Emergencia energética | Chequeo a las instalaciones obsoletas

Las centrales eléctricas canarias se someten a un examen de antigüedad antiapagones

La Comisión Europea selecciona a La Palma y La Graciosa para impulsar su descarbonización

Mariano Hernández Zapata, consejero de Transición Ecológica y Energía.

Mariano Hernández Zapata, consejero de Transición Ecológica y Energía. / Miguel Barreto / EFE

Salvador Lachica

Salvador Lachica

El consejero de Transición Ecológica y Energía, Mariano Hernández, anunció en el Parlamento que su departamento «ha hecho una inspección de todas y cada una de las centrales eléctricas del Archipiélago, valorando y estudiando cada uno de los grupos electrógenos que existen en las islas; estudiando y corroborando su antigüedad y también si se encuentran dados de baja o no por la empresa generadora de energía».

Hernández Zapata, que recordó que nada más tomar posesión de su cargo se produjo el cero energético en La Gomera del pasado mes de julio, insistió en que sus decisiones han estado encaminadas en una doble vertiente: «a corto plazo, las medidas urgentes dirigidas a garantizar el suministro adicional y, a medio y a largo, las medidas dirigidas a tener un sistema eléctrico más robusto, moderno y autónomo».

La unanimidad generada en torno a la declaración de emergencia energética en Canarias continúa existiendo en el Parlamento casi un mes después. Pocas veces en la Cámara regional se concita el apoyo de todo el arco parlamentario por una acción gubernamental y, además, se escuchan agradecimientos por parte de un consejero hacia la Administración central cuando ésta es de distinto signo político, pero la totalidad de los grupos parlamentarios respaldaron las medidas adoptadas por el consejero para acabar con los apagones en el Archipiélago, incluida la metódica inspección de las centrales eléctricas para datar su obsolescencia y proceder a su necesaria renovación.

Evitar apagones

En esta última dirección se enmarcan precisamente, los 33 proyectos de instalación de potencia adicional y almacenamiento de energías renovables que su departamento está estudiando para implantarlos de cara a «evitar las interrupciones en el suministro eléctrico y cubrir las necesidades de los sistemas energéticos» en todas las islas.

Con todo, esta licitación solo cubre a Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura, pues es lo que permite la Ley de Energía hasta que no se modifique la misma, motivo por el que solicitó el apoyo de la totalidad de los grupos de la Cámara para producir los cambios necesarios en la legislación.

Los combustibles prioritarios serán el gasoil, el propano, el bipropano, el biogás y el biometano

Mientras esa modificación llega, Hernández Zapata insistió en que su departamento seguirá «tomando medidas de urgencia» y evitando enfrentarse con el Ministerio de Transición Ecológica, al que agradeció su colaboración y la publicación del concurso de renovación de las centrales eléctricas del Archipiélago.

Una de las primeras medidas para solucionar no solo las necesidades de generación en Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura, sino incrementar la potencia energética en esta última isla para que pueda ser de 50 megavatios ha sido publicar los concursos de licitación, en los que priman los criterios, por parte del Gobierno regional, referidos al tipo de combustible a usar, la rapidez en la ejecución de la obra, la ubicación y, a capacidad de arranque autónomo de estas las energéticas.

Renovables: «a por todas»

En cuanto a la ubicación, los proyectos serán implantados en «terrenos propios» o mediante concesiones administrativas «en suelos portuarios de las islas». Además, insistió en que se priorizará la cercanía de las nuevas plantas a los grandes puntos de consumo, conectándose con subestaciones o líneas de distribución a 20 kilovatios, aunque en algunos casos de zonas de Fuerteventura se podrían conectar a la red de 66 o de 132 kilovatios.

Respecto a la tecnología que se usará, el consejero puso de relieve todos los proyectos basados en los motores de combustión interna, las turbinas de gas e instalación de placas fotovoltaicas o híbridas con almacenamiento de baterías.

Además de dar preponderancia a la disponibilidad de suelo, la Consejería quiere priorizar los proyectos con «combustibles más ecológicos», como el gasoil, el propano, el biopropano, el biogás y biometano originado en un vertedero de residuos urbanos mezclado con hidrógeno verde.

Tres años de guía europea a La Palma y La Graciosa para producir y consumir 100% renovables

«Apostamos por las renovables, lo tenemos claro e iremos a por todas, pero mientras tanto se necesitan las energías de respaldo para alcanzar cuanto antes el objetivo de la descarbonización en el año 2040, lo que no será sencillo», insistió ante los grupos.

Precisamente, la comparecencia del titular de Transición Ecológica en el Parlamento se produjo casi simultáneamente a la vez que se conoció que el programa Clean Energy for EU Islands de la Comisión Europea seleccionó a La Palma y La Graciosa, para trabajar en el objetivo de la descarbonización a través de la implantación de fuentes de energías renovables y tecnologías innovadoras. En total, serán 30 territorios insulares de la Unión Europea los que se beneficiarán de este programa.

Gracias a esta decisión, La Palma y La Graciosa recibirán durante los tres próximos años asesoramiento por parte de la Comisión Europea de cara a impulsar su cambio de modelo, primando la producción y consumo de energías 100% renovables.

Otro de los problemas que abordó el consejero en la Comisión de Energía fue, precisamente, el relativo a las limitaciones de almacenamiento de las energías renovables, e insistió al respecto que el hidrobombeo es «una de las soluciones más claras» en aquellas islas donde se pueda hacer este tipo de instalaciones: el salto de Chira Soria en Gran Canaria y las canteras de áridos de Güímar, en la isla de Tenerife

«Nuestro interés es dar respuesta satisfactoria a la situación energética en la que se encuentran las Islas, caracterizadas por el déficit y la obsolescencia de nuestras centrales energéticas y la falta de penetración de almacenamiento de las renovables, lo que nos convierte en sistemas aislados y poco robustos», concluyó.

[object Object]

Julio 2023: La Gomera

A las 3:00 horas del 30 de julio se produjo el que hasta ahora es el último cero energético en Canarias: un apagón que dejó a más de 15.000 personas sin luz en La Gomera, que tiene 22.100 habitantes.

Mayo de 2023: El Hierro

Durante más de una hora los herreños se quedaron sin luz en toda la isla, si bien a los 40 minutos ya había sido restablecido el suministro en el 50% de la isla.

Mayo de 2020: Tenerife

La isla estuvo sin luz más de siete horas, lo que afectó a 950.000 habitantes, es decir, el total de la población tinerfeña.

Septiembre de 2019: Tenerife

Un fallo en la central térmica de Granadilla cortó el suministro eléctrico en Tenerife, que no se recuperó hasta 9 horas después.

Septiembre de 2013: La Palma

Un fallo en el interruptor de la central eléctrica de Los Guinchos, en Breña Alta, dejó a los palmeros a oscuras. La propia compañía Endesa llegó a decir que el fallo no tenía identidad para causar un apagón.

Marzo de 2010: Tenerife

En marzo, un nuevo fallo hacía caer todo el sistema de la isla de Tenerife, apenas un mes después del anterior, afectando a 467.000 clientes.

Febrero de 2010: Tenerife

En febrero 2010, un fallo en la central térmica de Las Caletillas generaba un apagón generalizado. La incidencia ocurrió por la noche y la compañía Endesa recibió una sanción de 600.000 euros.

Septiembre de 2009: el primero en Tenerife

En 2009 se produjo oficialmente el primer cero energético de Tenerife cuando un rayo cayó en la subestación entre Arico y Gúimar. Se tardaron dos horas en recuperar el 50% de la luz.