12 de febrero de 2020
12.02.2020

La variante de la TF-5 comenzará en 2022

El coste del proyecto se estima en unos 130 millones de euros | La previsión es que el 75% del trazado sea soterrado

12.02.2020 | 02:02
La variante de la TF-5 comenzará en 2022
Los socialistas Franquis, Torres, Martín y Gutiérrez, durante la rueda de prensa.

Las obras de la circunvalación de La Laguna comenzarán en la segunda mitad de 2022 y su coste será de unos 130 millones de euros. Esas estimaciones fueron aportadas ayer por el consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Gobierno de Canarias, Sebastián Franquis, sobre una vía de seis kilómetros, de los que el 75% estará soterrado. La actuación incluye dos calzadas de diez metros y tres carriles cada una de ellas.

Franquis expuso esos datos en una rueda de prensa que seguía a la inesperada aprobación la pasada semana, por parte del Consejo de Gobierno autonómico, de la elaboración del proyecto, con un coste de 2,1 millones. Concretamente, este consiste en una vía -a la que también se ha dado en llamar durante los últimos años variante o baipás - que se desvía de la autopista del Norte (TF-5) a su paso por Guamasa y se prolonga hasta la Vía de Ronda. Todo ello bordeando el aeropuerto de Los Rodeos por el lateral de la carretera de La Esperanza.

El presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres; el máximo responsable del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, y el alcalde La Laguna, Luis Yeray Gutiérrez, también estuvieron en una comparecencia en la que los representantes políticos insistieron en que no es lo mismo la circunvalación y la Vía Exterior. Esta última uniría las proximidades del aeropuerto de Los Rodeos con la autopista del Sur (TF-1) y durante años ha sido objeto de polémica por el daño al suelo rústico que distintas voces han mantenido que generaría.

"La Vía Exterior no la contemplamos; cuando se haga la reforma oportuna del Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT), evidentemente tendremos que retirar esa y otras muchas cosas", manifestó Martín al ser preguntado por si está previsto suprimir del planeamiento ese proyecto. Y abundó: "Queda meridianamente claro que esa no es una opción para el Cabildo de Tenerife, el Gobierno de Canarias y el Ayuntamiento de La Laguna".

Pedro Martín, que abrió la rueda de prensa, calificó la obra como "esencial". "Supone para nosotros una solución definitiva al problema de congestión del tráfico en el área metropolitana", planteó, antes de recordar que no es una propuesta nueva, sino que fue acordada en 2007, se incorporó al planeamiento insular y, posteriormente, el Cabildo decidió "guardarla en una gaveta". A continuación, puso de relieve que contaban con el visto bueno de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). "No podíamos perder la oportunidad de que, ya que teníamos un camino recorrido, terminarlo", prosiguió.

"Desde nuestro punto de vista no es solo una solución al tráfico, sino que es la más respetuosa medioambientalmente", aseguró. "El trazado es en su mayor parte soterrado, lo que evita los problemas de ocupación del suelo que entrañarían otras alternativas", añadió en la misma línea. Asimismo, situó como una "ventaja indudable" que no requiere llevar a cabo trabajos en la autopista del Norte, con las interferencias sobre el tráfico que ese tipo de labores ocasionaría.

Además de agradecer la receptividad del Ejecutivo regional, expresó que a esa fórmula contra los atascos se sumarán las medidas previstas en la rotonda del Padre Anchieta y en la zona de Los Rodeos. "No voy a entrar en más debate sobre otras opiniones que se han vertido sobre este asunto", apostilló acerca de las reacciones de los últimos días.

Por su parte, el alcalde lagunero, Luis Yeray Gutiérrez, mostró su "satisfacción" por el acuerdo adoptado por el Gobierno de Canarias para la redacción. "Desde el grupo de gobierno municipal entendemos que era necesario, una obligación", afirmó. Continuó sosteniendo que se trataba de un remedio que había sido defendido por el grupo socialista en el Consistorio lagunero desde 2002, cuando estaba liderado por el hoy concejal de Avante Santiago Pérez. A renglón seguido, destacó que esta vía es el "primer paso" para el soterramiento de la TF-5.

"Hace siete meses tuvimos un encuentro en el Cabildo para concretar las prioridades de Tenerife respecto al convenio de carreteras, y el presidente insular me trasladó que la primera era poner en marcha la obra del Anillo, mientras que la segunda era este proyecto del que hoy anunciamos su puesta en marcha administrativa", comenzó su intervención el consejero de Obras Públicas, Sebastián Franquis, antes de apuntar que es una actuación "muy demandada" por ambas administraciones.

Dieciocho meses de redacción

Franquis, que comentó que el plazo de ejecución de la redacción del proyecto es de 18 meses, precisó que 1,5 kilómetros -de los seis totales- se desarrollarán a través de túneles, mientras que habrá tres "semitúneles". Por otra parte, existirán dos enlaces fundamentales: en Guamasa y en la Vía de Ronda, si bien no se descartan otros. Dio a conocer que la vía tendrá una velocidad de en torno a los 80 kilómetros por hora. Otro de los datos es que permitirá que se desvíen de la autopista del Norte unos 70.000 vehículos.

"Estamos en disposición de anunciar que, si no surge ninguna dificultad, estamos en condiciones de que esta obra empiece en torno a 2022, con lo que estaremos comenzando en esta legislatura", manifestó. También resaltó la labor que se ha llevado a cabo en los últimos siete meses, y agradeció el trabajo desarrollado por el personal de la Consejería de Obras Públicas y, especialmente, se refirió al director general de Infraestructura Viaria, José Luis Delgado, otrora consejero de Carreteras y Paisaje del Cabildo de Tenerife. "Es una buena noticia para la sociedad tinerfeña", opinó sobre la actuación.

Asimismo, Franquis dijo que las afecciones en el suelo se verán con detalle en la redacción del proyecto, pero remarcó que serán lo "menos posible". Preguntado por expropiaciones de viviendas, señaló que lo desconocía, pero que, "si las hay, deben ser muy pocas".

El presidente autonómico, Ángel Víctor Torres, se mostró convencido de que "las cosas se están haciendo de otra manera, y a mejor, en Obras Públicas y Carreteras en Tenerife", y mencionó la playa de Valleseco, la reposición de Las Chumberas, el Anillo Insular y esta nueva iniciativa prevista para la autopista del Norte a su paso por el municipio de La Laguna. "Es una obra que persigue el que la gente tenga que sufrir menos en las carreteras para llegar a su destino", indicó. "Estoy muy contento de que, después de doce años, se haya conseguido que saliera adelante este proyecto que había estado durmiendo el sueño de los justos", apostilló el mandatario regional durante la presentación.

La vía exterior y la nueva circunvalación

Dos proyectos comunes e independientes. La circunvalación de la autopista del Norte (TF-5) discurre, entre Guamasa y la Vía de Ronda, por las proximidades del aeropuerto de Los Rodeos. Es la suma de las líneas naranja y rosa de la imagen superior. En cambio, la Vía Exterior -en azul y que compartiría parte de su trazado con la referida circunvalación, también denominada variante o baipás- es otro proyecto que, concluido el segmento común, se desviaría en dirección a la autopista del Sur (TF-1). El presidente del Cabildo, Pedro Martín, insistió ayer sobre ese último en que no se contempla ejecutarlo y, preguntado al respecto, incluso abrió la puerta a que la actuación sea suprimida del Plan Insular de Ordenación de Tenerife (PIOT).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook