El BA-LON-CES-TO tinerfeño no debe perder la «Memoria Histórica»

.

El CB Las Palmas dedicó un sencillo y entrañable recuerdo a la memoria de Pablo Casado  

AGUSTÍN ARIAS.

El BALONCESTO tinerfeño parece no tener «Memoria Histórica». Hay dirigentes que son incapaces de rendir homenaje a la memoria de gente que le ha dado mucho a este deporte de la canasta. Pero este problema de memoria no es de ahora, viene de viejo. Es como si se tuviese miedo a no encontrar adecuada respuesta en los amantes del baloncesto a las posibles iniciativas.

Miren ustedes. En esta tierra son muchos los hombres y mujeres que han dedicado buena parte de sus vidas a engrandecer el juego del balón grande, el aro y la red. Personas que, gracias a Dios, siguen entre nosotros, que se resisten, a pesar de sus edades, a dar un paso al costado y dedicarse exclusivamente a cuidar a sus nietos. Gente noble que se acercaron un día a una cancha y siguen cerca de ella, bien al frente de la directiva o trabajando en otros menesteres. ¿Nombres? hay muchos, se los garantizo.

Luego están, ya en las gradas viendo el basket desde una perspectiva mucho más tranquila, ex jugadores/as que, en sus años de juventud, aportaron ese granito de arena para ayudar a hacer grande nuestro deporte. Internacionales o no. Y otros que optaron por engancharse al baloncesto a través del arbitraje, con algunos siendo referencia a nivel nacional e internacional. Recuerdo a aquellos «eternos delegados», encargados de visitar con frecuencia la sede federativa para presentar las fichas, o estar atento a que los chavales/as pasasen el necesario control médico que les garantizase su participación.

.Tres de las hijas de Álvaro Acuña Dorta con la distinción que la Federación de Lucha Canaria le concedió

Si estoy delante de mi ordenador elaborando este artículo de opinión es debido a que ayer, y esta misma tarde, dos grandes de nuestro deporte tinerfeño, ambos ya fallecidos, recibieron el reconocimiento póstumo a sus años de dedicación. Hablo de don Álvaro Acuña Dorta, quien fuera en 1979 alcalde de Santa Cruz de Tenerife, además de un enamorado del deporte, siendo impulsor de la Lucha Canaria y del Ciclismo. La Federación de Tenerife, en sus 75 años de historia, se acordó de distinguirle.

.Pablo Casado (q.e.p.d.) junto a José Carlos Hernández Rizo, en la previa de un Canarias-Náutico

Esta misma tarde, en los prolegómenos del encuentro CB Las Palmas-Iberostar Canarias, de la Liga Canaria Júnior Masculina, la directiva del conjunto grancanario quiso rendir homenaje a Pablo Casado, quien fuera uno de los entrenadores que ascendiera a la máxima categoría al CB Canarias, correspondiendo a dicho acto la foto de portada.

¿De verdad les resulta tan complicado a los dirigentes actuales el dedicar unos minutos a mirar en el baúl de los recuerdos y, aprovechando cualquier evento, partido o reunión, convocar a la familia del baloncesto y rendir un sencillo pero emotivo reconocimiento a aquellos/as ilustres que escribieron el ayer cestista?…

En mi etapa de presidente de la Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife (1992-2002) me empeñé en incluir dos premios significativos en la Gala del Deporte que celebramos los periodistas en el teatro Guimerá. Uno fue el Premio Leyenda Deportiva y el otro «Dedicación Deportiva». Constituyeron todo un éxito ambas iniciativas ya que en esos diez años subieron al escenario leyendas deportivas de muy diversas modalidades, así como gente que, sin ocupar cargos relevantes, hablo de utilleros, delegados de campo, directivos de a pie… desempeñaron un trabajo importante en el deporte a lo largo de dos, tres y hasta cuatro décadas. Y lo que más me hacía sentir orgulloso y enormemente satisfecho era sentir el cariño de sus familiares, desde hijos a nietos, al acercarse a mi para decir: «¡Gracias!, mi padre está muy ilusionado con haber recibido ese cariño del Deporte tinerfeño al que tantos años dedicó». Emocionante, verdad…

La Federación Tinerfeña, presidida por Rafael González, dedica un apartado en su Gala del Baloncesto anual para distinguir a una leyenda. Y es digno de elogio y agradecimiento, pero… ¡Y los clubes federados?. ¿Por qué no toman el ejemplo de esta iniciativa del CB Las Palmas y en un sencillo partido de categoría de base distinguir a esos hombres y mujeres que, en sus clubes, pusieron aquellas primeras piedras?

.José Manuel Hernández, entrenador/educador en los equipos de base del colegio Echeyde Santa Cruz

Hace dos días, el pasado jueves, dimos cristiana sepultura a una leyenda, José Manuel Hernández. No solo fue destacado jugador del RC Náutico y del CB Canarias, sino que realizó una extraordinaria labor de formación y de educación con chavalitos de su Echeyde del alma. ¿No se merecía, en vida, el reconocimiento de todo el baloncesto este gran deportista, excelente educador y sensacional persona?…

Nunca me ha gustado meterme en casa ajena, pero sí invito a los dirigentes de los clubes de nuestra Islita a que den este pasito adelante y, en cada presentación de temporada, o en un partido que consideren destacado, incluyan un gesto de reconocimiento a esas personas que hace algunas décadas ocuparon los cargos que ellos ahora ostentan. Todo ello con el propósito de que las nuevas generaciones conozcan a quienes hicieron posible, con sus quehaceres, que vuestro club pueda seguir celebrando 10, 25 o 50 años de vida cestista. 

Estoy seguro que si dedican 30 minutos con un café en la mesa, les saldrán con enorme facilidad nombres dignos de recibir ese cariño del BA-LON-CES-TO

Postdata/ Tras el fallecimiento de don Isidoro Salazar, jugador y presidente del CB Canarias, se le hizo un torneo con su nombre (solo duró una edición). Cuando falleció en accidente de tráfico el capitán canarista Richy Bethencourt se le hizo un partido en su memoria (sola una edición). Se creó el Trofeo Santiago Martín para recordar al presidente fallecido (se quitó de las Fiestas del Cristo a las pocas ediciones). También desapareció el partido en recuerdo a Jerónimo Foronda y a Juan Bethencourt. Y el Campus que llevaba el nombre del nauta Juan Carlos Delgado. 

Deja un comentario en: “El BA-LON-CES-TO tinerfeño no debe perder la «Memoria Histórica»

  • 12/01/2019 en 20:28
    Permalink

    Estoy esperando que el Ayto. de Santa Cruz (Náutico) o el de La Laguna (Canarias) concedan el nombre de alguna instalación deportiva donde se juega al baloncesto a una persona que hizo mucho por el baloncesto de Tenerife. Me refiero a PEPE CABRERA. Tampoco estaría demás que interviniera el Cabildo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *