El Partido Popular pide que «Tenerife haga una apuesta por el gas natural» y apoye «la construcción de la regasificadora que estaba proyectada en Granadilla». Los populares llevan la iniciativa al pleno del Cabildo de esta semana «ante la negativa del Gobierno de Canarias a mantener los compromisos adquiridos en el PECAN (Plan Energético de Canarias)». El consejero popular Manuel Fernández anuncia que su grupo defenderá esta propuesta «con el objetivo de que el Cabildo reclame ante el Ejecutivo regional que se mantengan los compromisos adquiridos del PECAN, y particularmente, lo que concierne a la energía con gas natural».

Fernández recuerda que el último Plan Energético de Canarias fue aprobado en 2007 «con la apuesta del gas natural como energía de producción en las centrales eléctricas de Tenerife, en sustitución del gasoil”. Incide en que “este fue un paso posterior al de finales de los ochenta, cuando se proyectó y construyó la central de ciclo combinado de Granadilla para producir energía, tanto con gasoil como con gas natural”. Esta hoja de ruta, añade Fernández, «despertó un gran consenso». «La base era la defensa de un modelo económico y social más sostenible para Tenerife». Insiste en que «de hecho, ha sido históricamente el defendido por el Cabildo; por eso pedimos que desde el Gobierno se respete, como se ha hecho hasta ahora, la postura de esta Corporación en 30 años».

Fernández denuncia que «en las últimas semanas hemos asistido sorprendidos a unas declaraciones del consejero de Lucha Contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, José Antonio Valbuena, quien manifiesta que el gas natural no tiene cabida en el modelo energético de Tenerife». Esto, asegura el consejero popular, «ha tenido un efecto inmediato en el cierre del expediente de dicha instalación por parte de la Autoridad Portuaria, al coincidir en el tiempo con la caducidad del estudio de impacto ambiental de la infraestructura». La Autoridad Portuaria rechazó el proyecto de regasificadora en tierra en el Puerto de Granadilla pero tiene previsto instalar una regasificadora flotante, así como otra en el Puerto de Santa Cruz similar a la aprobada para el de La Luz de Las Palmas de Gran Canaria, por lo que sí hay previstas regasificadoras en Tenerife.

La moción del grupo popular está encaminada a que «el Cabildo, como gobierno de la Isla, manifieste su apoyo sin fisuras a la implantación del gas natural en las centrales de producción eléctrica de Tenerife, como energía de transición hasta conseguir tener, en el futuro, una Isla con energías cien por cien renovables». La implantación de una regasificadora, explica Fernández, «redundaría en un beneficio económico para los tinerfeños, un ahorro en producción en torno a 100 millones al año, y también se dejarían de emitir más de un millón de toneladas anuales de CO2».

Por otro lado, valora Fernández es de «suma importancia» implantar una regasificadora en Granadilla e incluirla en la Red Básica Transeuropea de Transportes. Y concluye: «La directiva 2014/94 del Parlamento Europeo obliga a suministrar gas natural como combustible, como muy tarde el 31 de diciembre de 2025 a los buques que transiten por los puertos de su ámbito de influencia. Al no contar Tenerife con esta infraestructura nuestros puertos pierden un posicionamiento clave para su desarrollo».