El Cabildo de Tenerife, a través del área de Carreteras, inicia los trabajos para el desmonte de parte de una ladera en el punto kilométrico 46,5 de la carretera insular TF-28, en el término municipal de Arico, para mejorar la visibilidad en una curva muy cerrada. El vicepresidente primero y consejero de Carreteras, Enrique Arriaga (Cs), señala que «con esta actuación incrementará de manera considerable la seguridad vial de la carretera insular. Una zona con un importante tránsito de vehículos pesados».

Tomás Félix García, director insular de Carreteras, añade que estas obras durarán cuatro meses. Arriaga recuerda que desde el Cabildo de Tenerife se está trabajando en reducir la siniestralidad de las vías insulares y para ello, se han contemplado distintas actuaciones como la reducción de puntos ciegos, como en esta ocasión, o mediante la mejora de los sistemas de contención.