Arancha González Laya, ministra de Asuntos Exteriores, pone en valor la importancia de la colaboración europea en la lucha contra la pandemia y repasa asuntos candentes como la migración, los fondos europeos o el ‘brexit’ en una entrevista conjunta con cinco periodistas de otros tantos periódicos editados por el grupo Prensa Ibérica. 

¿Qué se está haciendo desde el Gobierno para paliar rutas migratorias mortíferas como Canarias y Levante?

Estamos tejiendo con el resto de los miembros de la UE un pacto para la emigración y el asilo, pero es difícil de construir porque los puntos de vista de los diferentes Estados en este tema no son los mismos. Estamos buscando, a través de un diálogo muy paciente y muy constante, construir un consenso dentro de la UE. Hemos encontrado un área de consenso en la necesidad de trabajar más con los países de origen y de tránsito de migrantes para abordar esta cuestión antes de que los migrantes lleguen a la frontera de la Unión Europea, en la mayoría de los casos de manera irregular. Esto significa ayudar más a estos países a mejorar sus capacidades socioeconómicas, y España acaba de lanzar el programa Foco África. Y estamos dándole una respuesta europea auspiciando un diálogo más estrecho con países vecinos como Marruecos, Argelia, Libia, Túnez, Senegal o Mauritania para buscar unos flujos migratorios mas ordenados y regulares. Tiene también mucho que ver con trabajar para desmantelar redes criminales de tráfico de personas.

En ese pacto migratorio europeo se plantea que los países fronterizos sean un dique de contención de migrantes. ¿Qué están haciendo para evitar esa política?

El pacto migratorio tiene que ser responsable y solidario. Y solidaridad significa que el peso de la responsabilidad no puede recaer única y exclusivamente sobre los países que somos primera frontera. Buscamos el retorno hacia sus países de todos los que llegan irregularmente, favoreciendo evidentemente el retorno voluntario, cosa que ha estado ocurriendo en los últimos meses de manera continua. Y para eso tenemos acuerdos bilaterales con países de origen y de tránsito. También tenemos que abrir vías regulares de emigración a Europa, vías que nos permitan ser más eficaces en la lucha contra la migración irregular. Eso es lo que hemos hecho con nuestros países vecinos, con Marruecos, Senegal, Mauritania, y trabajando con las comunidades autónomas, entendiendo dónde puede haber una demanda de mano de obra y de presencia de países terceros, pero de manera regular y ordenada.

En Canarias hay un problema con la masificación de los campamentos de migrantes y se critica al Gobierno por querer convertir al Archipiélago en unas islas cárceles.

En la gestión de los migrantes que llegan a España, sea a Canarias o a cualquier otra parte del territorio, la primera cosa que el Gobierno hace es un ejercicio de solidaridad con la comunidad autónoma que está gestionando esta cuestión. En el caso de Canarias ha habido un ejercicio de solidaridad con un aporte de financiación, en muchos casos comunitaria, para ayudar al territorio que hace frente a la llegada de ese migrante, a poder alojarlo, a poder alimentarlo mientras dura su estancia en nuestro país o mientras se determina el estatus de esa persona. Y es cierto que ha habido que arbitrar soluciones habitacionales que en un primer momento no estaban disponibles para poder acoger dignamente a estos ciudadanos. También es cierto que las cifras de llegadas van reduciéndose gradualmente, ya no estamos hablando de 23.000 o 16.000, sino de cantidades muy inferiores. Se le va a dar una solución a esta cuestión. En primer lugar, con los menores no acompañados, con personas vulnerables, mujeres embarazadas, demandantes de asilo, demandantes de refugio y retornados a sus países de origen o a sus países de tránsito. Entre tanto, trabajamos también con los países de origen y tránsito, buscando reducir o controlar al máximo las llegadas de manera irregular a nuestro país.

Hace un mes EE UU hizo maniobras en aguas de la isla de la Graciosa, en Lanzarote. ¿Se va a permitir que Canarias sea un lugar donde se realicen estos ejercicios?

Las maniobras del ejército americano fueron en aguas internacionales, que no en aguas españolas, y las hace Estado Unidos como las hace España y si son en aguas internacionales no tiene por qué ponerlo en conocimiento de nadie.

Antes de ser desalojado de la Casa Blanca Donald Trump apoyó a Marruecos en el conflicto del Sahara Occidental ¿Cuál es la postura del Gobierno de España con su antiguo protectorado?

