Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El noroeste de Tenerife reclama acceso a los excedentes de agua

El alcalde de La Guancha plantea un 'anillo insular de aguas’ que permita compartir recursos

El alcalde y el edil de Aguas de La Guancha junto al personal de la galería de Vergara Delia Padrón

Los siete alcaldes y alcaldesas de los municipios del noroeste de Tenerife llevan meses reuniéndose para consensuar posturas comunes respecto a un problema compartido: la escasez de recursos para garantizar un abastecimiento con agua potable de calidad. En mayo pidieron a la población de San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de los Vinos, Garachico, Los Silos, El Tanque y Buenavista del Norte un «uso racional del agua de la red pública para evitar restricciones, cortes y desabastecimiento en los meses más cálidos del año». Ahora dirigen las miradas al Cabildo de Tenerife, el Consejo Insular de Aguas de Tenerife (CIATF) y los proveedores privados de este recurso básico para reclamar «acceso a los excedentes de agua potable de calidad que se dan en otras comarcas».

El alcalde de La Guancha, Antonio Hernández (PP), puso recientemente nombre a esta demanda: el anillo insular de aguas. Una conexión que permita que el agua sobrante en cualquier comarca de la isla de Tenerife se pueda desviar a los lugares donde sea más necesaria en cada momento. El mandatario guanchero considera que «no tiene sentido que en el Valle de La Orotava se riegue con un agua de más calidad que la que nos bebemos aquí».

«El Noroeste es la comarca de Tenerife con más problemas con el agua y, en nuestro caso, tenemos que mantener restricciones en el consumo por el exceso de flúor mientras sabemos que en la balsa de Benijos, en La Orotava, que se llena con agua que viene de algunas galerías, están regando con un agua mejor que la que nosotros recibimos de las galerías de Vergara y estamos obligados a tratar», advierte Hernández.

El mandatario guanchero recalca que «nuestro único problema no son las fugas en la red, que también se producen en otros lugares de la isla. Nuestro problema es de calidad de agua. Localidades como La Guancha o Buenavista del Norte se abastecen en exclusiva de Vergara I y II, de un agua que cuando sale de esas galería no es ni apta para riego. La pagamos como si fuera potable y, encima, hay que añadir el tratamiento de desalinización, que tampoco es barato. En ese proceso perdemos mucha agua y sabemos que en el Valle de La Orotava hay excedentes de calidad que no podemos adquirir porque no hay ninguna conducción que lo permita».

Los alcaldes de Icod, La Guancha y Buenavista junto a los concejales de Aguas del Noroeste, el pasado mes de mayo. María Pisaca

Antonio Hernández pide que se habiliten las infraestructuras necesarias para abrir el mercado insular del agua y acabar con situaciones que impiden que «La Guancha pueda comprar agua en el Valle de La Orotava». A su juicio, la solución pasaría por lo que llama el anillo insular de aguas, que no es más que un sistema de tuberías a cotas altas, que en una primera fase podría centrarse en conectar el noroeste con el Valle de La Orotava.

Los municipios del noroeste de Tenerife son los que sufren mayores problemas de abastecimiento

decoration

«Los municipios del Noroeste ya nos prestamos y vendemos agua según las necesidades de cada momento, pero todos tenemos escasez y lo interesante sería poder llegar a acuerdos con localidades como Los Realejos o La Orotava», concluye Hernández. El alcalde guanchero advierte de que el problema en esta zona de la isla se está agravando por el aumento del consumo, que se cifra en torno al 10%, y por malas prácticas que se están dando como «regar aguacateros con agua potable».

Todos los alcaldes y alcaldesas de la comarca han mostrado en su último encuentro el respaldo a la propuesta de conectar el Noroeste con otras zonas donde sí sobra el agua de calidad. El objetivo final es compartido: garantizar el acceso a los excedentes de agua.

El alcalde de San Juan de la Rambla, Ezequiel Domínguez (PSOE), subraya que la propuesta final tiene que partir de los técnicos: «Hay que poner en marcha un estudio de alternativas que nos plantee propuestas concretas. Lo lógico es que podamos acceder al agua potable que sobra en otros lugares. Si desde Vergara se puede mandar agua al Sur, ¿por qué no podemos recibir nosotros de otras zonas?».

El edil de Aguas y el alcalde de La Guancha junto al acceso a la galería de Vergara Delia Padrón

El mandatario de Buenavista del Norte, Antonio González (SSP), también espera una propuesta técnica que «saque a la comarca del aislamiento actual» respecto al agua: «No tiene sentido que no podamos acceder a los excedentes de agua del Valle de La Orotava. Eso nos condiciona. No podemos continuar con el mismo sistema de reparto de agua que hace 30 años». En su opinión, el agua desalada de mar incorporaría un nuevo factor muy importante, «ya que se podría incorporar agua 100% pública al mercado». Para Buenavista, ambas propuestas son «compatibles».

José Heriberto González (CC), alcalde de Garachico, insiste en que las medianías del Noroeste están condenadas a recibir agua con un alto nivel de flúor que se tiene que desalinizar mediante un proceso «complejo y caro, que nos hace perder más del 20% del agua que compramos. Pagamos el 100% del agua y recibimos menos del 80%. Además, no hay excedentes en esta parte de la isla y aunque necesites más agua en un determinado momento, no la puedes comprar. Necesitamos una conexión que nos permita abastecernos desde cotas altas».

Garachico y Buenavista del Norte se ofrecen para albergar desaladoras de agua marina

decoration

Antonio Hernández ve la desalación de agua de mar como un alivio para las zonas bajas, pero considera inviable económicamente pagar bombeos a cotas altas. José Heriberto González y Antonio González, que tienen a la mayor parte de su población en cotas bajas, apuestan en firme por la desalación e, incluso, han llegado a ofrecen sus municipios como posible ubicación de la desaladora que ha planteado el Cabildo en Sibora (Los Silos). Si finalmente el Gobierno silense cede a la presión de la plataforma ciudadana que tampoco quiere que esta infraestructura utilice el emisario submarino comarcal, Garachico o Buenavista del Norte serían las alternativas.

Compartir el artículo

stats