Suscríbete

eldia.es

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dependencia | Derechos Sociales

Unidos en la lucha por el derecho a la asistencia personal y la vida independiente

Un proyecto piloto une a Francisco Delgado, Acufade, la ULL y el Gobierno de Canarias

Fran Delgado junto a Mari, su asistenta personal (izquierda), y Mari, la conductora de Cruz Roja (derecha). E. D.

En junio de 2021, Francisco Javier Delgado, que desde que era un bebé sufre una atrofia muscular que sólo le permite mover el cuello y algunos dedos de sus manos, emprendió desde su cama en La Orotava una lucha para que se reconozca el derecho de las personas dependientes a contar con una asistencia personal «que evite que los grandes dependientes se vean obligados a abandonar su casa, su entorno y a su familia y amigos para acabar sus días encerrados en una residencia». Escribió decenas de correos solicitando información y ayuda, y en diciembre reunió más de 1.100 firmas de apoyo. Junto al profesor Trabajo Social de la ULL Manuel Hernández contactó con Pilar Bethencourt, la coordinadora de un proyecto piloto que Acufade, entidad con sede en La Matanza, estaba poniendo en marcha desde junio de 2021 para la

De forma paralela, pero aún sin trabajar juntos, Fran Delgado y Pilar Bethencourt buscaban contactos y experiencias en otros lugares de España para tratar de aplicar en Canarias modelos de asistencia personal que ya son un éxito. En comunidades como Madrid, Cataluña, País Vasco, Valencia o Galicia existen Oficinas de Vida Independiente y las personas con dependencia pueden solicitar asistencia personal en casa para mantener un modo de vida en el que se respete su libertad y autodeterminación. Un trabajo en el que Acufade apuesta por dar un paso más allá e implantar la asistencia personal también para personas con deterioro cognitivo.

Acufade creó de cero un Servicio de Asistencia Personal y Vida Elegida que no ha dejado de crecer y que en la actualidad cuenta con un equipo de cuatro asistentes personales que atienden a 33 personas con diversidad funcional, entre los que se incluye Francisco Delgado. Trabajan en varios municipios de la isla, como La Orotava, La Guancha o Granadilla, con flexibilidad horaria y «adaptados a los deseos y necesidades de cada beneficiario».

Bethencourt reconoce que lo que han vivido con este servicio «ha sido impactante» por los grandes cambios y beneficios que han observado entre los participantes. Porque la asistencia personal no es una ayuda a domicilio para necesidades básicas. Va mucho más allá y se centra en los intereses de cada persona, en lo que les puede ayudar a ser más felices e independientes: «Jugar al dominó, visitar un museo, coger la guagua, salir a tomarse un cortado o unos churros en una terraza, ir a visitar a un amigo o familiar, salir a comprar ropa, ordenar la casa, hacer gestiones, aprender a utilizar un móvil o un electrodoméstico, o ir al cine, a la playa o a la piscina».

Los efectos de esta herramienta facilitadora de la libertad de elección han sido tan positivos entre los participantes que desde Acufade sólo se piensa en darle continuidad y en ayudar a que crezca y se expanda al mayor número posible de colectivos. «Nos gustaría generar una onda expansiva, que siga más allá de junio, que es cuando finaliza este proyecto piloto, y lograr lo antes posible la acreditación en el catálogo de servicios de la Ley de Dependencia. Que crezca y que otras entidades, como Afes, en salud mental, o Funcasor, con personas sordas, puedan desarrollar sus servicios de asistencia personal especializada», afirma Bethencourt.

La directora de Acufade, Elena Felipe, destaca que «no nos conformamos con que las personas en situación de dependencia vivan, lo que queremos es que puedan sentirse vivas, y para ello nada mejor que tomar el timón y marcar su propio rumbo hacia una vida autónoma y elegida».

El próximo jueves 5 de mayo se celebra el Día Europeo de la Vida Independiente. A las 10:00 horas, en el Salón de Grado de la Facultad de Económicas de la Universidad de La Laguna (ULL), en el Campus de Guajara, se organiza un acto para presentar parte del trabajo realizado por Acufade y su convenio con la ULL, que se encargará de emitir el informe técnico que demostrará la utilidad de este servicio y sus beneficios cualitativos y cuantitativos, así como su rentabilidad social y económica. Sus promotores esperan contar con la presencia de la directora general de Dependencia y Discapacidad del Gobierno de Canarias, Marta Arocha. Y en poder seguir trabajando para lograr que el derecho a la asistencia personal en Canarias sea pronto una realidad.

implantación de la asistencia personal, gracias a la financiación de la Dirección General de Dependencia del Gobierno canario. Así surgió un grupo de trabajo unido en la lucha por el derecho a la asistencia personal y dispuesto a cambiar para siempre la vida de los grandes dependientes en las islas.

El deseo de que no acabe en junio

Este servicio pionero de implantación de la asistencia personal en Canarias finalizará en junio, pero su coordinadora en Acufade, Pilar Bethencourt, trabaja «con pico y pala» con la esperanza y el deseo de que esta experiencia pueda continuar con el apoyo de la Dirección general de Dependencia del Gobierno canario, mientras culminan los trámites necesarios para lograr su acreditación como un servicio amparado por la Ley de Dependencia y garantizar así su futuro.

Compartir el artículo

stats