Adeje implanta el distintivo o Sello de Garantía de Salud contra las pandemias. Es un reconocimiento público de los establecimientos, centros, empresas, profesionales y entidades públicas o privadas, que apliquen buenas prácticas para la mejora de las condiciones de salubridad de los mismos y de los espacios abiertos al público en el municipio en relación con la prevención frente a la transmisión de virus, como la covid-19. Este proyecto fue ideado e impulsado desde el Ayuntamiento junto a la Universidad de La Laguna y la Fundación Canaria para el Control de Enfermedades Tropicales. Su objetivo principal es prevenir futuras pandemias.

El Pleno aprobó, por unanimidad, el reglamento del Sello de Garantía de Salud, «un paso adelante del Ayuntamiento en su obligación y compromiso social y la toma medidas para paliar el impacto de la pandemia en la población, así como para prevenir y dar respuesta a situaciones similares que se puedan repetir». Se trata de «estar prevenidos de cara al futuro para que el impacto económico y social sea menor», asegura el alcalde, José Miguel Rodríguez Fraga.

La creación del distintivo municipal Accredited Healthy Destination (AHD) pretende, además, ayudar a que la ciudadanía y los visitantes tengan información fiable sobre las medidas higiénico-sanitarias y de prevención que se han tomado por autoridades, empresariado y particulares para que los espacios y servicios abiertos al público del municipio sean seguros. Se pretende reforzar la capacidad de transmitir las medidas de prevención adoptadas por los distintos operadores que desarrollan su actividad en el municipio, con el aval de instituciones de prestigio académico y científico como son la ULL y el Instituto de Enfermedades Tropicales que son los garantes del proceso.

El covid-19 ha puesto de relieve la fragilidad del sistema de salud pública, de la economía y de la sociedad para hacer frente a los riesgos que comporta la globalización, desde el punto de vista de la transmisión de enfermedades infectocontagiosas, señala el gobierno municipal, que califica de «devastadores» los costes en términos humanos, sociales y económicos derivados de la pandemia.