50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY eldia.es

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un plan contra la cochinilla mexicana en Tenerife

El PP propone aprovechar los derivados de la planta en la industria cosmética y alimentaria

Un vecino del Suroste de Santa Cruz señala a las pencas invadidas por la cochinilla mexicana. María Pisaca

Los populares reclaman reactivar el cultivo de la tunera para frenar una plaga que avanza «descontrolada» por la Isla y afecta a la insalubridad de los ciudadanos, sobre todo en en el Sur


Dactilopyus opuntiae. Es el nombre científico de la cochinilla mexicana, plaga extendida por la geografía insular, sobre todo en la vertiente sur, que afecta gravemente a las pencas desde hace unos años. El Partido Popular en el Cabildo plantea «la urgencia» de acabar con la plaga de la tunera. Considera que es posible reactivar el cultivo de la planta y buscar el aprovechamiento de sus derivados en la industria cosmética y alimenticia. Así lo defenderá el consejero popular Valentín González Évora, a través de una moción a la Comisión Plenaria de Medio Natural y Sector Primario. El PP defenderá iniciativas similares en todos los ayuntamientos.

La iniciativa plantea que desde la institución insular se impulse una iniciativa, en colaboración con todos los ámbitos de la administración –Gobierno de Canarias y Ayuntamientos– para eliminar la plaga de cochinilla mexicana que, explica González, «ya está descontrolada por todo el Sur de Tenerife y que destroza las tuneras de los entornos tanto rurales como urbanos».

Esta plaga no solo mata las tuneras a las que afecta, sino que produce situaciones de insalubridad a los vecinos y su rápido avance afecta a colegios, negocios y restaurantes. González Évora valora que «pretendemos que la propuesta sea apoyada por todos los grupos políticos, y que se actúe de forma urgente para solventar una situación que preocupa a agricultores, vecinos y empresarios de toda la comarca, ya que esta plaga introducida, provoca fuertes olores y la presencia de gran cantidad de insectos alrededor».

El consejero Valentín González defiende la moción en la comisión plenaria de Medio Natural

Ante esta circunstancia, el Partido Popular en el Cabildo propone que la institución insular inste al Gobierno de Canarias en colaboración con el propio Cabildo y los Ayuntamientos de la Isla, para que, de forma inminente, se realicen acciones concretas para el control de la expansión y erradicación de la plaga de cochinilla mexicana, que se ha introducido en espacios públicos y particulares en Tenerife, a través de programas de asesoramiento por parte de técnicos de la consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca, habilitando una línea de ayudas económicas para hacer frente a los gastos derivados de estas acciones.

Por otro lado, tal y como adelanta González Évora, «vamos a proponer a la Comisión que se active un plan para recuperar el cultivo de la tunera, así como potenciar el aprovechamiento de esta planta, ya que aparte del propio fruto o la cochinilla canaria, existen una gama de productos derivados que son muy valorados en la industria cosmética y alimentaria”.

González subraya que «nuestra formación defenderá iniciativas similares en los Ayuntamientos de la Isla donde tenemos representación, al entender que se trata de un tema cuya solución no debe verse limitada por una cuestión de ámbito competencial, ya que la solución debe abordarse desde el punto de vista insular».

En definitiva, concluye el consejero Popular, «se trata de conseguir que este cultivo, de gran importancia cultural, paisajística y medioambiental, sea más atractivo y más rentable económicamente, tanto para agricultores que ya se dedican a ello como para otros que quieran diversificar sus producciones».

La cochinilla mexicana de las tuneras (Dactilopyus Opuntaie) es detectada por primera vez en España el 2007, en Murcia. La plaga está hoy presente en casi todo el arco mediterráneo. En Canarias aparece por primera vez en 2010, en La Palma, concretamente en Fuencaliente, y desde ahí avanza hacia el norte. A finales de 2019 se constata un foco en Tenerife, en El Rosario. Tres años después coloniza toda la vertiente sur desde este municipio hasta Arico.

Compartir el artículo

stats