Contenido patrocinado

Iberostar propone el sprunch, el plan ideal para desconectar en Tenerife

Una experiencia de bienestar que combina circuito termal de spa y alimentación de 5 estrellas en los hoteles Mencey y Anthelia

Iberostar Heritage Grand Mencey, en Santa Cruz de Tenerife

Iberostar Heritage Grand Mencey, en Santa Cruz de Tenerife / ED

La experiencia de sprunch que los hoteles Iberostar Heritage Grand Mencey, en Santa Cruz de Tenerife, y el Iberostar Selection Anthelia, en Costa Adeje, se trata de la combinación de dos palabras y dos grandes experiencias del autocuidado: el brunch y el Spa Sensations.

En sí mismo, el brunch aúna breakfast y lunch para referirse a la fusión de un desayuno tardío y un almuerzo tempranero, donde se intercalan bocados salados y dulces. El sprunch añade una tercera variante que completará una mañana de descanso para el recuerdo: el spa.

Así es la lujosa oferta de ocio y relajación para las mañanas de los fines de semana que la histórica cadena hotelera española Iberostar propone tanto a sus huéspedes como a aquellos que quieran convertir sus días libres en unas pequeñas vacaciones. Además, estas navidades puede ser el regalo ideal para quienes busquen obsequiar una experiencia memorable.

Tanto en Anthelia como en Mencey, la sesión de spa incluye una hora y media en distintos formatos de hidroterapia, desde piscinas exteriores, saunas, hammam o pediluvio, que son la manera ideal de relajarse y recuperar energías.

En el caso de decantarse por la opción urbana del Iberostar Heritage Grand Mencey, cada fin de semana, los más madrugadores pueden comenzar a las once de la mañana la experiencia del brunch en el restaurante Papa Negra. Y continuar con hora y media de spa en sus más de dos mil metros de instalaciones acuáticas.

Por su parte, si se prefiere la opción del sur de la isla, el Iberostar Selection Anthelia ofrece la posibilidad de elegir cada domingo empezar con el spa durante hora y media y a continuación disfrutar la oferta gastronómica del brunch en su restaurante Poseidón o invertir este orden.

Así, bajo el concepto de “despertando los sentidos dulce y salado”, el chef reformula la cocina canaria mediante toques vanguardistas e internacionales: por ejemplo, incluye bollería danesa y panes artesanos, a la vez que quesos canarios D. O. y embutidos ibéricos y ahumados. El menú se adapta a todos los gustos y preferencias alimentarias, incluyendo opciones veganas.

Con esta iniciativa, Iberostar insiste en superar la idea de que entornos tan privilegiados como los de los hoteles Mencey y Anthelia sean exclusivos rincones para el huésped. De hecho, pone a disposición de quienes estén interesados, experiencias cinco estrellas para el descanso, así como una manera distinta de disfrutar de la gastronomía, con su particular enfoque en la cocina canaria.

Todo, eso sí, aplicando una visión característica de Iberostar, que es su apuesta por el turismo responsable. Los productos son saludables para los comensales, pero también para el planeta.