Sobre el Sahara Occidental la respuesta española es muy clara y no ha cambiado, porque el problema no ha cambiado: Se necesita una solución justa y duradera que tiene que ser negociada en el marco de las Naciones Unidas y para eso se necesita un enviado especial del secretario general, un puesto que lleva vacante varios meses, y por eso España insiste que se nombre a ese representante para que pueda hacer esa labor de ayudar a construir una solución duradera y justa. Nosotros no tomamos partido por cuál ha de ser la solución con tal que sea justa y duradera y que las partes hayan negociado con la intermediación de Naciones Unidas Y quiero poner en valor la solidaridad española y de comunidades autónomas de apoyo a la población saharaui. Somos uno de los pocos países que mantiene constante sus más de diez millones de euros cada año para apoyar las necesidades de la población saharaui.

Algunos abogados denuncian que se ha incrementado el nivel de exigencia de los requisitos a los ciudadanos británicos para permanecer en España. ¿Hay más mano dura con los residentes británicos?

No, no hemos cambiado los requisitos, son los que eran. Todos los ciudadanos que residían en nuestro territorio antes del brexit siguen teniendo los mismos derechos. Sí que hemos recomendado a los ciudadanos que saquen una tarjeta de residencia temporal, el TIE, que es lo que va a facilitarles la tramitación administrativa, el tránsito en fronteras, pero no se han endurecido los criterios.

¿Se plantea el Gobierno flexibilizar los requisitos para la obtención del visado de inversores como palanca para la recuperación económica?

De momento, España no está teniendo dificultades para captar inversiones porque la atracción de los inversores está basada, primero, en que existe una gran liquidez internacional y, segundo, en que España es un país atractivo porque está poniendo en marcha un plan de recuperación con unos ejes muy claros, pero también muy apetecibles para inversores extranjeros. No creo que estemos ante una necesidad de flexibilizar los criterios para invertir en España. Lo que vamos a hacer es presentar a esos inversores el plan de recuperación español, que será aprobado en breve, e invitarles a invertir en España en inversiones de alto valor añadido.

¿Cómo podrán contribuir los fondos europeos para revitalizar la economía?

Los fondos estructurales, los fondos de cohesión y los fondos agrícolas de la PAC van a seguir llegando a nuestro país. A esta financiación se añade un fondo de recuperación europea que prima que nuestro país sea capaz de articular una serie de iniciativas que respondan a los cuatro grandes ejes que ha identificado nuestro país: descarbonización, digitalización, cohesión territorial e igualdad entre el hombre y la mujer, este vector que a veces no tomamos en serio, pero que supone puntos adicionales del PIB; la igualdad mejora el PIB. Nuestro país está construyendo un plan de recuperación con el aporte de las comunidades autónomas, identificando prioridades, de manera que el plan refleje también la diversidad territorial española, la capacidad de nuestro país de ofrecer proyectos de transformación que luego se irán desgranando, pero va a permitir una nueva modernización de nuestra economía y de nuestro tejido social.

¿Cree que Estados Unidos está haciendo lo suficiente para dar un giro a su política y, por ejemplo, suprimir los aranceles que estableció Donald Trump?

Hemos observado un cambio de postura, privilegiando Estados Unidos el diálogo y la negociación, sobre todo con sus socios y aliados. Y España desde luego es socio y aliado de Estados Unidos desde la llegada a la presidencia estadounidense del presidente [Joe] Biden. No hemos terminado la negociación, todavía quedan sectores como las medidas de Estados Unidos bajo el esquema Helms-Burton [que castiga a los inversores extranjeros en Cuba] o los aranceles estadounidenses a la aceituna de mesa española o en materia de acero o de aluminio.

¿Cómo cree que ha quedado la imagen de España con el proceso de extradición de Carles Puigdemont?

El Parlamento Europeo ha aprobado el levantamiento de la inmunidad de Carles Puigdemont, de Ponsatí y de Comín. La inmunidad es para ejercer la labor parlamentaria europea, no para actividades que no tengan que ver con esa labor parlamentaria. Pero más allá de esto, yo lo que leo en lo que está ocurriendo en estos momentos en Europa es que en realidad la unilateralidad es contraria a la democracia. En democracia no cabe unilateralidad y este es el mensaje que queda en Europa de la situación catalana. Lo importante ahora no es seguir ahondando en la unilateralidad, sino buscar un diálogo y sentarse a hablar alrededor de esa mesa que el Gobierno ha ofrecido para pasar página.

