Fuentes de los servicios jurídicos del Congreso señalaron ayer que el informe del Parlamento de Canarias contrario a la modificación del REF contemplado en el proyecto de ley contra el fraude fiscal no paraliza la tramitación final de dicha norma ni la votación que hoy se producirá en el pleno. Y es que la Cámara baja sólo puede votar, en este momento procedimental, a favor o en contra del conjunto del texto que ha remitido el Senado. No hay posibilidad ni capacidad, pues, para excluir de él alguna de sus disposiciones. La única oportunidad de que se tenga en cuenta el conflicto abierto en Canarias y que la tramitación se paralizara sería a través de un acuerdo político de la Junta de Portavoces, que se reúne esta misma mañana, eliminando este punto el orden del día del pleno del Congreso. Algo muy improbable.

Además, insisten las mismas fuentes en que el informe del Parlamento canario no es vinculante pese a los nuevos mecanismos establecidos en la última reforma del Estatuto de Autonomía (artículo 167.2). En todo caso, aseguran las mismas fuentes, si finalmente la Comisión Bilateral Canarias-Estado acordara, en el plazo que tiene para ello, un cambio del REF que afectara a la disposición final primera del proyecto de ley que hoy se vota –se establece un aumento para 2021 del tope de bonificación fiscal hasta los 12,4 millones desde los 5,4 sin atender el diferencial incluido en el fuero isleño respecto a las producciones realizadas en la Península y Baleares– se tendría que remitir otro texto legislativo en ese sentido.

El malestar y la indignación en Canarias por la reforma unilateral del REF por parte del Gobierno central se trasladará hoy de forma muy directa al Congreso durante la comparecencia de jefe del Ejecutivo estatal, Pedro Sánchez, para dar cuenta del último Consejo Europeo de la semana pasada, pero que el conjunto de las fuerzas políticas piensan convertir en casi un debate de política general y durante el que los representantes de CC y NC en el Congreso, Ana Oramas y Pedro Quevedo, respectivamente, denunciarán lo que consideran una vulneración del fuero isleño.

Los dos representantes nacionalistas canarios tratarán de que Sánchez adopte algún tipo de compromiso sobre el respeto al REF y que garantice el diferencial fiscal del 80 % para las producciones audiovisuales en Canarias, así como a no realizar desde el Ejecutivo central nuevas reformas del fuero por la puerta de atrás.