joroperos, de La Laguna, que en 2022 conmemoraría sus bodas de oro; la murga masculina La Traviata, liderada por Juan Díaz desde 2004 primero con José Antonio El Flaco y luego con Carlos Casanova; la femenina Triquikonas, que se estrenó en 2006 y que ha sido la más laureada de los colectivos de mujeres en Interpretación –un segundo en 2014 y al que sumó el tercero cosechado en 2017; Echeyde, el grupo coreográfico más numerosos en la historia de la fiesta, y Los Esc@ndinabos, que se estrenó el mismo año que desapareció, en febrero de 2020, justo antes de comenzar la pandemia.

La comparativa de preinscritos ahora con los concursantes de hace dos años permite descubrir cinco bajas frente a diez altas. En el capítulo de ausencias, La Traviata, que dudó incluso en inscribirse cuando se hizo el pasado febrero el Carnaval virtual y que decide no salir –ni fuera de concurso– cuando un grupo de componentes regresó a Ni Pico-Ni Corto, donde se reencuentran El Farra y Carlos Casanova. No concursará Triquikonas, el pelotón del Carnaval que encabeza Almudena Domínguez desde su estreno en 2006, que deja la puerta abierta a participación el próximo febrero. Su baja deja huérfana a esta modalidad de la máxima exponente del humor y el espectáculo visual, capaces de contagiar sin cantar, si bien desde la marcha hace cuatro años de Naara Hernández, una de sus mentoras junto a Yeray Lorenzo, Yurena Delgado y la propia Almudena Domínguez, entre otras, les restó fortaleza de puertas adentro, al margen de que cierren por ahora su trayectoria con sabor agridulce, pues en su último concurso se quedaron sin final. Pero confían en volver, como se dijo en la reunión de la noche del jueves, donde tanto la directora como la presidenta admitieron la falta de tiempo para asumir el compromiso y dedicarse al cien por cien. .

Cinco bajas: murgas La Traviata y Triquikonas, colegio Echeyde, comparsa Joroperos y el grupo Los Esc@ndinabos

decoration

Junto a Triquikonas, otros dos nombres de peso en el Carnaval: la laureada comparsa Joroperos, de Fernando Hernández, que en los últimos años se había convertido en el rival a batir en un mano a mano con Cariocas. Ya el pasado febrero, en el concurso virtual, se negó a participar con la selección del vídeo de su mejor actuación del siglo, que se proyectó a modo de exhibición. También están dispuestos a participar, pero siempre fuera de concurso porque no van a estrenar repertorio ni disfraz. En el Carnaval 2022 celebrarían su bodas de oro: se plantean iniciarlas con una parte más protocolaria para culminar su regreso al año siguiente por todo lo alto, como es marca de la casa, sin dejar de cumplir su agenda de actuaciones, cuando recuperen la normalidad.

Otro revés de calado en la nómina de grupos que han hecho historia en la fiesta de la máscara lo protagoniza el ballet del colegio Echeyde, sin duda la formación más numerosa entre grupos coreográficos que tras la labor desarrollada por la pionera e incombustible Bohemios, ahora con Mabel Guiance, y luego con la desaparecida Sentir Canario, de Jaqui Romero, supuso un punto de inflexión por el alto número de componentes y el magistral trabajo demostrado por Mency Calixto. Echeyde fue la antesala, desde hace más de dos décadas, del desembarco de las escuelas de danza y ballet al festival coreográfico y era sinónimo de éxito para cualquier director artístico que quería llenar con calidad el escenario.

La otra ausencia ya confirmada para la edición de la ciencia ficción se registra en la Canción de la Risa, un concurso que inventó en 2005 Manón Marichal que se desarrolla en el teatro Guimerá, a la medida de su proyección. Es el caso de la Afila Mónica Los Esc@ndinabos, de Víctor El Gallo y José El Canario que solo participaron en 2020. De resto, aunque hace dos años se apuntaron Los Niños del Pijama de Rayas no llegaron a subir al escenario.

Diez altas

Frente al adiós en los concursos de la comparsa Joroperos, la murga Triquikonas, el ballet del colegio Echeyde y el grupo de la Canción de la Risa Los Esc@ndinabos, se registran diez altas. Las comparsas se convierten en protagonistas de la modalidad que registra un boom de nuevos grupos. Aunque se queda en la grada del concurso Joroperos, han registrado su voluntad de volver al certamen Río Orinoco, de Antonio Socas, tras un año sabático en 2020, y la histórica Valleiros, de Isauro Rivero, que lleva tres años peleando por recuperar el ritmo de la competición y que por problemas internos se ha quedado en la estacada. Dos regresos y un estreno. Este último es el caso de Abenaura, de la mano de Domingo García Galván, que se curtió en el cuerpo de baile de Cariocas en 2000 para seguir su andadura como coreógrafo en Valleiros y Brasileiros, desaparecida tras el fallecimiento de Esteban Reyes. Se nutre de integrantes de ambas comparsas, entre nuevos amantes del género que secundan el proyecto.

