El Cabildo definirá el mapa de los parques de bomberos profesionales de la Isla antes de final de año. El diseño global es el de ocho centros distribuidos por toda la geografía tinerfeña. A los cinco existentes –Santa Cruz, La Laguna, La Orotava, Icod de los Vinos y San Miguel de Abona– se unirá en tres o cuatro meses el de Güímar, cuya obra esta cerca de concluir. Completarán el dibujo a medio plazo los de Arona y Guía de Isora. Así lo anuncia el presidente de la Corporación Insular, Pedro Martín, durante la presentación del balance del Consorcio en un año muy complicado, 2020, marcado por la pandemia del coronavirus y en el que el ente cumplía dos décadas desde su creación en el 2000.

Junto a Martín estuvieron presentes el Oficial Jefe del Consorcio, Florencio López, y la consejera de Medio Natural y Seguridad, Isabel García. Durante la presentación de la Memoria Anual se dio cuenta, además de los datos y las cifras, del “avance” en los trabajos de rehabilitación y mejora del edificio del Parque de Bomberos de Santa Cruz de Tenerife que, a menos que surjan contratiempos, habrán concluido en verano. García valora en este sentido las “importantes deficiencias estructurales que presentaba”.

Nave en alquiler.

García adelanta que en tres o cuatro meses está previsto terminar el nuevo parque de Güímar, que contará con cuatro efectivos. Además, el Cabildo trabaja en la creación de dos nuevos parques en los municipios de Arona y Guía de Isora. La consejera adelanta que las negociaciones con Arona van “muy avanzadas” y se trabaja ahora en la segregación del suelo para poder ordenarlo y empezar a proyectar el diseño. Con Guía de Isora, el proceso va más “lento”, afirma, ya que la parcela en la que se instalará el parque es propiedad del Gobierno de Canarias. La consejera anuncia que si el acuerdo se dilata la intención es instalar temporalmente el parque en una nave alquilada hasta que concluya la construcción definitiva.

Nuevo director de seguridad.

Pedro Martín ha destacado los avances en seguridad que se realizaron en la Isla en 2020 a pesar de la crisis sanitaria. Ha sido el sentido de incrementar la dotación de los parques con tres vehículos o las dos nuevas autoescalas adquiridas a final de año. Subraya que “es necesario tener maquinaria de última generación” para evolucionar y afrontar nuevos retos en el ámbito de la seguridad”. El presidente del Cabildo ha aprovechado la oportunidad para presentar al nuevo director insular de Seguridad, Rubén David Fernández González, Técnico Superior de Protección Civil del Ayuntamiento de Candelaria, que ocupa desde ahora la plaza que había quedado vacante tras la renuncia del anterior, Cayetano Silva. Fue una jornada de nombramientos en el Cabildo de Tenerife pues también se ha dado a conocer el del nuevo director insular de Planificación y Patrimonio Histórico, cargo que va a a ocupar Emilio Manuel Fariña Padilla. Hasta ahora era personal de confianza del consejero del área, así como de Turismo, José Gregorio Martín Plata, y anteriormente fue concejal en el municipio del Puerto de la Cruz.

Profesionalidad.

La consejera Isabel García valora que “el Consorcio, en general, y los bomberos de Tenerife en particular no han dejado de trabajar ni un solo segundo pese a las vicisitudes de una pandemia de consecuencias totalmente inesperadas”. García añade que “el sentido común, unido al rigor y a la profesionalidad de quienes encarnan este cuerpo de emergencias, es el denominador común para establecer medidas estrictas y continuadas que garanticen el mejor servicio”. En este sentido, la Unidad de Prevención del Consorcio ha implantado un Protocolo de Actuación Covid-19 para todo el personal operativo y administrativo. Asimismo, se han impartido una serie de charlas telemáticas de formación sobre la pandemia. Formación y compromiso del personal que han sido los factores claves para que hasta la fecha no se haya registrado ningún contagio en el Consorcio de Bomberos de Tenerife.

18-03: único día sin salidas en 20 años

Nunca antes en sus 20 años de historia, cumplidos precisamente en plena pandemia, el Consorcio de Bomberos de Tenerife había tenido un día de servicio 0; es decir, sin ninguna incidencia. Ocurrió el 18 de marzo de 2020 en pleno confinamiento. Una muestra de la magnitud de la crisis sanitaria de la Covid-19. esta pandemia ha afectado también al Consorcio. En líneas generales ha habido un ligero descenso de la actividad que muestran los datos globales. Así, se han realizado 3.698 intervenciones, un 6,26%) respecto al año anterior, cuando fueron 3.945 servicios. Entre los episodios más destacados de este extraño 2020 en los que intervinieron los profesionales tinerfeños se encuentran las alertas por fuertes vientos y el episodio severo de calima registrado el 22 de febrero, así como los incendios simultáneos en zonas de interfase –límite entre urbanas y forestales– en diversos puntos de Los Realejos, Puerto de la Cruz, La Orotava y Santa Úrsula el 23 y el 24 de febrero. Del mismo modo, destaca la asistencia prestada por el Consorcio en el incendio del Complejo Ambiental de El Hierro el 4 de agosto, y las labores de apoyo en el incendio forestal de Garafía, en La Palma, el 21 de agosto.