Hay una cierta preocupación por la presencia de mafias de la droga en la Costa del Sol. ¿Cómo se está contestando a la presencia de estas mafias ? ¿En un futuro acuerdo con Gibraltar se va a recoger algún mecanismo para evitar que las medidas fiscales laxas sigan teniendo ese efecto llamada para las mafias internacionales?

Hay que poner en valor un tratado fiscal relativo a Gibraltar que ponga fin a la evasión fiscal que ha sido la norma en los últimos 300 años, buscando evitar la competencia desleal en la fiscalidad de la empresas, y donde se han endurecido los criterios para poder domiciliarse en Gibraltar. Con respecto al tráfico de estupefacientes es una preocupación a la que hay que responder con contundencia y estamos trabajando con los servicios de inteligencia de otros países.

“La solución a la pandemia está en la cooperación público-privada”

¿Está contento el Gobierno con el ritmo al que avanza la campaña de vacunación?

Es cierto que en esta estrategia nos hemos enfrentado al enorme reto que supone descubrir una vacuna y producirla en menos de un año. Esto no tiene precedentes históricos y por lo tanto hemos sufrido una situación de llegada de vacunas a nuestro país un poco errática, pero todos sabíamos que en el primer trimestre iba a ser así. También hemos dicho, y esto se está materializando, que en el segundo trimestre la llegada iba a regularizarse. Cada lunes de abril llegan más de un millón de dosis de vacunas que España ha comprado a través de la Unión Europea, lo cual demuestra que el esfuerzo del Gobierno para garantizar el acceso de todos los españoles a la vacuna está surtiendo efecto.

Los datos de Sanidad muestran ciertos repuntes en la pandemia. ¿Se está temiendo por el verano?

Creo que en España estamos haciendo las cosas con prudencia. Que podamos disfrutar de un verano más o menos normal va a depender del esfuerzo que hagamos en estas próximas semanas. Tenemos que ser muy constantes en mantener la guardia en estos momentos en los que ya vemos la luz al final del túnel. l

La comunidad de Madrid (Isabel Díaz Ayuso) ha mantenido conversaciones para adquirir la vacuna rusa, Sputnik V. ¿Qué opinión le merece?

Es el momento de dejar de lado las ocurrencias y buscar soluciones, porque es una ocurrencia imaginar que vamos a vacunar a nuestros ciudadanos con una vacuna que no sido autorizada por la Agencia Europea del Medicamento. Es una ocurrencia que cuando hay un sistema de compras europeo, de repente una comunidad autónoma decida saltarse este régimen europeo. A los ciudadanos les tenemos que dar soluciones que llegan de la mano del Gobierno y con vacunas seguras y que están llegando a todos los ciudadanos de todas las comunidades autónomas.

El presidente socialista de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, habló sobre la necesidad de revisar el sistema de patentes. ¿Cuál es la postura del Gobierno?

Las patentes tienen una regulación internacional. es un acuerdo en la Organización Mundial de Comercio que ya prevé la posibilidad de derogar esas patentes y, de alguna manera, de derogarla tanto a petición de un país como por decisión propia de quien tenga la patente. Pero el problema que tenemos ahora no es tanto de patentes como de capacidad productiva. Y eso no se resuelve levantando la patente. Eso se resuelve con una colaboración público-privada donde la financiación pública ayude a la empresa privada allá donde haya cuellos de botella. Eso es un poco lo que ha buscado hacer la Unión Europea y esa es la razón por la cual nosotros en España hemos trabajado con varios laboratorios farmacéuticos que ya están produciendo estas vacunas en España. Y nuestro objetivo es seguir invirtiendo en la empresa española para que aumente su capacidad de producción.

¿En qué mecanismo trabaja el Gobierno para favorecer la recuperación turística en el corto plazo?

Los servicios turísticos representan el 13% de nuestra economía más o menos y, por lo tanto, son un sector que ha estado en el centro de las prioridades del Gobierno desde el inicio de la pandemia. Lo ha estado en términos de ayudas y, desde luego, lo está siendo ahora a la hora de diseñar el retorno a una movilidad ordenada y segura. Por eso España ha liderado internacionalmente la creación de certificados de vacunación que nos van a permitir recuperar la movilidad. Este certificado estará en marcha a más tardar a mediados de junio.

Son preguntas de: FLORA MARIMÓN (EL DÍA / LA PROVINCIA), JUANMA VÁZQUEZ (LEVANTE-EMV), JOSÉ ANTONIO SAU (LA OPINIÓN

DE MÁLAGA), MARÍA JOSÉ IGLESIAS, (LA NUEVA ESPAÑA) Y MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ (EL PERIÓDICO).