La entrada en vigor de la gratuidad del transporte terrestre en Canarias a partir del próximo 1 de enero ha puesto sobre el tapete la dificultad de aplicar una medida que obligará a las empresas operadoras del servio a establecer medidas para impedir que el esperado aumento de los viajeros colapse el servicio de guaguas. Pero el Gobierno regional y los cabildos insulares, titulares de las empresas que prestan ese servicios, están además poniendo el énfasis en aclarar que la disposición de los presupuestos estatales para 2023 en la que se contempla esta medida no establece un coste cero del transporte para todo los usuarios, sino únicamente para aquellos que realicen un determina número de viajes al mes.

Esta limitación de la gratuidad de las guaguas no la establecen por tanto quienes son responsables de los servicios de transporte urbano e interurbano, sino la propia enmienda transaccional entre CC y el PSOE aprobada durante la tramitación de los presupuestos en el Congreso. En ella se propone una nueva disposición adicional en el articulado, que pasa a ser la centésimo quinta de todo el texto presupuestario, para el «establecimiento de un descuento del 100% en el precio de abonos y títulos multiviaje del transporte público colectivo terrestre de las islas Canarias y Baleares».

Esta aplicación práctica de la nueva medida para elevar del 50 al 100 la gratuidad de las guaguas en Canarias se abordó el pasado miércoles en la reunión que mantuvieron el consejero de Transportes del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, y los consejeros del área de los siete cabildos insulares, donde quedó claro que no compete a ninguno de estas administraciones aplicar esa gratuidad general para todos los usuarios, aunque sí determinar el tipo de abonos y títulos multiviajes que se beneficiarán de la medida.

Franquis señalo en este sentido que «lo que va a ser gratuito son los abonos y los multiviajes, que es lo que se aplica también para los trenes de cercanías y media distancia en la Península, y eso hay que dejarlo claro para no confundir a los ciudadanos. Se va a fomentar el transporte público especialmente para aquellos usuarios que tradicionalmente utiliza la guagua». Tanto el Gobierno regional como los responsables de los cabildos insistieron en este sentido en que es la propia disposición aprobada en las cuentas estatales del próximo año la que establece el alcance de la gratuidad, no la aplicación que de ella hagan las administraciones responsables. Franquis aseguró que desde el Gobierno de Canarias, junto a los cabildos, se está haciendo todo lo necesario para implantar la medida de la gratuidad del transporte terrestre con los recursos suficientes. En lo que respecta a los títulos de viaje a los que se va a aplicar esta bonificación del cien por cien, Franquis puntualizó que se va a aplicar en línea con lo que recoge expresamente la enmienda de los PGE, es decir, garantizando la gratuidad a los abonos y a los títulos multiviaje. «La medida que se va a establecer en Canarias es la que recoge la enmienda, y la enmienda dice claramente que lo que se va a financiar son los abonos y los títulos multiviaje». Eso es lo que se va a abonar. Me sorprende que los mismos que redactaron esa enmienda digan ahora en declaraciones públicas que el transporte será gratuito para todos», señala el consejero.