06 de octubre de 2020
06.10.2020

Patrimonio Cultural investiga, en Arico, los hornos de brea de Camas Verdes

El objeto es aclarar su funcionabilidad y estudiar las cabañas asociadas con esta construcción

05.10.2020 | 21:54
Patrimonio Cultural investiga, en Arico, los hornos de brea de Camas Verdes

En Canarias, justo después de la Conquista, en el proceso de desmantelamiento de la cultura aborigen, en el paso de una cultura aislada y local a una de dimensiones más amplias, se genera toda una sociedad de frontera que a distintos ritmos e intensidades se agolpan y se mezclan. Una de las actividades más prósperas en las islas, especialmente en las que tenían masa boscosa como Tenerife, era la de la brea, también conocida como la pez o pegue. Este se convierte en el punto de partida de una línea de trabajo impulsado por la Dirección General de Patrimonio Cultural en relación a una ciencia arqueológica sin antecedentes en el Archipiélago.

La intención del presente proyecto, dirigido por el arqueólogo Sergio Pou, es desarrollar una excavación en varias zonas de la pequería de Camas Verdes (Arico), que investigue la lógica operativa de los hornos de brea o pez, examinando las características habitacionales de las cabañas que se encuentran asociadas. Como proyecto de arqueología histórica e industrial, este estudio se apoya en la documentación existente sobre la formación y el funcionamiento de esta u otras pequerías por lo que se acudirá a documentos de fondos históricos. En todo caso, la pretensión principal es desarrollar estrategias y metodologías arqueológicas para entender, en la medida de lo posible, la operativa funcional, la distribución espacial, la vertebración de los espacios y la maquinaria productiva, desde los elementos arqueológicos que se conserven y detecten en este yacimiento, sean vestigios de resina petrificada, elementos de construcción, fragmentos cerámicos, carbones y maderas, sedimentos o cualquier otro indicador susceptible de análisis desde la arqueología y las múltiples ciencias que le asisten.

Con la consecución de este proyecto se dará un mayor conocimiento a las "fábricas" de resina, pez o brea en Canarias desde el punto de vista de la ciencia arqueológica, inaugurando esta vía de investigación, ya que no existen antecedentes de esta clase en el archipiélago. A este respecto, la directora general de Patrimonio Cultural, Nona Perera, subraya que "es la primera vez en Canarias que se excava un horno de brea. Se trata de un estudio multidisciplinar donde se combina la documentación escrita, arqueológica y etnográfica. Son importantes porque están en espacios donde se desarrolla la vida aborigen en régimen de esclavitud con la población conquistadora que capta todos los recursos que hay en las islas. Es muy importante estudiar estas unidades arquitectónicas antes de ser restauradas para ponerlas en valor porque en su suelo subyace mucha información que por ahora ignoramos."

En zonas de pinar

Este proceso industrial se establecía en las zonas de pinar para extraer mediante la aplicación de combustión la resina de los pinos. Esta sustancia, además de otros usos, era sumamente útil para el calafateo y la impermeabilización de los navíos. Canarias, escala en la ruta a Indias o al Índico tras bordear África, se tornaba estratégica, y casi extinguida las zonas forestales resineras del Mediterráneo, todavía era de mayor importancia para el tránsito y la reparación de las naves que surcaban el Atlántico. Calafates, astilleros y carpinteros demandaban la brea para sus trabajos y Tenerife se tornaba en estos primeros siglos de la Edad Moderna como un núcleo fundamental.

Arico, un municipio de gran dimensión en el corazón del sur de Tenerife, alberga una de las masas forestales más frondosa de la isla, y hay constancia de un gran número de peguerías, espacios donde se trabajaba la brea o la pez y a la vez donde el grupo de pegueros convivían durante la larga temporada de su trabajo. Por tanto, indirectamente habían otros trabajos asociados a este emplazamiento, como era el del avituallamiento de estos trabajadores y también el relacionado con las vías de comunicación para llevar el producto a los puertos y calas, sí como alimentos y agua para su abastecimiento. Arico es de los municipios de Tenerife que más concentra hornos de brea.

Uno de los hornos de brea, asociado a diversos conjuntos de cabañas y una era, se encuentra en la zona de Camas Verdes, lugar en que existe una pista forestal relativamente en buen estado junto a estas estructuras. La importancia de esta peguería es que se halla sin alterar en alto grado, constituyendo un yacimiento arqueológico susceptible de investigar tanto para entender cómo funcionaban a nivel industrial (proceso transformativo, relaciones laborales, etc.) como sobre la antropización del paisaje dada la intensa explotación del recurso maderero, considerando la posibilidad de reconstruir una cobertura vegetal antigua distinta a la actual y, a todas luces, más amplia y densa.

Así, se podrá abundar en el conocimiento de la distribución espacial de los elementos que conforman este espacio humanizado para explicar su significado y funcionalidad y, a ser posible, su reutilización y ulterior abandono, respondiendo a la pregunta de qué actividad o actividades se desarrollaron en las estructuras y en este espacio moteado de evidencias de la industria resinera, y de qué modo se formó este espacio desde el momento en que comenzó dicha empresa hasta su configuración actual.

En esta línea, se tendrá en cuenta los caminos tradicionales, fuentes, colmenas, eras, así como todas aquellas otras dependencias y estructuras adicionales o complementarias que sirvieran a las personas que trabajaron en la peguería, según consta en las evidencias materiales, documentales, toponímicas y cartográficas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España