El Consejo de Administración de Visocan, presidido por el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, acordó ayer la adquisición de 215 nuevas viviendas a medio terminar con una inversión de 25 millones de euros para la puesta a disposición rápida de casas a precios asequibles para las familias con menos recursos. Durante la reunión se acordó esta compra mediante la adjudicación del concurso de obra inacabada que se convocó hace unos meses y al que se presentaron varias ofertas de empresas interesadas. 

Con este concurso se adquieren cinco edificios completos con obras en curso o paralizadas y cuyos promotores reanudarán las mismas hasta su completa finalización para su posterior entrega a los solicitantes inscritos en el registro de demandantes de vivienda. 

En concreto, se adquirirán 78 viviendas en La Orotava (Tenerife) con un plazo de ejecución de 19 meses; 50 viviendas en Ingenio (Gran Canaria) con un plazo de finalización de 18 meses; y 52 viviendas en Icod de Los Vinos (Tenerife) con un plazo de seis meses, las primeras en entregarse. Además se compran 26 viviendas en Agaete (Gran Canaria) con un plazo de ejecución de ocho meses; y nueve viviendas en Ingenio, que estarán concluidas en 12 meses.

La Consejería resalta que se trata de poner de manera inmediata viviendas asequibles para familias que tienen recursos, pero que no pueden acceder por los precios, al mercado privado. De esta manera no solo se genera vivienda, sino cientos de puestos de trabajo y actividad económica. 

Los inmuebles ofertados consisten en edificios completos en los que se incluyen la totalidad de los elementos que componen los mismos. Los edificios ofertados son de tipología residencial colectiva (edificios en altura). 

La entrega de la llave en mano será una realidad a partir del segundo trimestre del próximo año. El concurso partía con un presupuesto de 30 millones y quedan cinco millones para realizar más compras. 

Desde Visocan no se descarta pedir más recursos para ampliar la adquisición de promociones inacabadas desde enero del próximo año. Este ha sido el concurso más potente para adquirir casas a medio terminar realizado en la actual legislatura.

Entre el Instituto Canario de la Vivienda (Icavi) y la encomienda a la empresa pública Visocan, en estos momentos están en licitación de proyectos, de obra o en compra de viviendas inacabadas en torno a 2.000 casas que se irán entregando desde este año a 2025. Y en los ejercicios siguientes licitarán el resto hasta las 5.000 comprometidas en el Plan de Vivienda de Canarias 2020-2025, estiman desde la Consejería. Además Visocan va a iniciar las obras de dos promociones de 50 casas cada una en Santa Cruz de Tenerife por valor de 11,1 millones y también tiene recursos para contratar a principios de año otras dos promociones en Las Palmas de Gran Canaria de 160 casas, por un lado, y 16, por otro.