En las murgas adultas, relevo. Salen del concurso Triquikonas, de Almudena Domínguez, y a última hora comunicó su ausencia La Traviata, y entra La Sonora, formación que desde que finalizó el Carnaval 2020, cuando comenzó el covid, ya hizo público de estrenarse con dos puntales al frente: Carlos Estévanez, quien estuvo trece años en Trabas y cinco como director artístico de Ni Pico-Ni Corto, donde conoció a otro compañero de la nueva aventura, Óscar Gómez, uno de los magos de las voces que simplifica el trabajo sin desmerecer el éxito.

Una mención especial merece el caso de Ensalitradas, féminas de Candelaria, que desde 2020 está en lista de espera para salir y que no logran fructificar su proyecto.

Diez altas: dos murgas infantiles, una adulta, tres comparsas y otros tantos coreográficos y uno de la Risa

decoration

Las murgas infantiles es otra de las modalidades que gozan de fortaleza en número de grupos, a costa de bajar el mínimo de componentes a 20. Regresan Distraídos, de Tana Rodríguez López, que en diez años revolucionó el certamen de la cantera con sus parafernalias y gigantes, y Revoltosos, colectivo de fondo de Yazmina Alonso, referente en la labor social que desarrollan en el barrio de Añaza. Distraídos faltó en 2020; Revoltosos, el año anterior, y esperaban el momento del reencuentro con el escenario y el público.

Las agrupaciones musicales, con nueve formaciones, y las rondallas, con ocho, son las dos modalidades más estables, pues consolidan el mismo número de participantes de la última edición en la que hubo concurso. Incondicionales a la cita delCarnaval, los grupos lírico-musicales Los Fregolinos y La Zarzuela.

Más baile de nombres se registra entre los grupos coreográficos, que se pasan de trece en 2020 a quince participantes. Desaparece el ballet Echeyde pero hay tres altas: Ballet Dance, Tenerife Dance Project y LKS.

Uno de los nuevos en la Canción de la Risa será Los Retales del Carnaval, que suplirá la ausencia de Los Afila Mónica Los Esc@ndinabos.

Preinscritos para 2022

21 murgas infantiles. Pita-Pitos, Frykiwykis, Chinchositos, Los Mamelones, Tiralengüines, Raviscuditos, Rebeldes, Infantilmónica Triqui Traquitos, Distraídos, Guachipanduzy, Lenguas Largas, Castorcitos, Minivirgues, Revoltosos, Carricitos, Retorciditos, El Cabito, Distorsionados, Sofocados, Redoblones y Rebobinados.

20 murgas adultas más la Fufa. Ni Pico Ni Corto, Bambones, Diablos Locos, MásQLocas, Mamelucos, Trabachones, Diabólicas, Desbocados, Burlonas, La Sonora, Marchilongas, Desatadas, Chinchosos, Tiralenguas, Tras con Tras, Klandestinas, Arremangados, Trapaseros, Afilarmónica Triqui Traques, Ni Muchas-Ni Pocas y Zeta Zetas. Fuera de concurso: Ni Fú-Ni Fá.

9 comparsas y una infantil. Cariocas, Tabajaras, Rumberos, Abenaura, Bahía Bahitiare, Río Orinoco, Tropicana, Valleiros y Danzarines. Además, Tropicana Infantil.

8 rondallas. La Rondalla Mamel’s, Nueva Echeyde (antigua Gran Tinerfe), Los Aceviños, Masa Coral Tinerfeña, Las Valkirias, El Cabo, Peña del Lunes 1965 y Orfeón La Paz.

9 agrupaciones musicales. Salsabor, Cantares Luz de Luna, Sabor Isleño, Caña Dulce, Siboney, Teiderife, Nobleza Canaria, Chaxiraxi y Yuppies.

15 grupos coreográficos. Club Odali, Ballet Dance, Crew of Dreams, Ibaute, Tenerife Dance Project, Moana, Crazy Dancer, Equipo Loli Pérez, Funkyguachi, LKS, Los Bohemios, Grupo Coreográfico del Patronato del Ayuntamiento de Arona, Yufunk Dance School, Azahar y Stars Dance.

8 colectivos de la Canción de la Risa. Las Gediondas, No Tengo el Chichi Pa’ Farolillos, La Familia Monster, Los Retales del Carnaval, Los Dibujos Animados se van de fogalera, Los Cornucas Atómicos, Los Legías y Las Noveleras.

2 grupos líricos musicales y con orquesta. Los Fregolinos y La Zarzuela, de Salvador Rojas.

Desde el martes a los locales

Una vez finalizada la preinscripción, donde 95 grupos han mostrado su deseo concursar en el Carnaval de la ciencia ficción, los delegados covid de cada formación están convocados el lunes a un curso de seguridad que impartirá, desde las 19:00 horas, el responsable del plan para garantizar el retorno a los locales, Manuel Asensio. Desde ese momento se permitirá, de forma oficial, el regreso a los cuarteles de ensayo, si bien ya varias rondallas llevan la voz cantante en el reencuentro con sus sedes, al igual que las comparsas Tropicana, Tabajaras o Rumberos, y en las murgas, Trabachones. La preinscripción permite conocer los grupos que tienen voluntad de concursar para que el equipo artístico de Enrique Camacho realice el reparto de los espacios alternativos para garantizar tres ensayos a la semana con toda la murga. Aunque se habían preinscrito, directiva y componentes de Marchilongas iban a celebrar anoche una reunión celebraban su reunión para definir su participación, o no.

Compartir el artículo

stats